Bienestar, Autoestima y Felicidad

La autoestima, el bienestar y la felicidad son tres conceptos que están muy relacionados entre sí, pero no siempre tienen por qué ir de la mano, ya que ninguna de estas tres cosas son lineales o estáticas. Hay que tener en cuenta muchos factores, como las circunstancias del momento, el entorno, el área de mi vida al que me refiera… Y en función de esto, pueden ir variando.  

Relación entre bienestar, autoestima y felicidad

Teniendo una autoestima sana, probablemente sea mucho más fácil alcanzar ese deseado bienestar o felicidad. Ya que tendrás más facilidad para convivir contigo misma y una relación que te permita atender todas tus necesidades con lo que ello implica, es decir poner límites, priorizarte, decir que “no”, soltar cargas, dedicarte tiempo personal… Al final realizar estas pequeñas cosas también te van a aportar mucho bienestar o felicidad.

Bien es cierto que la felicidad y el bienestar son términos muy subjetivos y personales. Por eso, primero tendrías que preguntarte: ¿qué entiendes yo por felicidad? ¿Qué cosas me impiden sentir ese bienestar? Y desde ahí poder actuar.

En ocasiones, cuando hay “baja” autoestima, te puede costar mucho llegar a alcanzar esos estados, ya que  quizá aparezca a menudo un “pepito grillo” en tu cabeza recordándote que: “no eres suficiente”, “otros lo hacen mejor que yo”, “no me lo merezco”, “no puedo conseguirlo”, “los demás se van a dar cuenta de mi inseguridad”… y realmente ¿podemos terminar de disfrutar las cosas si no me siento merecedora de ellas?, ¿podré sentirme plenamente satisfecha en una conversación si pienso que no tengo nada que aportar?

Bienestar autoestima y felicidad

La importancia de una buena autoestima

Por ello es fundamental poder hacerte cargo de tu autoestima, ya que tienes parte de responsabilidad sobre ella, y puedes hacer cosas que estén en tu mano para mejorar la relación contigo misma. Para comenzar esto, es necesario reconocerte y mirar en tu interior para poder nutrir aquello que sientes por ti.  A continuación vemos algunos aspectos que pueden ser clave para comenzar con este proceso de reconciliación personal y mejora de autoestima:

Mejorar el vínculo conmigo misma

¿Te has preguntado alguna vez qué relación tienes contigo misma? ¿De qué forma te estás tratando en tu día a día? ¿Cómo te hablas ante la adversidad? Es bueno tener en cuenta que me estoy acompañando continuamente, y para eso será clave la forma que tengo de hablarme en cada momento y de reaccionar conmigo misma cuando cometo algún error. ¿Le hablaría a mi mejor amiga de la misma forma que me estoy hablando a mí? ¿Esto se lo diría con las mismas palabras a mis hijos? Es muy importante que cuidemos la forma que tenemos de hablarnos y lo hagamos con mucho respeto, siendo tolerantes y cariñosas. Esto es cuestión de mucha práctica, constancia y tomar conciencia de en qué momentos tengo que hacerlo.

Revisar mi historia personal

Tengo que tener en cuenta que no soy un adulto con baja autoestima “de repente”. Si no que ésta, se ha ido formando poco a poco en función de las experiencias que he vivido. ¿Cómo ha sido mi educación? ¿Qué hacían mis cuidadores principales conmigo cuando estaba triste? ¿Cómo me hablaban cuándo fallaba? ¿He vivido alguna experiencia que me haya hecho sentir inferior? ¿Ha habido momentos en los que he necesitado más amor del que he tenido? Existen muchísimos aspectos de nuestro pasado que influyen en la forma que tenemos de mirarnos a nosotras mismas. Es importante revisar nuestra historia personal para poder entender de dónde viene todo esto, y así ser más comprensiva conmigo misma. Ajustando mis exigencias si es necesario y teniendo más paciencia con mis procesos internos.

Tomar acciones

¿Lo que realmente quiero o necesito está alineado con lo que hago? En ocasiones, nos vemos envueltas en compromisos, conversaciones o haciendo cosas que en ese momento no me vienen bien pero aún así las seguimos haciendo. Ya sea por exceso de responsabilidad, porque estoy más conectada con los demás que conmigo, o porque me cuesta mucho la comunicación asertiva y poner límites o decir “no”. Por eso, realizar acciones acorde a lo que yo necesito va a ser un mensaje muy importante que le estaré dando a mi “yo interior”, ya que indirectamente le estaré diciendo, “Yo estoy aquí para cuidarte, protegerte y ayudarte en todo lo que necesitas”.

Algo que me puede ayudar también es hacerme la siguiente pregunta ¿Desde dónde vivo mi vida? Si la respuesta es que la vivo desde lo que me piden y quieren los demás, o desde el perfeccionismo extremo, la crítica, el querer abarcar todo, el victimismo…. Quizá ha llegado el momento de cambiarlo, ya que para mejorar la autoestima es fundamental que viva mi día a día conectada conmigo misma, con lo que necesito, lo que depende de mí y no quiera abarcar más de lo que está en mis posibilidades, para eso tendré que tomarme algunos momentos al día para escucharme y atender estas necesidades, y así posteriormente actuar en consecuencia.

Permitirme

Prueba a tratarte de una forma más permisiva. Permitiéndote sentir, llorar, expresar, ser vulnerable, fallar e incluso sentirte infeliz a veces. Tienes derecho a actuar como lo haces, a cometer errores, a priorizarte sin sentirte culpable, y sobre todo, tienes derecho a darte mucho amor y cariño.

Repite con nosotras:
Tengo derecho a actuar como lo hago, a cometer errores, a priorizarme sin sentirte culpable y sobre todo, tengo derecho a darme mucho amor y cariño.

Mirar hacia dentro

A veces tendemos a buscar la felicidad en cosas externas, como comprarme una casa, ropa, irme de viaje, alcanzar un proyecto, conseguir metas… Y eso está muy bien, pero no nos podemos olvidar de mirar hacia dentro, escucharnos, ver nuestras fortalezas, nuestras áreas de mejora, nuestros miedos, conectar con el momento presente, agradecer las pequeñas cosas, detenernos a valorar todo aquello que se nos escapa en nuestro día a día, sonreírnos, parar, respirar más lento, ajustar nuestros ritmos, abrazarnos y darnos muchos mimos. Verás como dentro de ti puedes llegar a encontrar mucho más de lo que imaginas.

5/5 - (3 votos)

Psicóloga Sanitaria y mi gran pasión es acompañar a personas en el proceso de conectar consigo mismas, conocerse y descubrir sus propias habilidades para afrontar el día a día.

2 comentarios en «Bienestar, Autoestima y Felicidad»

  1. Es tan sencillo leerte, tan fácil de entenderte , que dentro de mi haces que trate la ansiedad si miedo, como un juego sin pensar en nada sólo ir pasito a pasito haciendo cada pauta que estableces. Y el final es super reconfortante “”GANE LA PARTIDA”” .gracias por ser como eres sencilla pero una enorme profesional y un orgullo como persona, debe ser .maravilloso tenerte cerca

    Responder
  2. Que post tan maravilloso!
    Siempre se nos olvida lo más importante cuidarnos a nosotras, somos nuestro mejor amigo! Ya que si nosotros no estmos bien como vamos a ayudar y a estar bien con las personas que nos importan.
    Me ha encantado mi enorabuena a Raquel Duran. Haces un trabajo maravilloso.

    Responder

Deja un comentario