Cómo saber si debo ir al psicólogo Ep.27

¡Bienvenidas a nuestro último podcast del mes! Nos acompaña Isa, una estupenda que acompaña en nuestros círculo de mujeres y que estará presente en las próximas sorpresas que están por llegar en Somos Estupendas.

Hoy venimos con un tema que muchas personas nos preguntan y se preguntan antes de iniciar una terapia: ¿cómo saber si debo ir al psicólogo? Ese momento de tu vida en el que sabes que hay algo que no está yendo bien o podrías mejorar… Veamos si eso es un motivo suficiente para ir al psicólogo o no.

Table Of Contents

¿Para qué sirven los psicólogos/as?

Difícilmente daremos el paso para ir a terapia si no sabemos qué se hace dentro. Existen muchas ideas preconcebidas, así que vamos a aclararlas. Ir a terapia no es como ir al médico. No es ir, que te arreglen algo y volver a casa. No es una pastilla que te tomas y lo soluciona todo.

Cuando vas a terapia no eres solo una paciente, eres una protagonista activa de tu proceso de cambio. En una visita al doctor/a con frecuencia hay una distancia entre la persona experta y la tratada, pero en terapia se busca un vínculo. La alianza terapéutica, el respeto y la confianza son imprescindibles.

La terapia es el lugar donde tú puedes ser tú.

En ocasiones tendemos a pensar que la psicóloga es como una amiga, o que nuestras amistades pueden hacernos de psicólogas. No es exactamente así. La relación que tenemos con nuestra psicóloga es diferente. Las profesionales en psicología tienen formación y pueden ofrecerte herramientas para sostenerte emocionalmente en momentos de dificultad. Respetará tus tiempos y el proceso de terapia no se convertirá solo en un lugar en el que sentirte segura una hora a la semana, sino que transformará tu día a día y te ayudará a avanzar en tu propio camino.

No existen unos criterios oficiales que nos avisen de que necesitamos ir a terapia. Cada persona tiene su propia realidad y experiencia. Pero sí que hay una pregunta que podemos hacernos que nos puede guiar para tomar esta decisión:

La técnica de la varita mágica

Pregúntate lo siguiente: Si yo ahora tuviera una varita mágica… ¿qué cambiaría de mi vida? Tómate un tiempo para reflexionar sobre esto. Quizá te vengan a la mente cosas que no está en tus manos cambiar, pero quizá haya aspectos sobre esos cambios que sí que te impliquen a ti, como por ejemplo ansiedad, pensamientos intrusivos… Analiza estas cuestiones que quieres cambiar y en las que tú puedes influir y marcar la diferencia. Si no puedes gestionarlo sola, puedes pedir acompañamiento psicológico.

Las preguntas milagro

La pregunta ¿cómo saber si debo ir al psicólogo? Se puede contestar también con estas otras preguntas: ¿Si en mi vida ocurriera un milagro y fuera tal cual como la quiero? ¿Cómo sería mi vida? ¿Me veo a mi misma como estor ahora dentro de 5 años? ¿O me veo diferente? ¿Qué cambia? Porque si ahora no cambio nada las cosas seguirán igual. ¿Qué cambios en mi vida me harían pensar que estoy mejor? A veces marcar distancia nos ayuda: ¿Qué le diría a una persona que se encuentra como yo?

“No me hace falta ir al psicólogo. Yo sola puedo”

No necesitas estar al borde del abismo para pedir ayuda. Es normal que tengas resistencias para ir a terapia. También hay factores en nuestra vida que favorecen no ir a terapia: tener el apoyo de tus amistades en este momento en el que estás mal, evitar situaciones desagradables que puedan surgir en terapia (porque tendrás que exponerte).

¿Hemos venido a este mundo a sobrevivir o a vivir?

