Asertividad: significado y técnicas | Ep. 86

Hola bonitas y bienvenidas un domingo más al podcast de Somos Estupendas. Hoy nos acompaña Helena, psicóloga del equipo que ya conocéis, para hablarnos de un temazo. Y es que hoy vamos a tratar la asertividad, su significado y técnicas para ponerla en práctica.

El sábado que viene, el 9 de julio, Isabel impartirá un taller sobre asertividad. Así que, tras este podcast, si quieres ampliar sobre este tema y aprender técnicas para ser una persona más asertiva no dudes en participar.

Definición de asertividad

El significado de asertividad tiene que ver con la comunicación. Se trata de una habilidad que nos permite mostrarnos de forma directa y respetuosa y humilde. La asertividad es la comunicación respetuosa contigo y con la otra persona. Se trata de un respeto mutuo, con una mirada de igual a igual, no hay nadie por encima.

La asertividad en su significado profundo, no trata de técnicas que busquen hacer daño, sino de buscar un beneficio para ambas partes. La asertividad ayuda a convivir con las demás personas. Y para convivir es importante que las diferencias no separen, sino que unan.

La asertividad es la comunicación respetuosa contigo y con la otra persona.

La asertividad y la empatía no son lo mismo, pero la asertividad incluye empatía y, si no hay empatía, no podremos alcanzar una comunicación asertiva. Si deseas conocer un poco más sobre la asertividad y su significado antes de las técnicas consulta nuestro artículo sobre la comunicación asertiva, definición y ejemplos y objetivos.

¿Qué es ser asertivo?

Para comprender la asertividad y su significado debemos comprender las técnicas y estilos diversos. Hay diferentes estilos a la hora de comunicarse: de forma pasiva, agresiva o asertiva.

  • Las personas con estilo comunicativo pasivo van a tratar de evadirse y tendrán problemas para poner límites y afrontar conflictos. Tratarán de ser invisibles y le darán poder a la otra persona para evitar ese conflicto.
  • Quienes se comunican de una forma agresiva tienen una dificultad en los límites propios y traspasas los límites de la otra persona. Anulan al otro para tener la razón, sin pensar en la perspectiva ajena, solo en la suya.
  • Uniendo estos estilos de comunicación aparece la comunicación asertiva. Se trata de respetar ambas partes. Tener en cuenta a la otra parte y a mí. Respetarme y respetar. Que las necesidades y límites puedan ser expresados. Ser asertivo es encontrar el equilibrio.

Al estilo pasivo le falta comunicarse y volver a su poder y marcar su espacio. En el rol agresivo falta mirar al otro, escucharlo y entender que hay más que yo. Si conseguimos esos cambios podremos mejorar las habilidades de comunicación y alcanzar la comunicación asertiva.

Aunque sea difícil inicialmente, a largo plazo estas conversaciones incómodas son las que dan tranquilidad y facilitan el crecimiento de las relaciones.

La asertividad es poder mantener una buena comunicación con el otro y conmigo.

Técnicas asertivas

Frase asertividad significado y técnicas:

Puedes aprender otras habilidades sociales para ser exitosa.

Reestructuración cognitiva

Herramienta psicológica que nos puede ayudar con las cogniciones que nos limitan a llevar a cabo la asertividad. A veces tenemos que cambiar pensamientos, creencias, estructuras mentales, patrones… por eso a grandes términos la reestructuración cognitiva sería un bloque importante a trabajar para mejorar la asertividad.

Herramientas de relajación para la asertividad

Si tuviéramos más herramientas para gestionar la ansiedad nos sería más fácil parar, tener un momento y comunicar desde un lugar más sano y calmado. A veces, con una pequeña ayuda vinculada aprender técnicas de relajación para la ansiedad, podríamos potenciar un estilo de comunicación más asertiva.

La comunicación asertiva preserva los derechos de la persona.

Practica la asertividad frente al espejo

Puedes utilizar esta técnica si estás delante de una situación complicada o sabes que tendrás que conversar con alguien sobre un tema que te cuesta. Si no sabes cómo plantear tu ostura y mantenerla, practica frente al espejo. Repite tu argumento una y otra vez de forma tranquila para ganar seguridad en ti y afianzar tu rol y postura.

Esta técnica asertiva puede ayudarte especialmente si tu estilo de afrontamiento y comunicativo tiende a ser pasivo. Puedes ponerla en práctica también escribiendo o practicando con otra persona.

Dirige tu discurso desde el YO

Vivimos en una sociedad que no está bien enfocada, no nos permite conectar con nosotras ni potenciar la asertividad. Por eso hay que hacer un esfuerzo en exponer lo que siento desde mi persona. Tenemos la costumbre de comunicar nuestro mensaje desde el tú (“es que tú me has hecho”), enfocando en el otro. Si mantenemos un diálogo enfocado en el yo (“yo me siento”, “yo estoy”).

Reenfoca la situación

Intenta buscar la situación que tienes que abordar de forma objetiva. Busca ayuda en opiniones externas que te ayuden a ver de lejos lo que está sucediendo. Sal de lo que sientes para re-priorizar y ver dónde está el problema.

Pregunta a la otra parte

Con frecuencia nos acostumbramos a solo pensar en cómo nos sentimos nosotras. A veces solo con preguntar cómo te sientes, qué piensas sobre esto, cómo lo gestionarías… favorece la asertividad. Primero porque le estás dando espacio y segundo porque puedes comprender de forma más empática su posición.

Puedes siempre acudir a esta pregunta asertiva: de lo que yo te muevo a ti, ¿qué es lo que puedo hacer para que te sientas mejor? Esto facilita abrir la mirada y la comunicación centrada en soluciones.

A veces es mejor saber parar a tiempo, darse un espacio y resolverlo más tarde.

 Como siempre, gracias por acompañarnos una semana más, nos escuchamos el próximo domingo. Gracias también por vuestras puntuaciones y comentarios en Spotify y en Itunes, eso nos ayuda a crecer.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

(Votos: 0 | Media: 0)

Humana en constante aprendizaje y evolución además de cofundadora y CEO de Somos Estupendas.

Deja un comentario