Banderas rojas y verdes en relaciones de pareja | Ep. 82

Hola bonitas y bienvenidas un domingo más al podcast de Somos Estupendas. Hoy nos acompaña Clara para hablarnos de las banderas rojas y verdes en relaciones de pareja.

Las red flags son algo de lo que se está hablando muchísimo en redes y su significado ha empezado a distorsionarse. Hoy lo entenderemos desde la perspectiva de la psicología.

Qué son las red flags

Este término se utiliza especialmente en el ámbito de las relaciones de pareja. Habrá banderas rojas y verdes universales. Concretamente las banderas rojas universales lo son porque son violencia, pero muchas otras red flags serán personales, propias.

Nos encontraremos bajo este nombre la violencia inadmisible, innegociable. Tenemos claros este tipo de banderas rojas, lo identificamos en asesinatos, violencia física, violencia sexual… pero hay unas raíces más profundas que no se detectan con tanta frecuencia:

Violencia ambiental, psicológica, chantaje emocional, invalidar sentimientos, retirar la atención y utilizar el silencio como castigo, humillaciones, culpabilizar, gaslighting, control de la propia imagen, aislamiento de familia y amistades, controlar su vida…

Banderas verdes y amarillas en una relación

Las banderas verdes o green flags te indican que las cosas van bien, que aquello que sucede está dentro de tus límites y te gusta que suceda. Tener claras estas banderas verdes fomenta ser feliz en pareja.

DESCUBRE CÓMO ESTÁ TU RELACIÓN DE PAREJA

¿Sientes que tu relación de pareja no está en su mejor momento? ¿Os cuesta comunicaros, encontrar espacios para cuidar la relación y las relaciones sexuales no son como os gustaría?

Descubre en qué punto se encuentra tu relación de pareja haciendo este test.

Las banderas amarillas o yellow flags van a depender de tu experiencia personal, pasado, creencias… Todo lo que eres va a conformar tus propios límites. Las personas somos diversas y a ti pueden saltarte las alarmas en determinadas situaciones, mientras que a otras personas les saltará en otras. Dependerá también mucho de los pilares de la relación y del nivel de satisfacción.

Primero me conozco y luego me comparto.

Cómo tener una relación sin red flags

Cuando tenemos una relación de pareja es importante el matiz de compartirnos, en lugar de entregarnos. Cuando nos entregamos como nos pide el amor romántico nos perdemos a nosotras, perdemos nuestro eje. Es por eso que las banderas rojas y verdes pueden difuminarse y generar problemas de comunicación en la pareja.

Es importante que te permitas tener tu propio espacio, encontrar el equilibro entre el tiempo compartido y el tiempo separados que os haga sentir bien a ambas partes.

Comunicad todo lo que necesitéis, siempre con respeto, asertividad y empatía. Pero comunicaos. En ocasiones las conversaciones serán incómodas, desagradables o no estaréis de acuerdo, pero os ayudarán a crecer como pareja. Aceptad vuestras diferencias a la vez que respetáis vuestros límites.

Autoconocimiento antes de una relación

Empezar una relación de pareja puede remover muchas inseguridades y eventos del pasado. Cada persona en la relación trae sus propias creencias. Por ello cada persona pondrá trozos de su historia que influirán en el nuevo vínculo que se está creando, con sus banderas rojas y verdes de anteriores relaciones de pareja y experiencias.

Cuidarse y conocerse es aprender qué nos gusta y qué no nos gusta. Empieza desde dentro, conócete y luego comparte quien eres.

Banderas rojas y rabia

Cuando no respetan nuestros límites y aparecen señales de alamar de banderas rojas o red flags, es frecuente que la ira aparezca para protegernos. El enfado tiene un mensaje doble para nosotras. Nos dice:

  • Amiga, no estás tomando las decisiones que quieres.
  • Amiga, alguien ha sobrepasado un límite importante para ti.

Lo que inicialmente es una bandera amarilla para ti puede convertirse en una bandera roja. Si tu pareja ignora tu límite, se salta esa valla porque le parece una tontería y no te respeta, para ti esa experiencia puede convertirse automáticamente una bandera roja.

El enfado nos ayuda a reestablecer el orden.

No niegues tu realidad y atiende a tus necesidades y a tus límites. La buena relación es un trabajo en equipo que se aprende y se consigue poco a poco, ninguna relación es perfecta o se convierte en sana de forma mágica.

Qué hago si en mi familia hay toxicidad

Con la familia es más difícil cortar lazos porque culturalmente nos sentimos con el deber de mantener esos vínculos. Si estás en una situación así, a continuación, te comentamos algunas pautas para aprender a gestionar la toxicidad en las familias:

Como para todo, lo primero que vas a necesitar es poder reconocer y aceptar que existe toxicidad en tu familia. Toma conciencia de las dinámicas familiares y acepta que ciertas conductas sanas no van a llegar. Desidealiza a tu familia, pero también focaliza y reconoce todo aquello que sí has tenido y sí ha ido bien.

Trata de entender tu historia familiar. Es muy probable que tus padres vengan también de una familia donde les ha faltado algo o no han sido tratados bien. Conocer esto no les justifica ni soluciona lo que te ha sucedido, pero te permitirá compasión por ellos y por ti. Además, te facilitará comprender que no has sido la culpable y que han hecho lo que han podido.

Para acabar, necesitarás poner límites y distancia emocional, con asertividad y empatía y sin alimentar el conflicto y las dinámicas. No es algo sencillo, por lo que si lo necesitas busca ayuda profesional y apóyate en otras personas fuera de la familia, encuentra tu equilibrio y tu manera.

Como siempre, gracias por acompañarnos una semana más, nos escuchamos el próximo domingo. Gracias también por vuestras puntuaciones y comentarios en Spotify y en Itunes, eso nos ayuda a crecer.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

(Votos: 0 | Media: 0)

Humana en constante aprendizaje y evolución además de cofundadora y CEO de Somos Estupendas.

Deja un comentario