Autorrealización | Ep. 91

Hola bonitas y bienvenidas un domingo más al podcast de Somos Estupendas. Bienvenidas a esta nueva temporada. Estamos muy ilusionadas por comenzar de nuevo a compartir juntas este espacio. Este mes de agosto ha sido de descanso y esperamos que también haya sido así para vosotras. Hoy nos acompaña Isabel para hablar de la autorrealización, ¡un tema que nos interesa muchísimo y seguro que a vosotras también!

En este episodio nombramos la campaña que realizamos en septiembre llamada #LaVerdaderaVueltaAlCole. Se trató de un movimiento para reivindicar todo aquello que no aprendimos en la escuela y nos toca aprender. Queremos recordaros que nunca es tarde para seguir conociéndonos y que, seguir pidiendo que se enseñe en las aulas enseñanzas que se ha demostrado que son de vital importancia para afrontar la vida, es un derecho que todos tenemos y por el que deberíamos luchar.

¿Qué es la autorrealización?

Se trata de una de las necesidades humanas que Maslow plantea en su teoría. Maslow fue un autor, el autor de la pirámide de Maslow, que explica que los humanos tenemos diferentes niveles de necesidades. La parte más baja de la pirámide serían las básicas (alimentación, sueño…) y en la cúspide tendríamos la autorrealización, muy vinculada a nuestro autoconcepto. Saber cómo mejorar la autoestima puede acercarte a la autorrealización.

Por lo tanto, podemos entender la autorrealización como una necesidad humana, aunque no una necesidad humana básica. Es importante entenderlo desde esta teoría, porque nuestras metas y objetivos van a depender de cómo este nuestro entorno.

En nuestro día a día tenemos otras necesidades como la salud, la alimentación, la seguridad, las relaciones sociales… Si esas necesidades no están cubiertas poco podremos trabajar en cubrir la necesidad de autorrealización.

La autorrealización es una necesidad humana que se satisface cuando tenemos aspiraciones y metas vitales que conseguimos. La autorrealización nos trae una sensación de satisfacción personal.

Qué pasa si no me siento autorrealizada

Como sabemos que existe nuestra autorrealización, cuando no llegamos a nuestros objetivos vamos a sentir un complejo de inferioridad, sensación de fracaso constante, de inutilidad o no ser suficiente.

Llegadas a este punto, tenemos que dejar caer una gran pregunta: ¿Qué es para ti la autorrealización? ¿Qué deseas realmente para ti en tu vida? Si reflexionas sobre todo esto quizá comprendas que gran parte de estas metas son heredadas por la familia o por la sociedad.

Por lo tanto, no se trata solo de que conozcas qué te hace sentir autorrealizada, sino también qué de todo esto es tuyo. Habrá cosas a las que aspires que tendrán que ver con lo que se espera de ti. La percepción de autorrealización va muy ligada a la experiencia personal de éxito o fracaso. Si llevas años poniendo todas tus energías en tu carrera profesional y consigues una buena posición, quizá no te sientes autorrealizada porque no es lo que tú realmente deseas. Puedes sentir que has alcanzado todo lo que te habías propuesto y aun así sentirte fracasada.

De todo lo que has conseguido en la vida: ¿qué era realmente importante para ti?

Qué puedo hacer para sentir autorrealización

Cuidando de ti en el camino en el que estás. Se trata de que puedas aceptar quién eres mientras trabajas en conseguir aquello que quieres ser. No niegues aquellas partes de ti que no te gustan. Todo lo que eres te acompaña hacia lo que serás en tu vida.

No se trata de dejar una parte de ti en el pasado, sino andar mientras te vas conociendo y vas adquiriendo lo que deseas ser. Puedes empezar a nutrir tu autoconocimiento con estos libros de inteligencia emocional. Si colocas la autorrealización solo en una meta ideal, el sentimiento de satisfacción no va a llegar nunca. No condiciones el amor hacia ti misma solo en el punto final del camino.

De la aceptación a la autorrealización

Crea una base sólida de aceptación. Porque, si para conseguir lo que deseas debes cambiar radicalmente, igual ese no es el camino. Diferencia qué de todas tus metas son para ti, son tuyas, y cuáles son prestadas o hipotecadas.

Es normal que llegue un punto en el que hayas conseguido tus metas y no te sientas realizada. Esto significa que has cambiado y está bien, revisa y ajusta aquello que quieres para ti.

Si sientes que todavía no has llegado a la autorrealización, piensa que es un camino diario, que no llega de golpe. Sentirte perdida también forma parte de la autorrealización. No confundas el éxito con quererte y el fracaso como no quererte. Normalmente tenemos mucho miedo al fracaso, pero en el fracaso puede haber también momentos de aceptación.

Pon en tu día lo que quieres en tu vida.

Como siempre, gracias por acompañarnos una semana más, nos escuchamos el próximo domingo. Gracias también por vuestras puntuaciones y comentarios en Spotify y en Itunes, eso nos ayuda a crecer.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

(Votos: 1 | Media: 5)

Humana en constante aprendizaje y evolución además de cofundadora y CEO de Somos Estupendas.

Deja un comentario