Tengo miedo a la vida ¿Qué puedo hacer?

El miedo a la vida es un miedo que está escondido en la sociedad pero que es más común de lo que podemos pensar. Quien lo sufre experimenta un gran malestar y dificultades para afrontar su día a día. Una de las respuestas naturales del miedo es que paraliza, por lo tanto, las personas que tienen miedo a la vida no consiguen avanzar y tienen la sensación de estar estancadas.

“Todo lo que siempre has querido está al otro lado del miedo“

Por qué tenemos miedo a la vida

Son varios los motivos por los cuales una persona puede comenzar a dejar de vivir por miedo. Las experiencias que cada persona experimenta pueden hacer que se pierda la ilusión por la vida, por lograr objetivos, por alcanzar sueños, adoptando así una actitud pasiva.

El miedo a la vida es tan limitante que la persona no consigue ver luz en ninguno de los aspectos de su vida. Esa persona está dejando de vivir poco a poco sin saber qué poder hacer para frenar la situación. Aquellos individuos que tienen miedo a vivir comparten una característica y es que huyen constantemente del sufrimiento. ¿Te cuento algo? Vivir implica sufrir. Steven C. Hayes en su libro Sal de tu mente entra en tu vida dice: “

miedo a la vida

El hecho de ser humano implica sentir dolor de un modo mucho más penetrante que lo que puedan experimentar cualesquiera otras criaturas de la tierra.” El no querer sufrir es una premisa que se observa con frecuencia, pero es un imposible de lograr donde, además, para conseguirlo, deberíamos privarnos de otras cosas que también pueden llevarte al sufrimiento como, por ejemplo, el amor.

“Vivir implica sufrir”

Si nos ponemos a pensar nadie de forma consciente elegiría sufrir, pero en esta vida no elegimos muchas cosas, no controlamos todo lo que nos rodea, y tranquila, que no pasa nada por no hacerlo. En la vida no podemos elegir si algo nos va a doler o no, por lo que poner en marcha la estrategia de ignorar el dolor no nos va a servir. ¿Sabes lo que sí ayudará? Aceptar.

Acepta para transformar el miedo a la vida

“Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma” (Carl Gustav Jung). Cuando aprendemos a aceptar lo que la vida nos ofrece desaparece la resistencia. Esa misma resistencia que se opone entre tú y la vida y no te deja ser. ¡Cuidado! La aceptación no hay que confundirla con la resignación sino, aceptar que las cosas son como son sin adoptar una actitud de lucha en contra de ellas.

Tener la capacidad de aceptar aquello que no podemos cambiar es un paso esencial para poder seguir adelante con nuestras vidas. Ir en contra de la realidad supondrá un desgaste emocional que no todo el mundo es capaz de asumir. La aceptación tampoco tiene que ver con conformarse, está más relacionada con la tolerancia a las situaciones que nos tocan vivir.

La aceptación también tiene que ver con las emociones que experimentamos. Rechazarlas o evitarlas no nos ayuda a avanzar, de hecho, nos dificulta. Una buena gestión emocional también ayuda en la aceptación y gestión de nuestros miedos.

No todo en la vida van a ser cosas que nos gustan y que esto ocurra así no debe significar frustración. Al final la vida es un continuo de experiencias positivas que suman y otras no tan positivas que enseñan.

“La vida es un continuo de experiencias positivas que suman y otras no tan positivas que enseñan”.

Cómo dejar de tener miedo a la vida

Por otra parte, si lo que queremos es empezar a vivir sin miedo quizás una de las preguntas que debemos plantearnos es la siguiente: ¿dónde está el origen de mis temores? De esta manera podremos dar paso a comprender qué es lo que nos ha llevado a la situación actual.

Otra de las características de las personas con miedo a la vida es que, efectivamente están viviendo, pero lo hacen más en su mente que en su momento presente. La mente muchas veces nos pone trampas, nos presenta una serie de pensamientos intrusivos e irracionales que no son reales pero que generan mucha angustia a quien los experimenta y además hacen que actuemos de una forma concreta. Existe una forma de hacerles frente: vivir en el aquí y el ahora.

La experiencia de vivir en el aquí y el ahora actuará de factor protector para nuestra salud mental. Wayne W. en su libro “Tus zonas erróneas afirma: “Solamente existe un momento en el que puedes experimentar algo y ese momento es ahora”: Vivir en nuestra mente nos puede jugar malas pasadas como, por ejemplo, pensar de más en el pasado (“lo que pude haber hecho” “lo habría hecho de forma diferente…”) y en el futuro (incertidumbre constante acerca de qué pasará). La mejor manera para poder conectar con el presente es centrar la atención en aquello que estamos haciendo.

Nadie que no seas tú misma va a tener la capacidad de hacerte seguir adelante, de hacerte vivir sin miedo a la vida. Si es tu situación y no sabes cómo salir de ese bucle rodéate de mucho amor (sobretodo el propio) y pide ayuda profesional siempre que lo necesites. Nosotras podemos ayudarte, reserva ahora tu sesión de terapia online.  

Y como dice Rosana en una canción que invita a la vida “Sin miedo sientes que la suerte está contigo… mejor vivir sin miedo”

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

Asegura ser persona antes que psicóloga por vocación y este es su mantra: “Conozca todas las teorías, domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas otra alma humana” (Carl Jung). Así es como quiere llegar con cada palabra.

6 comentarios en «Tengo miedo a la vida ¿Qué puedo hacer?»

    • ¡Hola Edu! Este domingo publicaremos un Podcast hablando sobre cómo ganar seguridad en uno/a mismo/a 🙂 Si en algún momento necesitas ayuda, no dudes en contar con nosotras. ¡Un abrazo!

      Responder
  1. Hola, tengo 51 años, tengo miedo a vivir, a dormir, a morir. Estoy llena de miedos, En las noches me despierta la ansiedad y ataques de pánico. ¿pueden ayudarme?

    Responder

Deja un comentario