Cómo ser feliz en pareja

Tener pareja es mucho más que estar con otra persona… eso que siempre nos han enseñado en matemáticas de que 1+1 son 2 deja de ser cierto… ¡Lo siento! Ahora tendrás que tener en cuenta que cuando una persona (tú) se junta con otra persona (tu pareja) formáis una tercera ‘’invisible pero visible’’ en discordia, la relación. El amor muchas veces es una carrera de fondo en la que nunca viene mal saber sobre cómo ser feliz en pareja para así poder crecer al lado de la persona que quieres.

¿Enamoramiento y amor es lo mismo?

Antes de entrar en materia con cómo ser feliz en pareja, primero vamos a diferenciar estos dos términos. En tu pasado o bien en actualidad, puede que te unieses a una persona y que te sintieses feliz porque te aportaba lo que tú necesitabas, era tu persona, la pera o la manzana que necesitas para hacer una ensalada de frutas contigo (no me vengas con eso de la media naranja… que si no, tendrías que empezar a trabajar el motivo de que seas media y no entera)…

En resumidas cuentas, una persona cuando inicia una relación, no la inicia con alguien que se lleva mal (o debería no iniciarla)… pero, pasado el tiempo, puedes empezar a no encontrarte como siempre… ¿por qué ocurre esto? Lo cierto es que el enamoramiento y el amor son conceptos diferentes.

El enamoramiento

Es ese periodo inicial en el que tus hormonas están a mil por hora y por lo tanto tu nivel de excitación y euforia también. Ahí ves a tu pareja como si fuese la persona más maravillosa del mundo, la atracción es fuerte y las expectativas de tu relación son altas y muchas veces puedes tener la sensación de estar en las nubes’.

El amor

Es lo que acontece cuando la fase de enamoramiento ha bajado de intensidad, ahi, ya conoces más a tu pareja, empiezas a ver las diferencias que tenéis, además la afectividad y la comunicación toman mayor importancia.

Si quieres ser feliz en pareja, aléjate de los ‘’mini-jode relaciones’’.

Tú evolucionas, tu pareja también y por lo tanto la relación tiene que evolucionar, transformarse y adaptarse a los cambios que van sucediendo. En esa evolución hay pequeños riesgos que puede correr la relación, esos riesgos corren de la mano de unos cuantos ‘’mini-joderelaciones’’ (sí me lo acabo de inventar, pero a partir de ahora, los llamaré así).

Esos ‘’mini-joderelaciones’’ son los que pueden hacer que el amor de pareja se reduzca, se transforme a otro tipo de amor o se potencie y en ese caso, entonces, la relación vaya viento en popa a toda vela.

El cómo afectan a la relación depende de cómo las personas que la configuran actúan y hacen con ellos. Si se muestran más activos o por el contrario más pasivos. Si alimentan a esos mini-joderelaciones o les dejan de dar comida… pero…

¿Cuáles son esos ‘‘mini-jode relaciones’’?

Al principio de una relación, todo suele ser fantástico y novedoso, siempre hay cosas que hacer, planes, objetivos, excursiones y aventuras… es normal ¿no? Acabas de conocer a una persona la cual tiene que contarte toda su vida, sus gustos, sus aficiones… y eso hace que siempre existan cosas nuevas sobre las que hablar, que hacer y demás, pero cuando ya os conocéis lo suficiente, parece que todo baja una revolución y empiece a tambalear la felicidad en pareja.

Y en esa reducción, comienzan a entrar en juego ‘’los mini-jode relaciones’’ en vuestra relación, conocerlos te hará poder gestionarlos cuando aparezcan.

El primero en discordia; la monotonía.

Que exista monotonía no quiere decir que no podáis ser feliz en pareja, es lo que hacéis con esa monotonía lo que hace que esa relación se apague. Ahí entra en juego el poner en valor otra serie de cosas que pueden hacer que la monotonía tenga su vidilla.

