Síndrome de abstinencia: Qué es, síntomas y tipos

Cualquier tipo de sustancia consumida durante un periodo de tiempo largo genera en las personas que la consumen la necesidad de seguir haciéndolo, llegando a producirse un consumo casi “inconsciente” e introducido como parte de la rutina diaria, por eso, el dejar de hacerlo, supone para nuestro organismo una adaptación.

El síndrome de abstinencia, llamado “mono” de manera más coloquial, relacionado en su gran mayoría con el uso de algún tipo de sustancia, sería por lo tanto ese aviso de nuestro organismo de que algo falta y por lo tanto la manera de adaptarse a la nueva situación sin dicha sustancia.

A lo largo del artículo vamos a poder clarificar este síndrome tan en boca de todas desde hace mucho tiempo y que genera tanto malestar en las personas  y que todavía en la actualidad se aborda de manera bastante culpabilizadora para quien lo siente.

Qué es el síndrome de abstinencia

El síndrome de abstinencia, es el conjunto de síntomas tanto físicos como psicológicos que se producen como reacción al disminuir o eliminar una sustancia con potencial adictivo (alcohol, cannabis, benzodiacepinas….) que se lleva consumiendo durante un largo periodo de tiempo.

Síndrome de abstinencia

Síntomas del síndrome de abstinencia

Como se mencionaba anteriormente, los síntomas que se producen en el síndrome de abstinencia, son tanto de carácter físico como psicológico, pues hablamos de una respuesta general de la persona en su globalidad. Sin embargo, cada persona lo vive de una manera diversa, lo que implica que no siempre se den los mismos síntomas ni con la misma intensidad.

Síntomas físicos

  • Insomnio y/o alteraciones del sueño
  • Sudoración excesiva
  • Aumento del ritmo cardiaco
  • Palpitaciones
  • Rigidez muscular
  • Temblores
  • Diarrea
  • Náuseas o vómitos

Síntomas psicológicos

A continuación veremos los síntomas que afectan psicológicamente:

Ansiedad

El hecho de dejar de consumir, genera en la persona una gran activación que termina por provocar fuertes estados de ansiedad, generalmente por el deseo de volverlo a hacer, a la vez que se lucha por dejar de hacerlo. Las personas que consumen y deciden dejar de hacerlo, viven en una continua dicotomía, entre el deseo y la razón.

Depresión

El proceso de abandono de las sustancias adictivas trae, en muchas ocasiones, episodios depresivos e incluso depresiones más duraderas en el tiempo a las personas, pues comienzan a tomar consciencia de su adicción, de las pérdidas que les ha podido acarrear, y a veces, de daños difícilmente reparables, por lo tanto, es imprescindible acompañar desde la tristeza que está viviendo la persona para lograr una recuperación.

Es importante distinguir los síntomas ansiosos de los depresivos, aquí te explicamos como: diferencia entre ansiedad y depresión.

Aislamiento social

las personas que llevan consumiendo durante mucho tiempo, también han aprendido a relacionarse a través del consumo, por lo tanto, el abandono de este, supone una pérdida de relaciones sociales y una necesidad de reaprender a relacionarse que supone un gran reto. En el siguiente artículo se dan unas pequeñas pautas sobre qué son las habilidades sociales, que pueden ayudarte si te sientes perdida en este punto.

Irritabilidad

La mayoría de los procesos adaptativos, suponen una gran cantidad de estrés que normalmente se ven acompañados de momentos de irritabilidad, que pueden incluso hacer dudar de la decisión tomada.

No es distinto en el síndrome de abstinencia, produciéndose muchos episodios de irritabilidad e incluso agresividad por la falta de la sustancia y por la lucha interna que anteriormente señalábamos.

Es posible que se den otros síntomas como falta de concentración, inquietud, nerviosismo… pero generalmente son secundarios a los que acabamos de citar.

Cuánto dura el síndrome de abstinencia

No existe un tiempo determinado, la duración del síndrome de abstinencia va a depender de la sustancia y el tiempo que se haya estado consumiendo.

Tipos de síndromes de abstinencia

Podemos clasificar el síndrome de abstinencia teniendo en cuenta dos criterios, por un lado, se valorará el tiempo en que tardan en aparecer los síntomas, y por otro la sustancia que se consuma.

Si tenemos en cuenta el tiempo, hablamos de:

  • Síndrome de abstinencia agudo: inmediatamente después de interrumpir el consumo de la sustancia
  • Síndrome de abstinencia tardío: los síntomas se mantienen el tiempo a pesar de haber superado la eliminación de la sustancia.
  • Síndrome de abstinencia psicológico o condicionado: aparecen los síntomas si existe estímulos o situaciones que recuerden a la etapa del consumo.

En relación a la sustancia, se determinan los siguientes tipos:

  • Síndrome de abstinencia alcohólica
  • Síndrome de abstinencia a estimulantes
  • Síndrome de abstinencia a las benzodiacepinas
  • Síndrome de abstinencia al cannabis
  • Síndrome de abstinencia al consumo de cafeína

En este apartado, cabe destacar, que cualquier tipo de sustancia (azúcar) o actividad adictiva (videojuegos, juegos de rol…) pueden generar una dependencia en la persona, que dé lugar a sintomatología semejante a la del síndrome de abstinencia.

Por último, es muy importante señalar, que tratar de sobrellevar esta sintomatología que produce el síndrome de abstinencia en solitario es muy complicado, en la gran mayoría de las ocasiones, se va a hacer necesario el uso de medicación y acompañamiento psicológico con psicoterapia que pueda favorecer la disminución del deseo y el control de impulsos.

Por lo tanto, no sientas que debes hacer esto sola, en caso de que te encuentres en esta situación, pide ayuda, ya has dado un gran paso tomando la decisión, ahora es momento de dejarte acompañar en ella.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

[yasr_visitor_votes]
(Votos: 0 | Media: 0)

Psicóloga General Sanitaria, especializada en trastorno mental grave y en discapacidad intelectual. Vivo convencida de que un mundo mejor es posible, y desde ahí aporto mi granito de arena en la revolución por la salud mental.

Deja un comentario