Ansiedad por la comida: ¿por qué pasa y cómo gestionarlo? | Ep. 42

Únete ahora al taller que imparte Juana el próximo sábado 22 de mayo: https://somosestupendas.com/talleres-psicologia/como-mejorar-la-relacion-con-la-comida/

¡Muy buen día, bonitas! El tema de este domingo corre muchísimo por las redes sociales y aún no habíamos tenido oportunidad de hablar por aquí: la ansiedad por la comida. Y para poder hablar de esto, ha venido nuestra psicóloga y nutricionista Juana, especialista en conducta alimentaria. Ella es @nutricional_mente en Instagram y es una maravilla poderla tener hoy aquí.

Ansiedad por la comida, ¿qué significa?

Debemos tener en cuenta que no es lo mismo ansiedad por comer que comer por ansiedad. Cuando hablamos de ansiedad por la comida, nos referimos a comer como manera de gestionar o responder a la ansiedad.

  • La ansiedad como manera de evitación del malestar. Como un sedante. Esto se refuerza cada vez que comemos por ansiedad, la comida hace de ansiolítico natural, ya que es fuente de generación de dopamina, entre otras. Vamos automatizando la conducta y, utilizamos la comida para evadirnos. Pero esta manera nos impide encontrar mejores recursos de afrontamiento.
  • Ansiedad por la comida: viene de la obsesión derivada por la obsesión de no comer. La obsesión por no comer alguna cosa genera una compulsión por comer. De aquí salen las voces que nos dicen “no tengo que”, “no debería”, que derivan, por ejemplo, en las tan conocidas dietas.

Una lleva a la otra. La alta preocupación por la alimentación nos genera ansiedad, y la ansiedad va generando obsesión. Esta obsesión genera la compulsión que aumenta la preocupación por la dieta.

Origen de la ansiedad por la comida

¿Cómo se da? ¿Nace siempre de una dieta? Puede, pero hay muchos otros factores, sobre todo el comer por ansiedad. La comida es algo accesible, una necesidad (y no un problema). La ansiedad también forma parte de la vida… Algo que es normal en mi vida y se calma con otra cosa natural de la vida. ¿Dónde está lo raro aquí?

Costumbres con la comida

La abuela que cuando tienes un disgusto y te prepara una comida, las comidas en casa o fuera con familia y amistades para celebrar… y otras costumbres que desde pequeñas nos hacen ver la comida como confort y la aprendemos a utilizar como herramienta de gestión externa.

De niños comemos sin tapujos, de manera natural, pero al ir creciendo vamos interiorizando aspectos como la dieta, miedos y creencias que desvirtúan nuestra relación con la alimentación.

Hambre emocional

Debes tener en cuenta que el hambre es hambre, independientemente de que su origen sea fisiológico o emocional. Si una persona tiene diarrea cuando está estresada, es de origen emocional, pero no por ello es menos diarrea. Del mismo modo, el hambre emocional es igual de válida y debemos atenderla.

¿Qué hago si como por ansiedad?

Primero de todo debes preguntarte: ¿Estoy prestando atención a qué fuentes de estrés me están activando emocionalmente? ¿O solo presto atención a que estoy comiendo?

Comer no es un problema, es una necesidad. A veces nos dicen “es que tengo un problema, estoy comiendo mucho”. Pero comer mucho no es el problema, es la respuesta al problema que se esconde detrás. El problema son las causas de la ansiedad, la fuente de estrés, la baja tolerancia o dificultad de gestionarlo y adaptarse.

El bucle de comer con ansiedad

Donde más consumo se ha reportado en máquinas de vending es en hospitales y tanatorios. Son lugares de gran afectación emocional.

Comer es emocional, un reforzador natural. En el día a día utilizamos la comida para proporcionar placer y calmar malestar.

¿De dónde nace este malestar? Si no atiendo al origen ese malestar seguirá creciendo y la necesidad de comer también aumentará. Además, hay que añadir el castigo posterior, el sentimiento de culpa por haberte gestionado a través de comer. No aprobamos el comer emocionalmente y nos castigamos generando más ansiedad. 

Así se genera el círculo vicioso de la ansiedad por la comida: Me siento mal à como porque me siento mal à me siento mal por haber comido.

Como soluciono este problema

Pide ayuda. No se trata solo de ser consciente y decir “de acuerdo, voy a solucionarlo”. La voluntad no es el único factor. La conducta alimentaria está influida por muchos aspectos: las emociones, los pensamientos asociados, variables fisiológicas y hormonales… Son muchos ingredientes y quizá no tengas las herramientas para abordarlos. 

Que tengamos mente y emociones no significa que sepamos gestionarlas. Si un día nuestro corazón falla vamos al especialista, del mismo modo tendría que ser a nivel psicológico. 

Ponemos una nota de corte a los alimentos, una clasificación de bueno o malo donde nos dejamos de permitir muchísimas cosas. Y si tomar alguno de esos alimentos prohibidos te suspendes a ti misma

No te fuerces ni trates de controlar la ansiedad

A veces nuestra manera de atender nuestra conducta alimentaria es tratar de cambiar la alimentación. Tratar de aprender cómo controlar la ansiedad por comer hace el efecto contrario. Cuanto más intentamos modificar la alimentación más se altera nuestra conducta alimentaria

La culpa al comer ciertos alimentos aparece porque hay una parte de ti que no está alineada. La información es poder y nos ayuda a ser más conscientes, pero también puede hacernos desconectar porque genera obsesión. Información en exceso puede hacer que nos focalicemos demasiado en lo que los alimentos le hacen a mi cuerpo, nos olvidamos de lo que nos aporta a otros niveles. 

Te ayudamos a gestionar la ansiedad por la comida

Además de los consejos para gestionar la ansiedad que te ofrecemos en este otro artículo, Juana ofrecerá un taller sobre La relación con la comida, donde hablará de la conducta alimentaria (que no es lo mismo que hablar de alimentación). Conoceremos mejor nuestra mente, emociones, patrones neuroconductuales, respuestas compulsivas, culpa, miedo… 

Si nos escuchas y algo te ha removido, o si conoces a alguien que no está teniendo una buena relación con la comida, te invitamos a que disfrutes y aprendas con el maravilloso taller que ha preparado.

Como siempre, gracias por acompañarnos una semana más, nos escuchamos el próximo domingo. Gracias también por vuestras puntuaciones y comentarios en SpotifyIvoox y en Itunes eso nos ayuda a crecer.

¡Un abrazote!

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

Humana en constante aprendizaje y evolución además de cofundadora y CEO de Somos Estupendas.

2 comentarios en «Ansiedad por la comida: ¿por qué pasa y cómo gestionarlo? | Ep. 42»

  1. excelente podcast, como siempre me ha aportado mucho.
    cómo es el sitio de juana? es facebook o instagram? se dijo rápido y me lo perdí.
    gracias!!!!!

    Responder

Deja un comentario