Las responsabilidades.

En la medida en la que pasa el tiempo de la relación, se comienzan a tener más responsabilidades… No quiere decir que cada miembro de la familia no tenga ninguna responsabilidad, pero las tenía propias, y en la medida en la que se avanza, se tienen las propias y las compartidas. Es decir, ya no eres tú con tu trabajo y tus quehaceres, ni tampoco es tu pareja con los suyos. Ahora sois los dos con vuestras responsabilidades, más las propias responsabilidades de la relación. Y esas responsabilidades pueden ser desde muy ‘’simples’’ como quién cocina y quién limpia, hasta más complejas como gastos, perspectivas de ffuturo, proyectos juntos, formar familia, y un sinfín

La comunicación.

La comunicación a veces es un motivo conflicto entre las parejas, y es que somos seres relacionales y eso implica que de una u otra manera, nos estamos comunicando constantemente, incluso cuando no queremos. Si quieres ser feliz en pareja es necesario que la comunicación con la misma sea constructiva. No obstante, si sientes que tienes dificultades a la hora de comunicarte, siempre puedes saber cómo mejorar la comunicación.

Las ganas (que nunca sean a desgana).

En ocasiones, tus ganas o las de tu pareja pueden verse mermadas. Una relación no siempre es 50%-50% sino que fluctúa y hay que ser flexibles con ello.

Cómo ser feliz en pareja

Ser feliz en pareja es fácil si sabes cómo

Ser feliz todo el tiempo no es posible, pero sí que puedes trabajar en diferentes aspectos de tu relación para conseguir ser feliz en la pareja la mayor parte del tiempo.

1. Antes que cantidad, calidad.

Es más importante querer bien a querer mucho. Uno de los temas efervescentes en consulta suelen ser las relaciones de pareja. Personas que acuden tras una ruptura amorosa y están empezando su duelo… a menudo, nos damos cuenta que un fallo de dichas relaciones es que han tenido más en cuenta cantidad que calidad y que pequeños actos pero muy a menudo han convertido la relación en una relación tóxica, por ello, es importante que diferencies las relaciones tóxicas y relaciones sanas

2. Para ser feliz con tu pareja, tienes que respetar su criterio.

No invalides aquello que dice tu pareja, a cada persona le ‘pica lo que le pica’ asique aunque no lo compartas, respeta. Esto ayudará a tener más felicidad en la pareja.

3. Busca lo más vital, no más, lo que es necesidad, no más, y olvídate de la preocupación.

El libro de la selva ya lo dijo y es que… ¡busca lo más vital, no más!. Hay veces que las parejas se centran en aquello que les distancia, en las diferencias, en lo que hay que mejorar, sin darse cuenta de que justo focalizarse en ello les aleja de la felicidad.

4. Querer saber cómo ser feliz en pareja ya es un paso.

Las relaciones tienen baches, una carretera que a veces tiene precipicios y curvas, y no pasa nada. Pedir ayuda e informarse sobre qué puede mejorarse en una relación es importante, pues ya con eso, demuestras que tu pareja y la relación te importan. Si consideras que necesitas saber cómo superar un mal momento aquí estamos para sumar… porque…. ¡querer mejorar es de estupendas y estupendos!

5. Saca tu niño/a interior a pasear más a menudo.

Muéstrate vulnerable, sé una persona disfrutona, diviértete y baila cada canción de la vida. Los problemas están ahí, siempre. No los podemos evitar, ni tenemos una varita mágica que los haga desaparecer… pero si te pones más en la piel de un niño, te darás cuenta que disfrutar no es tan difícil como nos han hecho creer.

Espero que estos pasos te ayuden a ser feliz en pareja y sobre todo a que la relación mejore y ¡nos vemos en el próximo artículo!

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

Psicóloga especializada en el área de infanto-juvenil y en psicología forense, en constante reciclaje y formación para poder ofrecer lo mejor de ella misma.

Deja un comentario