Cómo mejorar habilidades de comunicación

Si has llegado hasta aquí es porque te interesa saber cómo mejorar tus habilidades de comunicación, quizás porque alguna vez te has sorprendido dudando acerca de cómo expresar tu opinión o de cómo participar de forma activa en una discusión o debate.

La mayor parte de nuestro tiempo estamos en interacción con los demás como seres sociales que somos, por lo que es muy importante dotarnos de buenas habilidades comunicativas. La palabra comunicación deriva del latín communicare, que significa “compartir algo, poner en común”. Una buena comunicación forma parte de uno de los factores más relevantes de nuestra vida tanto social como profesional. La principal función u objetivo de la comunicación es el intercambio de información entre dos o más participantes con el fin de trasmitir o recibir algún mensaje.

El entrenamiento en habilidades de comunicación nos va a servir para establecer mejores conexiones y crear mejores relaciones con los demás pero, ¿cómo lo podemos hacer?

Técnicas para mejorar la habilidad de comunicación

Existen varias pautas que se pueden trabajar para mejorar las habilidades de comunicación y lograr un crecimiento personal en este ámbito:

cómo mejorar habilidades de comunicación

Escucha activa

  • En la comunicación no solo la importancia recae en saber comunicar bien el mensaje sino que en algún momento también queremos sentirnos escuchados. Oír no es lo mismo que escuchar. La idea es conseguir escuchar con atención plena lo que los demás quieren decirnos. Tratar que la otra persona vea que tú no has desconectado y que escuchando sigues dentro de la comunicación de forma dinámica.

Asertividad

  • Es una habilidad que se puede aprender y mejorar. Con ella nos permitimos por una parte conocer nuestros derechos y además saber defenderlos. Siendo asertivas podemos dar nuestra opinión, expresar nuestra inconformidad respecto a un tema o ser capaces de resolver algún tipo de conflicto  de forma efectiva. Conseguir una comunicación asertiva se caracteriza por lograr un comportamiento en el que al transmitir el mensaje la persona no arremete, ni tampoco se somete a la voluntad de otras personas, sino que expone sus convicciones y defiende sus razones.

Mente abierta

  • Aquella persona que quiera mejorar sus capacidades comunicativas no debe ser dogmática en sus convicciones, es decir, ser más flexible. Tener la mente más abierta significa estar más abierto a la experiencia y también a los demás lo que se traduce en la capacidad de escuchar las propuestas de los otras personas. En este sentido es bueno de vez en cuando salir de nuestra llamada “zona segura” o “zona de confort”.

Empatía

  • Tener la capacidad de ponerse en el lugar de la otra persona para, de esta manera, comprender sus pensamientos, sentimientos y emociones. Al ser empáticas logramos generar una conexión más directa con la otra persona. La falta de esta cualidad puede dañar las relaciones interpersonales generando así en el resto un malestar que dificultará las futuras interacciones con los demás. La comunicación empática ayuda a lograr un entendimiento mutuo.

Contacto visual

  • “Una mirada dice más que mil palabras”. Esta es una parte muy importante de la comunicación no verbal. Mirando a los ojos de quien tenemos en frente trasmitimos nuestras emociones logrando así una comunicación más completa. Es una manera de decir “me importas, me interesa lo que dices y estoy centrando mi atención de este momento en ti”. Además de trasmitir el mensaje de que estamos prestando atención a lo que nos están diciendo aportamos seguridad y confianza.

Gestos

  • Aquí también estamos hablando de un lenguaje no verbal. Al trasmitir un mensaje es importante la comunicación oral pero también la forma de cómo lo hacemos. Dominar el buen uso de los gestos puede ayudar a tener una comunicación más efectiva. . Albert Mehrabian afirmaba que el componente verbal se utiliza para comunicar información y el no verbal para comunicar estados y actitudes personales, además refuerzan y enfatizan el sentido del mensaje.

Claridad y concisión

  • El mensaje que queremos trasmitir tiene que tener estas características para que quien lo reciba pueda entenderlo y entendernos a nosotras. Encontrar una armonía entre lo que vamos a decir y cómo vamos a decirlo.

Respeto

  • Mostrar respeto por lo que nos dicen y por quien nos lo dice ayuda a crear un entorno de confianza y unión. Es importante tener claro aquí en qué consiste la libertad de expresión teniendo en cuenta los límites que no hay que sobrepasar, tanto hacia los demás como con una misma.

“ Una buena comunicación con otra persona conlleva que somos capaces de entenderla, ponernos en su lugar, interpretar sus estados de ánimo o lo que puede pensar en un momento dado, por sus gestos o actitudes”

La comunicación efectiva de Carlos J. Báez

Y como dijo Gabriel García Márquez: “Lo que no se comunica, no existe”. Es el momento de  mejorar las habilidad de comunicación para realizar una buena comunicación de aquello que tienes que decir, mejorar en estos aspectos si así lo crees necesario con la finalidad de obtener grandes beneficios que comenzarás a ver en poco tiempo. Seguro que hay ideas maravillosas dentro de ti esperando a tener forma para salir al mundo.

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba