La relación de pareja tras el Covid-19

¿Sientes que tu relación de pareja ha cambiado en estos meses de confinamiento? ¿Ya no estáis igual que antes? ¿Notas que quieres pasar menos tiempo con tu pareja? ¿Estáis más irascibles o desmotivados?

Estamos ante una situación que ha dado la vuelta por completo a nuestra forma de vivir y relacionarnos. Estos cambios, pueden generar crisis tanto personales como relacionales. El cambio implica movimiento y novedad, y cuándo las cosas dejan de ser como eran antes, es muy normal que tengamos muchísimas dudas y cuestionemos lo que está sucediendo. Este proceso de crisis, a veces es necesario para poder reevaluar la nueva situación y poder adaptarnos a ella desde otro lugar si es necesario.

Ya es un hecho demostrado, que las relaciones de pareja se están viendo muy afectadas por todas las consecuencias desencadenadas por el Covid-19, o bien porque ahora pasamos mucho más tiempo juntos o todo lo contrario, porque hemos estado durante meses separados.

Ambos casos, cambian totalmente la manera que teníamos de relacionarnos con nuestra pareja, es por ello que la flexibilidad y la capacidad que tengamos como personas de adaptarnos a los cambios en este momento será clave para la relación.

¿Cómo era vuestra relación antes de esta crisis?

Todo este cambio estructural ha puesto de manifiesto muchos aspectos que ya había previamente en la relación de pareja, pero que quizá con el día a día no tomábamos conciencia de ello.

Por eso, puede ser un buen momento para identificar de qué forma habíais construido vuestro vínculo previo: comunicación, relaciones sexuales, resolución de conflictos, gestión individual de las emociones, espacios personales… Toda la base en la que se ha ido formando la relación es muy importante a la hora de afrontar nuevos obstáculos.

 “Los cimientos de la casa, son fundamentales para superar un terremoto”

Si en este momento te das cuenta que los “cimientos” de la relación no eran lo suficientemente sólidos no te preocupes, es un buen momento para tomar conciencia de ello y poder reestructurarlos.

¿De dónde viene el problema con tu pareja?

Como ya hemos dicho, los cambios pueden generar crisis y será clave identificar cuál es el motivo de la crisis para poder abordarlo. Al igual que si tengo una herida en el pie, no tendría sentido que me curase la mano, aquí pasa lo mismo, por eso primero vamos a revisar de dónde viene el problema para así poder abordarlo.

¿Es una crisis personal que está influyendo en el espacio común? ¿O el conflicto viene desde lo relacional? ¿Quizá es algo que llevamos arrastrando desde hace tiempo?

Aquí hay que diferenciar si los conflictos existentes en la pareja vienen porque hay algo a nivel individual que se está proyectando en la manera de relacionarme (como pueda ser el estrés, problemas de autoestima, cambios laborales y económicos, dificultades para la gestión emocional…)  o sin embargo,  el problema viene desde lo relacional entre ambos. (Es decir, problemas de comunicación, relaciones sexuales, expectativas que no se cumplen, cambio en la forma de relacionarnos, no respetar espacios vitales…)

Pueden ser diversas causas lo que esté haciendo que la pareja se vea dañada.

Pautas para gestionar la relación de pareja

A pesar de todas las dificultades que nos estamos encontrando estos días, también puede ser una oportunidad para reforzar los lazos de pareja y mejorar o potenciar determinadas áreas de la relación.

Bien es cierto, que ante situaciones tan difíciles como esta, es muy importante que le dediquemos tiempo a cuidar la pareja. Aquí te dejamos algunas pautas que pueden ayudarte si estás pasando por una crisis o simplemente quieres reforzar tus lazos afectivos:

  • Identificar el origen y la causa del problema. De esta forma será mucho más fácil abordarlo y empezar desde la raíz.
  • La comunicación es un elemento fundamental en la relación de pareja, ya que es la principal herramienta que tenemos para abordar todo lo que está sucediendo. En Somos Estupendas tenemos un artículo en el que hablamos sobre cómo mejorar las habilidades de comunicación en pareja. Ya que expresar cómo te estás sintiendo, qué necesitas, cuáles son tus límites, qué te sucede… es algo básico para poder construir estos “cimientos sólidos” que nombrábamos antes, siempre desde un lenguaje en primera persona y no violento.
  • Hay elementos “invisibles” o “no verbales” que unen a la pareja (cómo pueden ser gestos de cariño, motes especiales, hábitos creados de forma común…) y esta situación desencadenada por el Covid19 puede hacer que esos elementos desaparezcan. En el momento que desaparece ese “pegamento”, es normal que la relación cambie. Por eso, podemos tomar conciencia de qué cosas formaban parte de nuestra intimidad y recuperar esos momentos o gestos que hacían especial y única la relación.
  • Respetar espacios individuales que nos permitan tener momentos a solas en los que podamos cuidarnos a nosotros mismos, escucharnos y darnos lo que necesitamos. Cómo estemos emocionalmente a nivel individual va a influir directamente en la relación, por ello gestionar nuestras propias emociones ante esta nueva situación será muy significativo.
  • Compartir tiempos de calidad en pareja. Con tiempos de calidad nos referimos a poder hacer de forma conjunta y con las menores barreras posibles todo aquello que os gusta hacer y con lo que disfrutéis juntos. Compartir una serie, una conversación, cenas románticas, bailar juntos, jugar…
  • Responsabilizarme de lo que depende de mí. Es decir, no esperemos a que sea el otro quien cambie o tome acciones distintas, ya que el foco de mi bienestar lo estaré depositando fuera y esto nos puede generar mayor malestar.
  • Podemos recurrir a recursos que nos sirvan como apoyo y guía para redireccionar el problema y poder fortalecer nuestros puntos débiles. Nuestro curso reCONECTAR puede ser de gran ayuda para gestionar todo lo mencionado anteriormente.
  • Hay veces que tenemos tanta carga emocional o hay tanto “guardado” que nosotros solos es muy difícil poder abordar esta situación. En Somos Estupendas tenemos terapias online de pareja que seguro te pueden ayudar con tu situación actual si lo necesitas.

“Una nueva situación, lleva a definir nuevas reglas”

A lo largo del ciclo vital, es muy probable que nos enfrentemos a muchos cambios y dificultades que conllevarán crisis en la relación. Por eso puede ser bueno, que tengamos una actitud de curiosidad, flexibilidad y apertura al cambio, viéndolo como oportunidades de aprendizaje o autoconocimiento.

Para ello, vivir desde el autocuidado y la relación con uno mismo, será fundamental para recibir y gestionar conflictos de pareja. 

¡Compartir es vivir!

Psicóloga Sanitaria y mi gran pasión es acompañar a personas en el proceso de conectar consigo mismas, conocerse y descubrir sus propias habilidades para afrontar el día a día.

Deja un comentario