Ep. 8 Cómo superar una ruptura

La dependencia emocional es una de las principales dificultades al querer resolver cómo superar una ruptura. Es frecuente que sintamos que se acaba el mundo y la vida deje de tener sentido. Para resolver esta duda es importante comprender cómo se inicia y en qué se cimienta nuestra relación. 

¿Por qué es difícil superar una ruptura?

La dificultad elevada ante una ruptura ocurre por la forma en la que se ha constituido la relación. Si desde el origen está construida desde el déficit, desde lo que me falta. En este caso estaremos viviendo sobre unos pilares de dependencia generando un vacío tremendo cuando esta persona se va.

La preocupación, incertidumbre, sufrimiento… vienen de una relación dependiente, aunque el dolor no se experimenta únicamente en este caso, ya que no todas las relaciones son dependientes pero la ruptura puede doler también.

Una ruptura es una fuente de estrés enorme para ambas personas, independientemente de quién quiere romper la relación. Decimos estrés porque para nosotras la pareja es una fuente de felicidad y satisfacción, y la pérdida y ruptura lleva intrínseca una pérdida de bienestar.

Es importante saber que, dependiendo de si la relación te ha generado mucho mal o mucho bien, vivirás la ruptura de forma diferente. De todos modos, si estás bajo la dependencia no verás los matices, solo pensarás que no puedes estar sin esa persona, que no puedes respirar y se te acaba la vida. 

Tipos de ruptura

  • De mutuo acuerdo: hay dolor compartido, ambas coinciden en que no funciona y quizá se hacen daño. Al ser una decisión compartida también se comparte el dolor, la responsabilidad y las cargas emocionales se equilibran.
  • Una de las personas rompe: la balanza se desestabiliza. Puede que la persona que quiere romper no quiera hacer daño a la otra persona y diga verdades a medias, o que le eche la culpa a su pareja… En definitiva, la ruptura será forzada para la otra persona.
  • Una de las personas empieza un proceso de duelo: se da cuenta, tras analizarlo mucho, que definitivamente no es la pareja que desea tener. Inicias sola un proceso de duelo. Se va alejando, aun estando en la relación, y puede llegar un día en el que ponga fin y su pareja no lo vea venir.

Fases de la superación de una ruptura

La ruptura es un proceso de duelo, y como tal se puede vivir con mayor o menor intensidad, pero no deja de ser una pérdida. Cuando pierdes a tu pareja puedes estar en shock, en un letargo los primeros días o semanas en las que no comprendes, no entiendes qué ha sucedido, especialmente si no ha sido de mutuo acuerdo. Puede que te sientas enfadada con la vida. Una vez ya has pasado la rabia te permites estar triste: añoras, tienes la nostalgia del tiempo compartido. La echas de menos, te sabe mal que se haya acabado.

Date el permiso de vivir estas emociones en orden, de externalizarlas, llevar autorregistros, date tiempo de enfadarte, de llorar… el proceso de duelo requiere tiempo. Solo así alcanzarás la última fase: la aceptación y adaptación. Es necesario superar todas las fases, pasar por ellas para asimilar una ruptura. Entender esto te ayudará a ver que no te estancarás para siempre en la rabia o la tristeza… pasarán.

Para alcanzar la aceptación es necesario entender que una relación es de dos. A veces nos victimizamos o acusamos a la otra persona, sacando nuestro orgullo. Entramos en una lucha de poder, pero en una ruptura no hay culpables, cada una tiene cierta responsabilidad.

¡Inciso importante! Aquí no estamos hablando de relaciones donde se da violencia de género. El agresor es especialista en desnutrir la valía de su pareja. En este caso, si eres consciente de que estás sufriendo violencia de género, por favor, pide ayuda, es el acto de amor más potente que puedes hacer por ti.

Qué evitar para superar una ruptura

No te precipites enlazando una relación con otra para no afrontar tu proceso de duelo. Vivir el duelo significa sentirlo, darle tiempo. Encadenando relaciones huimos del dolor, de nuestras carencias. No te escondas ni lances los brazos de alguien. 

La ruptura puede ser una oportunidad, si te das el tiempo adecuado para conocerte mejor, identificar tus déficits y conectar con tus verdaderas necesidades. El duelo te puede ayudar, con calma. 

Trabajar la inseguridad y el miedo de estar sola te ayudará a superar la ruptura. Aléjate de los mitos del amor romántico, completa tu propia naranja y, cuando llegue tu próxima relación, con otra naranja completa, la experiencia y el vínculo serán totalmente diferentes.

Otro problema que debemos evitar son las redes sociales. Pueden ser de los peores obstáculos, ya que antes se cortaban los lazos fácilmente, pero ahora nos retiene una lista interminable de plataformas en las que poder ver qué comparte tu expareja, con quién habla, a quién le da me gusta…

La tristeza tras la ruptura nos hace idealizar a nuestra expareja. Es frecuente que volvamos a contactar y tengamos la fantasía de que todo va a cambiar, cuando no ha cambiado ni la primera ni la segunda vez. La frase “pero ahora sí que va a funcionar” puede llevar a que sumes fracaso tras fracaso con la misma persona. De todos modos, las rupturas generan cambios, y puede que durante una de las rupturas ambas partes hayan comprendido el fallo y deciden corregirlo desde la responsabilidad y el cambio. Pero para esto hace falta un trabajo interno verdadero. 

Además, especialmente tras estos meses de confinamiento, la convivencia puede estar siendo complicada, no dudes en pasarte por nuestro post La relación de pareja tras el Covid-19 para conocer cuál puede ser el problema y cómo gestionarlo.

Consejos para superar una ruptura

Deja que tus emociones surjan, permítelas. Que vayan apareciendo todas en su momento: date un tiempo para vivir el shock inicial, para enfadarte, para procesar la tristeza, llorar… Acércate a tu nueva vida, acepta que la relación a partir de ahora no existe.

Si ves que tus emociones surgen desorganizadas o de golpe podemos sufrir ansiedad, miedo a lo desconocido… Por esto es importante aprender a vivir nuestras emociones fase a fase.

En definitiva, se trata de elaborar el duelo, a tu ritmo, y si no puedes hacerlo sola, si te estancas en alguna de las fases, está bien buscar ayuda, considera un acompañamiento profesional haciendo terapia con nosotras.

Gracias por acompañarnos una semana más. Nos escuchamos el próximo domingo. Como siempre, GRACIAS 💖
Gracias también por vuestras puntuaciones y comentarios en SpotifyIvoox y en Itunes eso nos ayuda a crecer.

¡Un abrazote!

2 comentarios en “Ep. 8 Cómo superar una ruptura”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba