10 consejos sencillos para ser feliz

La felicidad es una de las emociones a las que más aspiran los seres humanos, es un estado emocional en el que las personas sienten un mayor bienestar y satisfacción con su vida, pero… ¿Cómo podemos lograr esa felicidad? Aquí tienes 10 consejos sencillos para ser feliz… No te olvides de ponerlos en práctica.

10 CONSEJOS SENCILLOS PARA SER FELIZ
  1. No tienes que ir en busca de la felicidad si no en busca de las pequeñas cosas que te hacen feliz. Muchas veces el problema radica en que se pone el foco en un sitio equivocado que no te acerca al objetivo real. Alcanzar la plena felicidad no es viable a no ser que cambies el foco y pienses en menor escala, piensa en cuáles son las pequeñas cosas que te producen bienestar, alegría, satisfacción, te ponen los pelos de punta, te hacen sonreír y estar en paz… y así estarás siendo feliz.
  2. Sé congruente con lo que haces, piensas y sientes. Parte de la infelicidad de las personas proviene de esa incongruencia. Tienes que intentar actuar en sintonía con lo que sientes y piensas. En terapia una de las cosas que más se trabajan es en encontrar ese equilibrio, que muchas veces se encuentra contaminado por la presión social, las expectativas, las exigencias, etc. Por eso, si quieres ir en pro de la felicidad, por favor, sé congruente.
  3. Piensa que la felicidad es un proceso. La felicidad no es algo que sea permanente, si no que va variando y cambiando con el devenir de la vida. Es por ello que tienes que ser más flexible contigo misma y darte cuenta que la meta de ser feliz es el propio proceso de serlo. Si te obsesionas con llegar a una meta y la vida te pone barreras, es más probable que te frustres, mientras que si piensas que la meta es el propio proceso y en como en todo camino hay piedras, es más fácil que los superes y avances. Si te resulta interesante puedes echar un vistazo al artículo ¿qué es la auténtica felicidad?
  4. Disfruta de lo sencillo. ¿Cuántas veces has visto por redes sociales a personas con una vida aparentemente lujosa y has pensado que te gustaría vivir como ellos y ser igual de feliz? Pues lo siento por ellos y por ti pero eso es irreal. Nadie necesita esos lujos para poder ser feliz y ni siquiera esas personas son felices siempre. Viven con mayores privilegios y comodidad, pero no es lo mismo eso que la felicidad. Por ello, disfruta de lo sencillo, de un paseo en la playa o por tu pueblo, de la brisa, de la risa de tu familiar, de un refresco con amigos, en definitiva,  del momento presente y de las pequeñas cosas.
  5. Ten una organización y propósitos en la vida. Vale.. si tú justamente eres una persona un tanto desorganizada y eres feliz ¡enhorabuena!, pero déjame decirte que dentro de la desorganización de cada persona, por increíble que parezca ¡hay organización!.  La organización, los hábitos y las rutinas a corto, medio y largo plazo son eficaces ya que dan seguridad y son como una ruta que te guía hacia tus propósitos. Por eso, además de ser organizada, encuentra tu propósito.
  6. Ajústate a tu realidad. Está bien ser una persona soñadora, y puede que esos sueños un día se hagan realidad, si trabajas por ellos… pero… ese ‘’puede’’ es indicativo de una probabilidad. Por ello, mientras eres soñadora, mantén también tu parte realista y ajústate a la realidad en la que vives y te mueves.

‘’Tal vez tengas que bajarte de alguna que otra nube y pisar tierra firme, y aunque al principio eso moleste y sea desagradable (te lo digo con experiencia propia), después es transformador.’’

  1. Entrena tu flexibilidad que no es lo mismo que tu elasticidad. Ser una persona flexible hará que te adaptes mejor a la vida y a sus continuos cambios, además a la par te estarás convirtiendo en una persona más resiliente. La flexibilidad es capaz de proporcionarte una visión más positiva y enriquecedora de las vivencias y por lo tanto, te acercará a ser feliz.
  2. Ser feliz es gratis. En la sociedad en la que vivimos el consumismo está a la orden del día y muchas veces caemos en la trampa de pensar que el dinero puede dar la felicidad… Pues no, la felicidad te la das tú misma, es un estado interno, lo que pasa es que muchas personas lo asocian a factores externos… y ahí está el problema. Las personas adineradas también tienen que trabajar en ser felices.
  3. Aprende a relacionarte contigo misma de una manera sana. Las personas que saben relacionarse de una manera sana consigo mismas, viven con mayor armonía y más agradecidas. En ocasiones hay que desaprender lo aprendido y desechar esos patrones mentales que  funcionan bajo el piloto automático, aprender a relacionarnos con nosotras mismas desde una mirada más amorosa y asertiva es una llave a la felicidad.
  4. Dirige tu mente, no dejes que ella te dirija a ti. La mente es muy poderosa y es capaz de estropearte un día o arreglártelo con tan sólo crear un pensamiento de un tipo o de otro.. pero.. ¿y si te digo que tú eres quien creas esos pensamientos? Cada persona tiene el poder de elegir qué pensamientos quiere tener y de qué manera los quiere integrar en su día, el caso es que los pensamientos negativos siempre están y los positivos hay que crearlos. Haz que esos pensamientos positivos aparezcan, cuestiona los negativos y pesimistas y búscales un nuevo significado. Si consideras que se te hace cuesta arriba, no te preocupes porque en Somos Estupendas tienes un equipo de psicólogas dispuestas a ayudarte, si lo necesitas no dudes en preguntar por nuestras terapias online.

‘’Comienza por dar un paso en tu camino a la felicidad y disfruta del viaje’’

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba