Cómo superar el miedo a lo nuevo

El miedo es una emoción básica universalmente conocida y aunque normalmente se asocia a algún estímulo temido o amenazante, muchas veces también se puede llegar a sentir miedo ante el qué pasará, por eso aquí, en Somos Estupendas, te ayudamos a cómo superar el miedo a lo nuevo.

Miedo a lo nuevo o a situaciones novedosas

¿Alguna vez has tenido miedo a lo nuevo? Si te haces esa pregunta, tu respuesta probablemente sea que sí… y es que en esta vida tan cambiante, todas las personas en alguna ocasión tenemos que enfrentarnos a una situación novedosa.
Piensa en todas las veces que has hecho algo por primera vez, todas esas veces en las que tenías que dar un paso hacia delante y aventurarte en nuevos mundos… desde conocer a una nueva pareja, empezar en un trabajo, aventurarte a ese viaje que tanto querías hacer sola, hasta enfrentarte a vivir por primera vez una pandemia mundial… Si lo piensas… en mayor o menor medida, siempre has tenido primeras veces.

En todos esos cambios y en todas esas situaciones que nos hacen salir de nuestra zona de confort (y crecer) nos han acompañado un sinfín de emociones… alegría, incertidumbre, miedo… pueden ser las más frecuentes.

Es normal, keep calm. A los seres humanos parece que nos gusta tener todo controlado y nos cuesta soltar ese control, por eso, cuando algo nuevo va a suceder o a algo nuevo nos tenemos que enfrentar… nos asusta. Nos da miedo lo desconocido. Nos da miedo el cómo será. Y ahí es cuando nuestra imaginación echa a volar como si una manada de pájaros revolotease por nuestra cabeza.

Y entonces, llega la incertidumbre y la inquietud ante el ‘cómo será’, pero también los nervios y la alegría ante lo emocionante que puede ser, pensar en todo lo positivo que puede conllevar esa nueva situación, ese nuevo momento…pero todas esas emociones evocan también al miedo, porque nos hace pensar en todo lo que implica esa novedad y por supuesto, aquello en lo que se puede arriesgar y perder. Te dejo aquí un podcast en el que hablamos de cómo perder el miedo al miedo, seguro que te ayuda.

“A nadie le gusta perder y sin embargo es lo que da sentido a ganar”

¿Neofobia o miedo a lo nuevo?

La psicología hay veces que es demasiado intensa y parece que para todo hay un nombre (y si no lo creamos)… de ahí, que exista tener miedo a lo nuevo también se considere como neofobia.
Aunque bien es cierto, no es lo mismo tener miedo a algo que tener fobia. El miedo es el preámbulo a la fobia si éste se alimenta periódicamente. Es decir, la mayoría de las personas (por no decir todas) podemos sentir y vivenciar la emoción de miedo, pero sin embargo no tener una fobia.

La neofobia sería el miedo intenso, irracional, persistente y desproporcionado ante un estímulo novedoso.

La sintomatología de esta fobia específica se basa en:

  • Síntomas físicos: aquellos síntomas que una persona tiene a nivel corporal, como por ejemplo tener taquicardias, sudoración y/o dolor de estómago.
  • Síntomas emocionales: aquellos síntomas que una persona tiene a nivel más intrínseco y que tienen importancia no sólo personalmente sino también en la relación con los demás. Dentro de esta categoría encontramos la sensación de incapacidad, la escasa confianza, la baja autoestima y/o la falta de seguridad en una misma.
  • Síntomas cognitivos: aquellos síntomas que una persona tiene a nivel psíquico, como puede ser el tener pensamientos catastróficos y/o tener creencias irracionales y desadaptativas ante la posibilidad de no superar una vivencia que contenga novedad.

Todo ello conduce a que la persona rechace enfrentarse a cualquier situación que contenga un componente novedoso produciéndose en ella una resistencia al cambio y una baja flexibilidad mental.

Es por ello, que no tenemos que alimentar nuestros miedos, porque si crecen éstos son capaces de dominarnos.

Causas por los que se puede tener miedo a las novedades

Identificar causas a veces no es tarea fácil. La complejidad de las personas hace que muchas veces hace que no suceda algo por una sola causa sino que sea multicausal, por lo tanto, identificar el origen de un miedo puede convertirse en un trabajo duro.

Sin embargo, queremos reflejarte cuáles son las causas o los motivos más frecuentes por los que las personas podemos tener miedo a lo nuevo.

  • La comodidad y la mítica frase de ‘más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer’ son las encargadas de echar por tierra la posibilidad de vivir experiencias nuevas y de enriquecernos como personas. Esa frase tan demoledora está cargada de miedo y de comodidad (dentro de la incomodidad).
  • El legado que nos dejan nuestra familia. Cuando una persona tiene un miedo aparentemente carente de sentido y sin que haya vivido una experiencia que tenga relación con la adquisición de ese miedo, es hora de preguntarse sobre si los progenitores han tenido dicho miedo y por ende, se ha aprendido. En ocasiones las frases como ‘ten cuidado no te vaya a pasar algo’ ‘qué más da, si como estás así estás bien’ ‘te puede salir mal’ ‘verás como arriesgues y pierdas’… son lapidarias y capaces de hacer que sientas miedo ante la novedad.
  • La vivencia directa o indirecta de algún suceso traumático o con mucha carga emocional. Muchos miedos son adquiridos a través de experiencias propias o bien ajenas pero que se vivencian con mucha carga emocional.
  • Baja tolerancia a la frustración, miedo al fracaso y rigidez mental son algunas de las causas que también favorecen que se tenga miedo a lo nuevo. En la medida en la que aceptamos que la vida se compone de primeras veces y que es un ensayo-error casi continuo, viviremos sin tanto miedo. Aquí tienes otro podcast en el que hablamos del miedo a la vida.
miedo a lo nuevo

¿Cómo superar el miedo a lo nuevo?

La vida es cambio constante, crecimiento, evolución.. y eso a veces puede que te dé vértigo. Si en alguna ocasión te notas con cierto miedo a la hora de emprender un nuevo camino, de probar algo novedoso o de enfrentarte a una situación nueva, aquí te enseñamos cómo poder superarlo.

  1. Identifica cuál es tu zona de confort. En ocasiones la zona de confort puede ser esa zona que ya ha dejado de ser confortable pero de la cual aun así te da miedo salir. Identificar cuál es, de qué elementos, personas, emociones está compuesta te ayudará a saber el motivo por el cuál te quieres mantener ahí.
  2. Compréndete y no te juzgues tanto. Comprendernos es vital para poder encajar las piezas que configura el puzle de nuestra vida. No juzgarnos ayuda a que ninguna pieza se rompa. Conocer nuestras propias vulnerabilidades y miedos es el principio de toda (r)evolución. Comprende y conoce la función que está teniendo sentir ese miedo en lugar de juzgarte por tenerlo.
  3. No anticipes. La anticipación es la bruja mala del cuento. Pensar en que el final va a ser de una manera genera más ansiedad que el vivir que el final sea de esa misma manera.. ¿por qué? porque la rumiación y el ”run-run” en tu cabeza tiene un poder aterrador. Si te cuesta dejar de hacer tus propias películas (mentales) te recomiendo escuchar ansiedad anticipatoria para que puedas aprender sobre ello y gestionar mejor esos pensamientos que desembocan en sintomatología ansiosa.
  4. Reestructura tu psique. La reestructuración cognitiva es el pan de cada día en psicología, y todas las personas en algún momento de nuestra vida lo hemos tenido que hacer. Se basa en darle una vuelta a nuestro pensamiento y poder reformularlo de manera más adaptativa, funcional y ajustado a la realidad.
  5. Activación conductual y acción. Puede que de la noche a la mañana no vayas a dar el gran salto, pero sí que puedes dar pequeños pasos que te acerquen al cambio. Si vas acercándote a ese cambio podrás también ir valorando aspectos positivos y eso, aumentará tu sensación de bienestar, tu euforia y reducirá ese temor.

¿Cómo quieres vivir tu vida?
¿Has venido a jugar o a ver a los demás jugar?
No te quedes en el banquillo (para siempre).

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

Psicóloga especializada en el área de infanto-juvenil y en psicología forense, en constante reciclaje y formación para poder ofrecer lo mejor de ella misma.

Deja un comentario