Cómo mejorar el diálogo interno y la autocrítica | Ep. 54

¡Hola bonitas y bienvenidas un domingo más al Podcast de Somos Estupendas! Hoy nos acompaña Úrsula, psicóloga del equipo, especializada en sexualidad, TCA, gestión emocional y otras muchas cosas. Hablaremos de algo que sale a menudo en la comunidad de Instagram y todavía no habíamos traído al podcast: cómo mejorar el diálogo interno y la autocrítica. Esa vocecilla que tenemos dentro todo el rato y que si no comprendemos puede hacernos mucho daño.

¿Qué es el diálogo interno y la autocrítica?

El diálogo interno nos acompaña a todas horas. Es la forma en la que nos hablamos a nosotras mismas, son nuestros pensamientos y la forma en la que interpretamos el mundo. Ese diálogo puede ser nuestro aliado o nuestro enemigo.

Todo aquello que has recibido del exterior (cómo te hablaban tus padres, qué has visto en casa) hace que tu diálogo interno nazca de una forma u otra: la autocrítica que anula o la que te ayuda a crecer y a superarte.

El diálogo interno destructivo

Si extrapolamos este diálogo interno destructivo y lo observáramos en una pareja, donde una de las partes le dice a la otra cosas como no sabes hacer nada bien, qué vergüenza das… ¿os viene también a la cabeza la palabra maltrato? Pues esa es la violencia que nos ejercemos a nosotras mismas con un diálogo interno nocivo.

Tenemos muy trabajada la empatía hacia el resto: comprender, acompañar… pero ¿qué ocurre conmigo? Si no se lo diría a nadie ¿por qué a mí sí que me lo digo?

Origen del diálogo interno

Muchas veces la autocrítica y la forma en la que nos tratamos surge y se construye durante la infancia, aunque no es la única influencia que recibimos. La cultura de la crítica también tiene gran peso. Si toda tu vida te han puesto una etiqueta (vaga, tonta, etc.) es fácil creerla hasta que un día te lo planteas.

Si no se lo diría a nadie ¿por qué a mí sí que me lo digo?

Las experiencias en la adolescencia también son clave. Es una época en la que empezamos a darle más importancia a lo que se piensa de nosotras y somos más vulnerables a situaciones de conflicto.

Consecuencias de la autocrítica

El discurso interno tiene una gran relación con la gestión emocional. Cuando somos pequeños necesitamos una figura externa para regularnos. Si nuestro discurso interno es adaptativo, tendrás una gestión adecuada de las emociones y una perspectiva de aprendizaje. Pero si mantengo un discurso interno desadaptativo habrá un desgaste emocional.

¿Cómo te sentirás si te dices de forma constante que no vales para nada? Afectará a tu estado de ánimo, generando problemas de autoestima, ansiedad, depresión… Sentirás que no puedes y te paralizarás.

El diálogo interno y la autocrítica hacen que no nos sintamos capaces. Al no sentirnos capaces no generaremos conductas que nos ayuden a ver que sí que somos capaces.

Cómo mejorar diálogo interno

Siempre tenemos pensamientos que cruzan nuestra mente. El diálogo interno destructivo y la autocrítica no es algo que podamos apagar de forma automática y permanente.

Quizá habrá momentos en tu vida donde las cosas se compliquen y sea difícil de gestionar, pero con los consejos que te dejamos a continuación son los tres pilares para mejorar tu diálogo interno:

Obsérvate

Qué te estas diciendo. En qué contexto. Sé consciente. Que emociones aparecen y se generan tras una experiencia complicada y cómo te sientes tras hablarte de la forma en la que te hablas.

Dentro de ti hay muchas voces: potencia las que te hacen florecer.

Planea cómo modificar el discurso

Piensa hasta qué punto tus pensamientos actuales son realistas. ¿Le dirías esto a la persona que quieres? ¿Qué podrías decirte en esa situación? No se trata de que te digas que eres maravillosa o la mejor. Aprovecha el discurso interno en tu favor. Convierte la crítica negativa en un discurso que te haga florecer.

Dialoga con esa voz interior

Aprovecha el discurso interno para potenciar otras voces que hay dentro de ti. Si no interactúas con esas otras voces, la voz destructiva será la única con fuerza dentro de tu mente y hará que sea más fácil creerla.

Es un proceso que lleva tiempo, porque hemos pasado toda una vida con un discurso nocivo interiorizado, pero descubrir otras voces dentro de ti será liberador.

La autocritica que nos pone en movimiento

Si empiezas a cultivar un diálogo interno positivo realizarás los cambios que desees en tu vida sin despreciarte como persona. Mírate con ojos comprensivos.

Recuerda que tener un diálogo interno y autocrítica que no nos limite es posible. La responsabilidad de cambio, conocer qué aspectos quieres cambiar, mejorar o dejar ir. Gracias a una autocrítica positiva aprenderás qué puedes aportar y qué cosas no dependen de ti, respetarás tu proceso individual y tu ritmo.

Como siempre, gracias por acompañarnos una semana más, nos escuchamos el próximo domingo. Gracias también por vuestras puntuaciones y comentarios en SpotifyIvoox y en Itunes eso nos ayuda a crecer. ¡Un abrazote!

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

5/5 - (1 voto)

Humana en constante aprendizaje y evolución además de cofundadora y CEO de Somos Estupendas.

Deja un comentario