Necesito ayuda, ¿qué hago?

Si has pinchado sobre este artículo y ahora mismo estás leyendo esto quizá estás en un momento en el que te preguntas: necesito ayuda, ¿qué hago?

¡Felicidades! Lo más difícil ya lo has hecho: llegar a la conclusión de que algo no va bien, ya sea en tu vida o dentro de ti. Has aceptado que sola te está costando y que una ayuda profesional puede acogerte y acompañarte en parte de tu camino. 

Permíteme, antes que nada, darte la enhorabuena. Sé lo difícil que es llegar hasta aquí. Al contrario de lo que por desgracia estamos acostumbradas pedir ayuda es un acto de valentía. Es decir: ¡Basta ya! ¡Hasta aquí he llegado!. Me alegra que te hayas dado cuenta y que ahora estés buscando la forma de mejorar tu vida y ponerte en marcha dirección al cambio. Si nos dejas desde Somos Estupendas estamos encantadas de acompañarte en esta aventura… ¿empezamos?

“Enhorabuena. Pedir ayuda es un acto de valentía”

¿Pedir ayuda me hace débil?

Soy de las que piensa que el mundo sería un lugar mejor si todas las personas pidiéramos ayuda cuando la necesitamos. Por desgracia hoy en día todavía hay que luchar con los diferentes estigmas sociales de lo que supone pedir ayuda a un profesional de la psicología. “Si vas al psicólogo estás loca” “Si vas al psicólogo eres débil” “Yo no creo en eso”.

”El mundo sería un lugar mejor si todas las personas  pidiéramos ayuda cuando la necesitamos»

Tranquila, acudir al profesional de la psicología es saber que necesitas que alguien te ayude a crecer en algún aspecto de tu vida o dotarte de las herramientas necesarias para solventar las dificultades por las que puedas estar pasando. Lo que no puedes permitirte es ser consciente de que algo no va bien y no hacer nada.

“Si nada cambia, nada cambia. Si sigues haciendo lo que estás haciendo, vas a seguir obteniendo lo que obtienes. Quieres cambio, haz algo”

Courtney C. Stevens

Quiero recibir ayuda. ¿Qué puedo hacer?

Una vez has llegado hasta aquí a continuación vamos a ver algunos puntos importantes a tener en cuenta si quieres recibir ayuda profesional como es la ayuda psicológica

Lo primero que puede pasarte por la cabeza a lo mejor es ¿servicio público o privado? Por desgracia el servicio público todavía no está lo suficiente adaptado para atender la demanda psicológica que existe. Es por este motivo que la mayoría de profesionales nos dedicamos a la psicología de forma privada. Ojalá esto cambie poco a poco para que todas las personas podamos acceder a este servicio bajo las mismas condiciones ya que, en algunas ocaciones, todo el mundo no puede permitirse costearse un tratamiento psicológico. 

Lo que se refiere a la practica privada, en la búsqueda de la mejor ayuda para ti quizá unas de las dificultades con la que te puedes encontrar será decidir quién te va a ayudar.

En la práctica clínica los profesionales de la psicología atendemos diferentes tipos de demandas por lo que será muy importante que identifiques la ayuda que te gustaría recibir. Por ejemplo, no es lo mismo si buscas ayuda individual o para pareja o familia. No será igual si lo que quieres es realizar es crecimiento personal, tratar problemas relacionados con el estado de ánimo o trabajar en algún tipo concreto de trastorno o conducta desadaptativa. Puedes informarte de qué tipo de profesionales hay y qué ayuda ofrecen y así podrás ir acercándote al profesional más adecuado para ayudarte en aquello que necesitas.

Otra de las cosas a tener en cuenta es conocer la disciplina desde la que el profesional trabaja y ver cual es la que más encaja contigo. Siempre pregunta las dudas acerca del cómo trabaja porque será un aspecto clave para decidirte bien por uno o por otro.

Recomendaciones para elegir psicóloga

Tener el conocimiento de que el profesional por el que estás pensando decidirte tiene buenas opiniones y recomendaciones puede que te ayude a decidirte. Aquí es importante que tengas en cuenta una cosa y es que lo que le va bien a una persona no tiene porque irle bien a otra. Es decir, puede que ese profesional trabaje muy bien pero algo que tienes que tener en cuenta son las sensaciones que a ti te despierta. 

Alianza terapéutica. Si con estas pautas ya has decidido más o menos quién va a ayudarte te animo a que concretes tu primera sesión porque es aquí cuando te darás cuenta por completo si tu elección ha sido acertada. ¿Cómo? Por lo que sientas con esa persona. La alianza con tu psicólogo o psicóloga será tu vínculo sanador para aquello por lo que estás pidiendo ayuda. Es tan importante que puede predecir el éxito de la terapia  o sin embargo explicar, si sucede, su fracaso. 

Necesito ayuda, ¿qué hago?

Desde aquí queremos ponértelo fácil. Estás en el lugar perfecto para encontrar esa ayuda que estás buscando desde hace tiempo. ¿Os suenan estos nombres? Rosalba, Claudia, Andrea, Rossana, Vanesa, Marta, Carla, Tatiana. Ellas son las estupendas psicólogas de este equipazo, las cuales están esperando a que tu valentía se decida y puedas reservar tu primera sesión de terapia online.

Date la oportunidad de conseguir el cambio que estás buscando. 

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba