Tipos de autoestima

Es común escuchar eso de que una persona tiene la autoestima baja o alta, pero… ¿Es sólo una cuestión de tenerla alta o baja? ¿Sabes que existen diferentes tipos ? Si no lo sabes, estás en el sitio idóneo porque a continuación encontrarás cuáles son los diferentes tipos de autoestima que existen.

La manera en cómo te quieres y cuánto te quieres resumiría de manera muy simplificada lo que es la autoestima. Lo más profundo de ello, es que es un constructo que está en constante evolución y que se encuentra permanentemente interaccionando con el mundo, con las situaciones que vivimos y con las personas con las que compartimos experiencias, vínculos…  Conocer los tipos de autoestima te facilitará profundizar y realizar un ejercicio de introspección sobre la manera en la que interactúas contigo misma, cómo te hablas, cómo te cuidas…

Diferentes tipos de autoestima

Imagino que estás queriendo saber cuáles son los tipos de autoestima ¿verdad?  pues sigue leyendo que te los voy a contar:

Autoestima alta y estable

Es con diferencia la autoestima a la que todos los mortales queremos llegar y la que tal vez la que más cueste alcanzar por la propia inestabilidad de la vida, de las emociones, de las circunstancias… pero más allá de lo que suceda fuera de nosotros, lo importante es lo que sucede en nuestro interior ya que eso nos hará reaccionar de una manera u otra y con una actitud determinada.

Las personas con una autoestima alta y estable son personas que mayoritariamente tienen seguridad en sí mismas, se consideran valiosas tal y como son y son capaces de defender sus opiniones y argumentos sin tambalearse. Reconocen en sí sus virtudes pero también sus debilidades, lo que sucede es que no dejan que sus debilidades interfieran en su camino.

Tienen estabilidad temporal en cuanto a su autoestima y por regla general, aunque todo el mundo tiene días reguleros, estas personas mantienen alta y estable su manera de quererse.

Autoestima baja y estable

Sucede lo contrario con la autoestima baja y estable. Las personas que tienen una autoestima baja son personas que de manera estabilizada en el tiempo, sin importar que externamente se les favorezca o no, tienden a infravalorarse y mantienen un dialogo interno con mayor carga negativa.

En este caso, la estabilidad hace que sean personas que en casi la totalidad de sus días tengan muy interiorizado el acto de que no dan la talla y no son auto-eficaces en aquello que hacen, puesto que siempre tienen el temor a fallar y hacerlo mal. Eso les lleva a tener un estado de ánimo apático y depresivo.

Autoestima alta e inestable

Estas personas tienen de igual manera que las personas con una autoestima alta y estable, un concepto sobre ellas mismas adecuado valorando sus capacidades, fortalezas y debilidades.

El inconveniente se refleja en la inestabilidad y en la imposibilidad que tienen de mantener su autoestima de manera estable en el tiempo, eso les lleva a encontrarse en situaciones que consideran amenazantes (posibilidad de vivir un fracaso) para su autoestima  y a ejecutar una respuesta agresiva o pasivo-agresiva.

Autoestima baja e inestable

Completando las cuatro composiciones de la autoestima en cuanto a alta-baja y estable-inestable… la autoestima baja e inestable es la menos favorecedora. En este polo, encontramos a personas con una autoestima que además de baja, fluctúa en el tiempo con inestabilidad, pudiendo experimentar pequeños momentos de satisfacción y de capacidad de logro pero que rápidamente se disminuye.

Dichas personas en ocasiones son fácilmente influenciables y pueden tomar decisiones por agradar a las demás personas y así sentir aprecio. Es por ello, que pueden además, generar dependencia emocional.

‘’Cuida tu manera de cuidarte. Háblate como le hablarías a un ser que quieres.’’

Tipos de autoestima

¿Te identificas en alguno de esos tipos? Si no lo haces, también existe una autoestima denominada como ‘’autoestima inflada’’ que engloba a aquellas personas que no sólo tienen una autoestima alta sino que demasiado alta, pudiendo resultarles perjudicial y ser un inconveniente para su desarrollo personal, ya que, las personas con dicha tipo de autoestima tienden a creerse mejores que los demás, no son capaces de tener autocrítica y mucho menos de aceptar lo que los demás opinen de ellos. Este tipo de autoestima no favorece la capacidad de aprendizaje ni la flexibilidad cognitiva de las personas, se muestran como personas que ya saben demasiado y con rigidez en sus ideas y opiniones.

Si te das cuenta o crees que tienes problemas que pueden estar ligados a tu autoestima, en cómo tener una buena autoestima te damos algunas herramientas para poder encauzarte en un viaje hacia una mayor satisfacción y bienestar personal, cuidando y mimando tu autoestima.

Tanto si te identificas en algún tipo como si no lo haces, queremos que sepas que tengas la autoestima que tengas, no pasa nada, ya que cualquier tipo de autoestima puede modificarse a base de trabajo terapéutico, y en Somos Estupendas tienes a tu disposición terapias online con un equipo de Estupendas psicólogas encantadas de ayudarte.

¡Compartir es vivir!

1 comentario en “Tipos de autoestima”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba