TCA: ¿Qué es? el gran estigma de este trastorno | Ep. 30

Necesario darle visibilidad. Nos acompaña Mai, fotógrafa autora del libro “51kg menos”. Viene hoy a hablarnos de forma muy realista sobre su historia personal. Sufrió un trastorno de la conducta alimentaria (TCA) desde la infancia y transformó su experiencia en una herramienta para ayudar a otras personas. Hoy nos hablará de mitos y realidades de los TCA y de cómo la sociedad lo pone difícil.

¿Qué es un TCA?

El TCA es una relación malsana con la alimentación y el cuerpo. Es una respuesta emocional al desbordamiento. Hay personas que tienden a la bulimia y anorexia, más relacionado a la restricción, y luego el trastorno por atracón (sobrealimentación sin purgación). Antes este último estaba dentro de la bulimia, pero hace pocos años le dieron título de trastorno propio.

Experiencia personal con TCA de Mai

Mai sufrió obesidad infantil. Asumió que ser gorda estaba mal. Ella detectó que, si comía mucho, se ponía mala de la tripa y sus padres se preocupaban y no la llevaban al cole, donde le hacían bullying de forma muy grave. Comer fue su mecanismo de defensa, lo que ella era capaz de hacer para sobrevivir, su recurso en ese momento.

Tardó años en entender que aquello era un trastorno, para ella era normal utilizar la comida para gestionar muchas situaciones, agradables y desagradables. Y esta conducta está normalizada y no pasa nada si se realiza de forma aislada, pero es un problema si se convierte en una tendencia.

Decir que tienes un TCA es un gran estigma. Cansa pensar que eres la única, no ser capaz de pedir ayuda. Pedir ayuda y contarlo es liberador. La mentira es muy pesada y romper el secreto te ofrece la oportunidad de comprender que no hay nada malo en ti.

¿Por qué el entorno no se da cuenta?

La sociedad ha normalizado que las mujeres estemos a dieta. No saltan las alarmas. El sacrificio de la dieta está incluso premiado. Además, es muy fácil mirar hacia otro lado. El TCA no es solo querer un peso, va mucho más allá, tapa problemas emocionales profundos.

Además, ante estas situaciones es fácil que el entorno mire a otro lado. No existen tantas medidas para bulimia o trastorno por atracón que para la anorexia. Se culpa mucho a las personas que tienen estas ingestas compulsivas y se refuerza a la persona cuando adelgaza, se les premia sin saber lo que había detrás. Los TCA afectan especialmente a las mujeres. Pocas mujeres son las que no han sufrido en algún momento por su peso.

Tenemos que hacernos responsables hasta donde podemos, hasta donde nuestra salud mental nos permita. Frente a nuestra conducta influenciada por la sociedad tenemos que ser compasiva, porque no podemos controlarlo todo.

TCA: Trastornos de la conducta alimentaria y las creencias erróneas

A continuación, se resumen algunas de las creencias erróneas sobre los trastornos de conducta alimentaria:

Está llamando la atención

¿Qué quiere decir llamar la atención? Esa persona está sufriendo, no vomita por gusto. Quizá sería interesante reformular esa afirmación y en lugar de decir está llamando la atención, decir que necesita ayuda.

Las personas con TCA son débiles

Se asume que la persona con TCA es frágil, vulnerable, retraída, hacia adentro. Y hay una parte de estas personas que pueden estar en esta situación, pero no son todas ni quien se siente frágil es siempre así. La vida no gira alrededor del TCA, las personas con TCA son más que eso.

Tienes un TCA porque quieres

¿Estás así porque quieres? ¿Seguro? Nadie disfruta por tener un trastorno de alimentación.

La sanación es lineal

Para nada. Puede que pases por un momento duro y haya riesgo de recaer. Y es normal, somos personas y no podemos ni debemos controlarlo todo. Una recaída no es un fracaso, forma parte del proceso.

Vas a tenerlo siempre

Puede que sí, puede que no. No es blanco y negro, hay matices. Quizá puedas gestionar unas cosas y otras se hagan más difíciles.

Los mitos y realidades de los TCA pueden reforzar y acentuar las consecuencias y el dolor de las personas que lo sufren. Debemos tener cuidado con lo que decimos sobre las personas que nos rodean porque estamos afectando directamente a su autoestima.

No estás sola, hay más personas pasando por lo que estás pasando tú. Tu vida no acaba aquí, puedes convivir y gestionarlo. Pide ayuda, hay una vida tranquila con y más allá de un TCA. Si todo esto que te comentamos no te ha llegado, no pasa nada. Quizá no es el momento, vuelve cuando lo necesites.

Como siempre, gracias por acompañarnos una semana más, nos escuchamos el próximo domingo. Gracias también por vuestras puntuaciones y comentarios en SpotifyIvoox y en Itunes eso nos ayuda a crecer.

¡Un abrazote!

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

Humana en constante aprendizaje y evolución además de fundadora y CEO de Somos Estupendas.

Deja un comentario