Cómo mejorar la inteligencia emocional | Ep. 58

¡Hola bonitas y bienvenidas un domingo más al Podcast de Somos Estupendas! Seguro que adivináis que el podcast de hoy va a ser muy interesante, ¡como todos! Y es que hoy hablaremos de la una “gran olvidada”. Isabel nos hablará de cómo mejorar la inteligencia emocional.

Las emociones nos acompañan desde que nacemos, pero pocas personas han aprendido a observarlas y gestionarlas adecuadamente. Por eso es tan necesario el curso de inteligencia emocional online que hemos lanzado. Os podéis inscribir hasta el martes día 9. En este podcast una gran introducción para comprender mejor este tipo de inteligencia.

Qué se entiende por inteligencia emocional

Las emociones básicas nos vienen dadas de nacimiento y son muy importantes. No nos damos cuenta de ello hasta que nos acaban desbordando y sentimos inestabilidad emocional, ansiedad, etc.

La inteligencia emocional nos da la habilidad de entender nuestras emociones, conocer su función y regularlas. Cuando no tenemos inteligencia emocional, son las emociones las que nos llevan a nosotras y sentimos que no tenemos nada que hacer, que no podemos dirigir nuestra vida. Puedes consultar nuestro post de inteligencia emocional: qué es y como tratarla si deseas profundizar más.

“No esperes al incendio para aprender a gestionar tus emociones”

Hay una gran diferencia entre reaccionar y responder:

  • Reaccionar: lo hacemos guiadas por las emociones. Una reacción más animal: rabia hacia una persona, o paralización y no hacer algo que deseas por miedo. Incluso con emociones agradables como la alegría desbordante y no gestionada puede hacer que lleves a cabo conductas de riesgo o poco sensatas para ti.
  • Responder: lo hacemos al mejorar la inteligencia emocional. Desarrollamos nuestro raciocinio y nos damos cuenta de qué estamos sintiendo. Una vez lo entiendo podemos elegir qué hacer y cómo responder. Las emociones no nos llevan, solo nos orientan y trabajamos en equipo con ellas.

Importancia de la inteligencia emocional

En la escuela se enseñan muchas inteligencias (lógica, matemática, memoria…), pero nuestra inteligencia va mucho más allá, y la inteligencia emocional queda de lado en las aulas. Las emociones amplifican nuestra inteligencia cuando sabemos identificarlas, entenderlas y regularlas.

Las emociones están en nosotras evolutivamente desde hace mucho tiempo. Es algo biológico que nos acompaña. Esto quiere decir que son muy importantes para nuestra supervivencia y desarrollo. Nos aporta información muy valiosa para podernos adaptar al medio, por eso es importante que invirtamos en aprender cómo mejorar la inteligencia emocional.

“La inteligencia emocional es la asignatura pendiente de la sociedad”

Nadie va a examinarte ni te va a puntuar el nivel de inteligencia emocional. De todos modos, no conocer sobre tu propio mundo emocional te desconecta de ti. Las emociones no son positivas o negativas, sino agradables o desagradables. Forman parte de nosotras y no nos podemos deshacer de ellas.

¿Las emociones se controlan o se gestionan?

El primer paso para controlar las emociones es dejar de pensar en autocontrol. No podemos evitar sentir tristeza, por ejemplo, pero sí que podemos hacer algo para sentirnos algo mejor. No podemos controlar que las circunstancias de nuestra vida nos despierten emociones. Cuando pensamos que sí que lo estamos controlando y eliminando, es la emoción que nos controla y acabará saliendo por otro lado.

Como en las arenas movedizas: cuanto más queremos controlar más nos hundimos. Cuanto más tratamos de fingir bienestar ante la sociedad más lejos de nosotras estaremos y más nos perjudicará la emoción que tratamos de ignorar.

Así, lo que intentaremos es regular la emoción (reducir su intensidad) y gestionarla (reflexionar sobre ella y actuar desde un lugar más consciente).

Cómo mejorar la inteligencia emocional

Debido a la dictadura de la felicidad huimos de las emociones desagradables. Nos cuesta mucho mostrarnos vulnerables y creemos que al expresar y comunicar tristeza, miedo… nos expondremos. Vivimos quitarnos las capas protectoras como muestra de debilidad, pero la fortaleza también se encuentra en la sinceridad: en proclamarnos débiles o con dudas o con miedos en algunas ocasiones.

“Las emociones son nuestra brújula interna. La inteligencia emocional es la capacidad para usar bien esa brújula”

Separemos lo que sentimos de lo que somos: que sientas celos o envidia no te hace necesariamente una persona celosa o envidiosa. Lo que sientes no te define. Pero nos da miedo lo que piense el resto de nosotras. Cuanto más te alejas de las etiquetas y las capas más te acercas a quién eres en realidad.

Está mal que lo digamos nosotras, pero el curso de inteligencia emocional que ha preparado Isa es magnífico, ¡para alucinar! No solo se trabajarán las emociones a nivel psicológico y mental, sino que también se trabajarán a nivel corporal con Helena, la fisioterapeuta del equipo. Para ir abriendo boca, te dejamos aquí algunas recomendaciones de libros de inteligencia emocional.

El curso para mejorar la inteligencia emocional surge de la idea de lo que hemos hablado, el analfabetismo emocional, cómo desarrollar la inteligencia emocional para conseguir un mejor bienestar. Viaja hacia tu interior con calma y de la forma más individualizada posible para conocer todo aquello que envuelve tus emociones:

  • De dónde surgen las emociones
  • Gestionar las emociones que más te cuesten y desbordan
  • Cuál es la función de cada emoción
  • Pautas y claves necesarias
  • Cómo regularte y regular tus relaciones y vínculos
  • Ejercicios prácticos

Como siempre, gracias por acompañarnos una semana más, nos escuchamos el próximo domingo. Gracias también por vuestras puntuaciones y comentarios en SpotifyIvoox y en Itunes eso nos ayuda a crecer.

¡Un abrazote!

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Humana en constante aprendizaje y evolución además de cofundadora y CEO de Somos Estupendas.

Deja un comentario