Qué es la depresión posparto y sus síntomas

Hemos crecido pensando que la llegada de un hijo es un momento de felicidad absoluta. No digo que no sea un episodio feliz en muchas ocasiones, pero el proceso de criar puede ser también duro y podemos encontrar obstáculos en el camino, como puede ser la depresión postparto. Todo lo que se sale de lo que “debería” ser la maternidad, de lo que se debería hacer o sentir; se cuestiona e invisibiliza.

Durante el proceso de embarazo las mujeres pasan por una serie de cambios físicos pero también emocionales. Antaño las mujeres disponían de más contacto con otras mujeres que habían gestado, puesto que las familias solían ser más numerosas y se fomentaba más el concepto de comunidad. En cambio, ahora cada núcleo familiar vive separado de otros, con la consecuencia de pérdida de referentes a los que agarrarse en el proceso de crianza.

Todo ello puede tener consecuencias en la salud mental de las futuras mamás.

¿Qué es la depresión posparto?

La depresión posparto es un episodio depresivo de inicio en el embarazo o en el posparto que afecta entre un 10 y un 15% de la población española. El posparto tiene una duración variable, puede durar hasta años y es una etapa de adaptación.

La mitad de estos episodios comienzan antes del parto.

Síntomas de la depresión posparto

Los síntomas de la depresión posparto son muy similares a los de una depresión que sucede en otro período de la vida.

De entre los síntomas expuestos a continuación, el primero o el segundo debe estar presente para poder considerarse una depresión en personas adultas. No tienen que cumplirse todos los síntomas, pero sí como mínimo cinco de ellos durante dos semanas o más.

  • Estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, casi todos los días: por ejemplo, sentirse vacío, triste, sin esperanza…
  • Disminución del interés o el placer: las actividades que antes resultaban agradables ya no lo son o existe poco interés en realizarlas.
  • Cambios en el apetito: disminución o aumento del apetito, o bien pérdida o aumento de peso.

No obstante, al estar o haber pasado por un embarazo, el cuerpo cambia. Se podría considerar un síntoma de depresión si el embarazo no explica ese cambio.

  • Dificultades en el sueño: tanto el insomnio como la somnolencia excesiva pueden ser síntomas depresivos.

Sin embargo, cabe tener en cuenta que al tener un nuevo miembro en la familia, los horarios cambiarán. Si se descansa poco durante un tiempo es natural tener sueño también durante el día. Por otro lado, el cerebro durante el embarazo cambia para poder atender a la criatura, así que es posible que se esté en un periodo de alerta y que cueste más conciliar el sueño. Se debe diferenciar si los cambios son debidos a una adaptación natural del organismo o si son síntomas depresivos.

  • Agitación o retraso psicomotor: se puede estar más inquieto o movido o todo lo contrario.
  • Fatiga: puede ocurrir que se sienta una pérdida de energía con respecto a épocas anteriores, aunque como se ha mencionado anteriormente, para considerarse síntoma no tiene que estar relacionado con la maternidad.
  • Sentimientos de inutilidad o culpa, con tendencia en la depresión posparto a estar relacionados con la crianza: “no soy una buena madre”, “no sé cuidar de mi hijo”…
  • Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse: se puede necesitar hacer un sobreesfuerzo para llevar a cabo actividades que antes no lo requerían, como por ejemplo leer, tomar decisiones… No obstante, hasta seis meses después del parto las mamás pueden tener más despistes y sentirse como en una nebulosa, eso es debido al cambio cerebral que se da después del parto.
  • Pensamientos de muerte recurrentes: pensar en la propia muerte, ideas de suicidio…

Además de los síntomas propios de un episodio depresivo, durante la depresión posparto también se puede sentir una pérdida de interés en el bebé o rechazo hacia éste, así como sentir que no se le quiere y preferir que otra persona cuide de él. Sea cual sea el caso, es de gran importancia recordar que no escogemos lo que sentimos, y que la vinculación con la criatura que acaba de nacer no tiene por qué ser inmediata.

La depresión posparto debe diferenciarse del “baby blues”. Este síndrome es mucho más frecuente, lo sufren del 50 al 80% de las mujeres que dan a luz y dura días o semanas después del parto. Es una reacción del organismo ante los cambios que suceden en este período, tanto biológicos y hormonales, como psicológicos y sociales.

Los síntomas son más leves; se puede sentir tristeza, ansiedad, dificultades para dormir, hipersensibilidad, irritabilidad… Si los síntomas se agravaran o persistieran, es importante acudir a un profesional para descartar una posible depresión posparto. En este artículo hablamos sobre la ansiedad en el embarazo, en el que estoy segura que puede ayudarte.

La salud mental perinatal no es exclusiva de las mujeres gestantes. Los hombres también pueden sufrir depresión posparto, así como la pareja de la persona que gesta.

Depresión posparto

Cómo superar la depresión posparto

Lo más importante es acudir a un profesional de la salud mental, y mucho mejor si es un especialista en salud mental perinatal. Si se experimentan síntomas compatibles con la depresión u otros síntomas que generen malestar o afecten de forma significativa a la vida de la persona es importante buscar ayuda.

Puede resultar complicado darse cuenta por uno mismo y puede ser difícil dar el paso, por eso es también muy importante que las personas de alrededor ayuden a la persona a acudir a un profesional. No obstante, no siempre es fácil identificar la depresión ni otros trastornos mentales, puesto que muchas veces pasan desapercibidos.

Detrás de una madre que cuida a su hijo, que habla con su pareja e incluso también ríe, puede haber una persona que está sufriendo y necesite ayuda para fortalecer su salud mental en ese momento.

En Barcelona existe una unidad especializada, el Hospital de Día Madre-Bebé del Hospital Clínic de Barcelona. Las madres pueden acudir con su bebé y reciben un tratamiento multidisciplinar e intensivo a la vez que se promociona el vínculo con la criatura.

Cada persona es un mundo: no existen unas directrices idénticas a seguir, el psicólogo interviene de forma individualizada dependiendo del caso. Teniendo en cuenta esto, algunas cosas que te pueden ayudar de forma general si estás pasando por una depresión posparto son las siguientes:

  • Tener un buen apoyo de la pareja (si la hay) y de los familiares y amigos. La crianza es dura; si lo necesitas, puedes pedir que te echen una mano: preparar la comida, limpiar… mientras tu descansas o estás con la criatura.
  • Intentar mantener hábitos de vida saludables.
  • Asistir a grupos de apoyo en la lactancia. A veces ocurre que el bebé no se agarra bien al pecho e incluso hace daño. Dar de mamar a tu bebé no tiene que hacer daño. Puede resultar muy frustrante y puede interferir en el vínculo, así que una buena orientación y ayuda en estos casos es de gran importancia para solucionar el problema.
  • Asistir a grupos de apoyo en la crianza. De hecho, es un factor que puede prevenir futuros trastornos mentales. No hace falta tener ningún síntoma que nos preocupe para asistir a estos grupos.
  • Psicofármacos. A veces, para poder ayudar mejor a la persona, es necesaria la medicación. Quien puede recetarla es el psiquiatra, pero cuando hablamos de salud mental perinatal es importante que sea un psiquiatra formado en el tema, ya que hay muchos medicamentos que sí se pueden tomar durante el embarazo y cuando se está dando el pecho. Se debe valorar el riesgo beneficio que supone cada medicamento en cada caso en concreto, y por supuesto no tomar ningún fármaco, aunque sea de origen natural, sin consultar antes a un profesional, pues se puede poner en riesgo al bebé.

La salud mental perinatal es de gran importancia, puesto que afecta a dos personas: a la gestante y al bebé, y también a su vínculo. Para prevenir trastornos mentales en este período de la vida, es útil chequear la salud mental durante el embarazo y organizar el posparto con antelación.

Puedes escuchar nuestro podcast donde hablamos de la depresión postparto con Sindy Takanashi (Cinthia) o también puedes verlo en versión vídeo.

Recuerda: no estás sola. Otras personas han pasado por procesos similares al tuyo y aunque cada caso es único, cada vez somos más las que nos animamos a luchar por nuestra salud mental.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

Es psicóloga y actualmente está cursando el Máster de Psicología General Sanitaria. Desde hace años ayuda a niñes y adolescentes con trastornos de aprendizaje y lo compagina con su pasión por la divulgación en temas de psicología.

Deja un comentario