Cómo mejorar la comunicación

Las personas estamos constantemente comunicándonos, incluso cuando creemos que no lo hacemos. Como seres sociales que somos, interactuar con las demás personas es una necesidad casi básica que nos enriquece y nos ayuda a ser quienes somos… pero en ocasiones, la comunicación no es funcional y por ello, aquí queremos enseñar algunos consejos sobre cómo mejorar la comunicación.

Mejorar la comunicación puede cambiarlo todo

Pensar que sólo existe comunicación verbal es muy reduccionista, ya que la comunicación no verbal es igual de importante. Casi el 90% de los problemas que tenemos en nuestra vida diaria se pueden trabajar desde la comunicación, ya que de base se suelen fomentar por tener una comunicación disfuncional en la que se resaltan los reproches, las quejas, los defectos… y además con un tono de voz y gesticulaciones que acompañan más al enfado y a la discusión que a la solución y comprensión.

 ‘’Es más importante el cómo se dice que el qué se dice.’’

Existen muchos tipos de comunicación y muchas maneras de comunicar, pero sin duda el que más beneficios presenta es la comunicación asertiva… ¿no es nuevo no? Es muy conocida pero muchas veces aun pareciendo fácil resulta complicado aplicarla. Al principio, requiere de un entrenamiento constante y autocontrol para darnos cuenta sobre cómo nos comunicamos y la manera en la que lo hacemos. Pero para profundizar más en ello y ser más concreta, en este artículo queremos poner a tu disposición y a la de todas las personas que dais sentido a Somos Estupendas consejos para mejorar la comunicación.

Consejos para mejorar la comunicación

Utiliza un lenguaje respetuoso y en concordancia con tu comunicación no verbal:

Hay veces que por diferentes circunstancias nos encontramos enfadados, sin ganas de hablar, apáticos… y casi de manera innata nos sale utilizar un lenguaje más brusco, directo e incluso hiriente, es por ello que antes de hablar necesitamos parar y respirar. Además es necesario que con tu comportamiento y comunicación no verbal seas congruente en lo que estás diciendo, no es útil comunicarse amablemente cuando corporalmente y gestualmente estamos demostrando rechazo, pasividad, distancia. Intenta estar en sintonía.

Procura no focalizar tu comunicación en relación a la persona sino a las acciones:

Un error típico es hacer alusión a la persona en vez de al acto. No es lo mismo decir ‘’no has recogido la lavadora porque te ha dado pereza y se te ha olvidado al final’’ a decir ‘’no has recogido la lavadora porque eres una vaga y una despreocupada’’. Focalizar la comunicación en la persona además de poder herir los sentimientos, estamos generando en nosotras emociones desagradables como el enfado.

Pon de moda el comunicar halagos:

¡Alza la voz pero para decir cosas positivas! Una manera de generar un buen clima comunicativo es decir también las cosas positivas, las virtudes, lo que te agrada y te gusta… Parece más normal decir cosas negativas y quejas que andar por la vida con una visión más positiva y constructiva… ‘’Uy qué positiva eres’’ Pues sí, ponlo de moda. Comunicar en positivo genera emociones positivas y placenteras, por eso, intenta tener ‘buenrollismo’ y ‘espabila que sonreír es gratis’.

Concreta y no te pierdas por las ramas:

Muchas veces las conversaciones se tuercen de haberle dado tantas vueltas, de meter tanta paja y por habernos ido por las ramas… por eso, intenta concretar cuándo hables y tener claro qué quieres comunicar. Hará que la persona con la que mantienes una conversación se centre más en el contenido del mensaje, sea más clarificador y no quepa lugar a malinterpretaciones.

No caigas en el egocentrismo:

No caigas en el egocentrismo pensando que de lo que se habla tiene relación contigo directamente. En ocasiones, las conversaciones pueden acabar mal porque las personas involucradas pueden sentirse juzgadas y tomarse algún tema ajeno como personal. No caigas en ese error.

Establece lazos emocionales comunicativos:

Cuando hablamos desde los sentimientos y las emociones nos comunicamos mejor y llegamos más a las otra/s persona/s. Cuando involucramos las emociones en la comunicación se genera mayor confianza que cuando una conversación se basa en opiniones e ideas.

Respeta como te gusta que lo hagan contigo:

Respeta todos los puntos de vista y las opiniones de los demás, no quieras hacer valer las tuyas a toda costa. Todo el mundo tenemos nuestras propias opiniones y aunque sean diferentes, son igual de válidas.

No entres en bucles:

Si notas que la conversación no está siendo del todo agradable, intenta apaciguar los ánimos y salirte de ella de manera respetuosa, cambia la conversación hacia una que sea más neutra y agradable. No entres en bucles que te roban la energía y te dejan mal sabor de boca.

Presta atención a la conversación y a la persona:

Cuando estás hablando con una o varias personas, es necesario que además de prestar atención a lo que te dicen, también lo hagas a quién te lo dice. Mantén el contacto visual, no cortes su tema de conversación y devuelve un feedback sobre lo que te comentan. Sé tu misma. Las apariencias y una buena comunicación no son amigas, porque en algún momento en concreto puedes bajar la guardia. Por eso, intenta ser tu misma y muéstrate con naturalidad.

Presta atención a la conversación y a la persona:

Cuando estás hablando con una o varias personas, es necesario que además de prestar atención a lo que te dicen, también lo hagas a quién te lo dice. Mantén el contacto visual, no cortes su tema de conversación y devuelve un feedback sobre lo que te comentan. Sé tu misma. Las apariencias y una buena comunicación no son amigas, porque en algún momento en concreto puedes bajar la guardia. Por eso, intenta ser tu misma y muéstrate con naturalidad.

Cómo mejorar la comunicación

‘’Comunícate no más pero sí mejor’’

¡Compartir es vivir!

Psicóloga especializada en el área de infanto-juvenil y en psicología forense, en constante reciclaje y formación para poder ofrecer lo mejor de ella misma.

Deja un comentario