Es válido no querer cambiar, ir a terapia no es una obligación. Es algo que haces por ti, independientemente de si es algo muy necesario y urgente en estos momentos. A fin de cuentas, sobrevivirás sin ir a terapia, pero lo importante es saber a costa de qué no estás tomando la decisión de ir. ¿Qué estás dejando de lado si no vas a terapia? El filtro desde el que se ve la vida cuando vas a terapia es totalmente diferente.

Existe un estigma terrible y muy normalizado sobre la salud mental. Pensamos que la mente es diferente al cuerpo, que están separadas. Pero no es así. No hay salud sin salud mental. Cuerpo y mente están integradas, se relacionan. Igual que cuidamos nuestro cuerpo cuando nos rompemos un hueso o sentimos dolor tenemos que cuidar nuestra mente.

Otra creencia es pensar que si vas a terapia es dependencia, fragilidad, debilidad. Y, ¡al contrario! Ir al psicólogo es adquirir herramientas, recursos, conocerse. Ir a terapia es una decisión muy valiente y te hace libre, consciente.

Minimizamos nuestras experiencias

En muchas ocasiones no validamos nuestros problemas y nos decimos que aquello que nos sucede no es motivo suficiente, no es para tanto. Pero por mínimo o sinsentido que consideres tu dolor, está aquí contigo y necesita tu atención.

Puede ser que los problemas en tu vida realmente disfuncionales o graves, pero no es necesario estar en el peor momento de tu vida para sentirte mejor. Aquí algunos ejemplos de aspectos que se pueden tratar en terapia, sin necesidad de tener un diagnóstico:

  • Gestión emocional. Una emoción que te atraviesa y te cuesta canalizar ya es un gran motivo para ir a terapia.
  • Autoestima. La autoestima es una raíz en nuestra vida. Si tienes inseguridades, miedos, te tratas desde la crítica, etc.
  • Duelo. No tiene por qué ser tras la pérdida de un ser querido. Puede ser también una ruptura, una pérdida en tu vida que tienes que integrar.
  • Problemas de comunicación.
  • Sexualidad. Por desgracia estos problemas se viven desde el silencio, pero son comunes y otro buen motivo para pedir ayuda.

Revisa todas tus áreas vitales y observa si hay alguna de estas áreas en la que puedas sentirte mejor.

Si tras este Podcast has observado que hay algo en tu vida que puede mejorar con la ayuda de terapia valídate, siéntete. Es normal que te cueste ir. Pero ahora que has podido reflexionar y has visto que hay algo que quieres cambiar y sabes cómo hacerlo (yendo a terapia) toca invertir en ti. Haz que tu bienestar florezca, a vivir de forma plena.

¿Qué puede pasar si te quedas como estás? ¿Qué puede pasar si pides ayuda? ¿Qué quieres ofrecerte ahora que te has dado cuenta? Os enviamos un abrazo enorme, sea en el momento que sea que os encontréis. Sois muy valientes y sabéis que siempre podéis contar con nosotras.

Como siempre, gracias por acompañarnos una semana más, nos escuchamos el próximo domingo. Gracias también por vuestras puntuaciones y comentarios en SpotifyIvoox y en Itunes eso nos ayuda a crecer.

¡Un abrazote!

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

Humana en constante aprendizaje y evolución además de fundadora y CEO de Somos Estupendas.

2 comentarios en «Cómo saber si debo ir al psicólogo Ep.27»

  1. Gracias a vosotras estoy saliendo adelante, me aferro mucho a vuestros podcast, blogs que aportan información y sobre todo el congreso gratuito me ha encantado ya que no tengo buena situación económica pues me aferro mucho a todo esto que brindáis y me esta ayudando muchísimo, GRACIAS!!!

    Responder

Deja un comentario

En Somos Estupendas utilizamos cookies propias y de terceros, luego las mojamos con leche. Más información y la receta de las cookies aquí. Si aceptas es que quieres comer galletas con nosotras.

ACEPTAR
Aviso de cookies