Cómo ganar confianza en una misma

La confianza en una misma es el resultado del vínculo que hemos ido construyendo a lo largo de nuestra vida con nosotras mismas. Este vínculo se va desarrollando con el conjunto de experiencias vividas, la forma que ha tenido nuestro entorno de relacionarse con nosotras, las etiquetas que nos han ido poniendo en nuestro desarrollo y muchos factores más que han estado presentes en nuestra vida. Todos estos factores influyen en la forma que tenemos en el momento presente de vincularnos con nosotras y nuestro entorno. 

Nutrir nuestra autoconfianza nos puede llevar a vivir una vida con mayor satisfacción y bienestar

Por el contrario, la falta de confianza nos puede llevar a abandonarnos, a dejar de actuar como realmente somos e incluso generarnos una sensación de insatisfacción vital constataste. Por eso es tan importante que como todo vínculo, trabajemos conscientemente en cuidar y alimentar nuestra autoconfianza.

¿Te gustaría trabajar en ti misma y mejorar la autoconfianza? Te proponemos algo: lee este post y reflexiona sobre si esto que te contamos resuena contigo y con la forma en la que te sientes. Si la respuesta es sí, tal vez sea momento de pasar a la acción e invertir en ti, ¡PORQUE TE LO MERECES! El 20 de marzo llevaremos a cabo el primer taller de la Escuela de Somos Estupendas y de la manos de Isabel, estupenda y psicóloga especializada en bienestar emocional, trabajaremos la confianza en nosotras mismas. ¿Te apuntas? ¡Las plazas son limitadas!

Antes de empezar a trabajar en ello, hay que saber que la confianza es algo que puede ir variando en intensidad, ya que no es algo estático. En función de la situación en que nos encontremos, las personas con las que nos estemos vinculando, momento vital u otros factores pueden influir en que ésta varíe. 

Pero lo más importante es tomar conciencia de cómo me siento conmigo para poder hacerme cargo de esto. Ya que como hemos dicho, la confianza en una misma es un constructo que se va trabajando poco a poco a lo largo de nuestra vida y en la actualidad tenemos la capacidad de reconstruir esta relación y mejorar nuestra propia confianza.

Y ahora..

¿Qué pasos puedo seguir para ganar confianza en en mi misma? 

Para comenzar, hazte la siguiente pregunta, ¿qué comportamiento tendría que tener una persona para que yo pueda confiar en ella? Esta pregunta nos ayudará a poner luz en aquellos pasos que necesitamos dar para poder empezar a confiar en nosotras. Seguramente entre los requisitos que tiene que cumplir esta persona estarán: que tenga una buena relación con ella, que me escuche, cumpla lo que me promete, esté presente en esos momentos en los que más le necesito, no me juzgue, me trate con respeto…

Y ahora bien ¿Esas conductas las tengo conmigo misma? ¡Quizá es el momento de ponerlas en práctica!

Piensa que a partir de ahora y poco a poco vas a ganarte tu propia confianza y para eso tendrás que ser muy consciente y realizar una serie de acciones que te lleven a ello. 

cómo ganar confianza en una misma

Pasos para ganar confianza en una misma

Identifica tus propias acciones que te dañan:

Es decir, tomar conciencia de aquellas conductas que realizamos y dañan nuestra autoconfianza para así poder reestructurarlas. Cuando hagamos consciente aquellas acciones que no favorecen esta confianza, podremos hacernos cargo y cambiarlas. 

Mejora el vínculo contigo misma:

Esto es un proceso que requiere tiempo, pero tenemos capacidad para trabajar en ello cada día y en cada gesto que tenemos con nosotras mismas. Hablarnos de una forma comprensiva y respetuosa es básico para fortalecer esta relación. 

Actúa alineada con lo que necesitas:

Esto básicamente es parar a escucharnos y actuar en función a lo que necesitamos. Nuestra confianza está muy relacionada con las acciones que tomamos en nuestro día a día, así que tendremos que entrenarnos en que haya una congruencia entre lo que realmente necesitamos y las acciones que tomamos. Para ello, será fundamental entrenarnos en poner límites (tanto a los demás como a nosotras), practicar la asertividad, decir “no” si así lo sentimos y tomar acciones que nos generen un mayor bienestar.

Trátate como la persona a la que más quieres en este mundo:

Seguramente no permitirías que a esta persona le hiciesen daño o actuase de una forma autodestructiva. Por eso, desde el amor y el cariño estarías muy pendiente de ella, atendiendo sus necesidades y sobre todo acompañándola en los momentos que más te necesita. ¿Y si pruebas a hacer esto contigo?

Practica la autocompasión:

Tratarnos de una forma autocompasiva nos permitirá ponernos una mirada más cariñosa y comprensiva. Cuando tenemos esta forma de vincularnos, disminuye la autocrítica, el juicio y sanamos nuestro vínculo. 

Pon el foco de atención en ti:

Tenemos que ser muy conscientes “desde dónde actuamos” Ya que muchas veces hacemos las cosas para que los demás nos reconozcan, no se enfaden o simplemente para que actúen de una forma determinada. Esto hace que vivamos la vida desde “los otros” y no desde lo que cada uno necesitamos, llegándonos a hacer esclavos de las conductas ajenas y colocando nuestra confianza fuera. 

Sana tus heridas del pasado:

Algunas experiencias pasadas nos pueden limitar experimentar esta confianza, es por eso que hacer un proceso terapéutico donde explorar nuestras heridas y repararlas seguramente facilite el proceso de la autoconfianza. 

No olvides que todo cambio y construcción requiere tiempo, se tendrá que dar muchas veces esta relación para que se vaya instaurando en nuestro inconsciente ¿o acaso confiarías en otra persona solo porque una vez te ha hablado bien? Seguramente necesitarías más demostraciones. Así que ser perseverante, consciente y paciente con este proceso serán claves para llegar a tener más confianza en ti misma. 

“Haz que tu confianza se vea reflejada en tus conductas”

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

Psicóloga Sanitaria y mi gran pasión es acompañar a personas en el proceso de conectar consigo mismas, conocerse y descubrir sus propias habilidades para afrontar el día a día.

Deja un comentario