Baja autoestima: síntomas y causas

Construir una sana autoestima conlleva un proceso de autoconocimiento y desarrollo que no se consigue de un día para otro, más bien es todo al contrario, requiere de tiempo, esfuerzo y persistencia. Para lograr una sana autoestima podemos partir de diferentes puntos. Puede que tu autoestima esté inflada, o que partas de una posición de baja autoestima. Si este último es tu caso, te invito a quedarte para poder dar un primer paso, conocer qué es la baja autoestima, sus síntomas y causas.

Qué es baja autoestima

Para poder comprender qué es la baja autoestima, antes deberíamos saber qué es la autoestima. De ese modo, entendemos la autoestima como el conjunto de pensamientos, sentimientos y percepciones que tenemos sobre una misma. Es decir, la autoestima tiene en cuenta la manera mediante la cual nos percibimos, hablarnos, tratarnos y valorarnos.

Por consiguiente, podemos entender que la autoestima es baja cuando tenemos una percepción y valor asociado infravalorado y negativo sobre una misma. Poseer una baja autoestima tiene gran influencia en el día a día de la persona. Aspectos como la relación con una misma, con el entorno, la forma de percibir el mundo y cómo nos comportamos parte de la imagen o el valor que nos demos a nosotras mismas vana a ver influenciados, modulando nuestra percepción de capacidad o de valor personal, por ejemplo.

Cabe mencionar que a sana autoestima no se trata de un logro que una vez posees ya no desaparece. Considero que es importante remarcar que la autoestima es un constructo que está en constante evolución y cambio, ya que como seres humanos cambiantes que somos, también estamos en constante interacción con el exterior y sus influencias. Por ello, mantener una sana autoestima es un trabajo diario.

Entonces si queremos llegar a una sana autoestima, el primer paso va a ser observar el estado actual de nuestra autoestima. En esta publicación del blog nos centraremos en la baja autoestima. Si quieres, puedes saber más sobre los demás tipos de autoestima.

Síntomas de baja autoestima

A continuación podrás observar diferentes síntomas de la baja autoestima, cabe mencionar que no se requiere poseer todos y cada uno de ellos.

  • Inseguridad
  • Indecisión
  • Ansiedad
  • Sentimiento de incapacidad
  • Diálogo interno crítico
  • “Bajo” estado de ánimo
  • Influenciable
  • Dependencia
  • Necesidad de aprobación externa
  • Temor al fracaso
  • Comparación
  • Pesimismo
  • Sensación de falta de control
  • Temor a las críticas o al “qué dirán”
  • Dificultades en las relaciones interpersonales
  • Dificultad para expresar opiniones
  • Sentimiento de inferioridad
  • Sentimientos de culpabilidad
  • Miedo al cambio
  • Autoexigencia
  • Perfeccionismo
  • Dificultad para poner límites
  • Desconfianza
  • Celos
  • Aislamiento
  • Dificultades de gestión emocional
  • Abuso de sustancias
  • Alteración en la conducta alimentaria, sueño y/o esfera sexual

Causas de baja autoestima

La autoestima se empieza a construir en nuestra infancia y durante el trascurso de los años se va a ir viendo modulada según las experiencias internas y externas. Teniendo en cuenta que la infancia es un período crítico y de vital importancia, vamos a ver algunas de las causas de la baja autoestima, pudiendo coincidir con la etapa infantil o no.

Experiencias traumáticas

Haber sido víctima de bullying, abuso (ya sea sexual, físico o psicológico), pérdidas de seres queridos no resueltas u otras experiencias traumáticas inciden en nuestra autoestima, manifestándose a partir de síntomas como la culpabilidad, indefensión, sentirse débil, inferior, etc.

Vínculos desadaptativos con figuras de referencia y estilo de crianza.  

Crecer sin tener vínculos seguros con nuestro entorno va a promover que nuestra autoestima se vea afectada, del mismo modo que estilos de crianza autoritarios o sobre protectores también van a ser un factor que incida en la baja autoestima. Por ejemplo en algunos aspectos como sentimiento de soledad, de peligro, dependencia hacia los demás, etc.

Entorno crítico e invalidante.

Desarrollarse en un entorno en el cual se reciben críticas constantes hacia una misma, dónde no sé de valor a los logros y éxitos, pero en cambio se castigue por los errores va a ser un factor de gran influencia en el desarrollo de una autoestima baja.

Interiorización de expectativas ajenas.

Cuando nos relacionamos con los demás, estos pueden depositar expectativas en nosotros, expectativas que han creado ellos y no nosotros, pero que puede que inconscientemente las hayamos interiorizado, decidiendo los demás quién y cómo debemos ser, aunque quizás tú no quieras ser esa persona.

Cómo superar la baja autoestima

Veamos algunas pautas para hacerle frente a la baja autoestima:

Autoconocimiento.

Trabajar la autoestima consiste en conocerse a una misma. Así que:

¿Quién eres? ¿Qué concepto tienes de ti misma? ¿Cómo se ha forjado? ¿Cómo influye en tu vida diaria y tus relaciones?

Cuida tu diálogo interno

Cuando tenemos baja autoestima el diálogo que mantenemos con una misma suele ser crítico, exigente y negativo. Afirmaciones como “soy un desastre”, “normal que nadie me quiera, si no valgo nada”, “no hago nada bien”, “siempre la cago”, “debería ser mejor”… son las predominantes, generándonos todavía mayor malestar. Así que haz un cambio y modifica este diálogo, háblate como le hablarías a una persona a la que quieres y respetas.

Autoafirmaciones positivas

Y puestos a hablarnos y tratarnos bien, ¿Qué te parece si generamos algunas afirmaciones para decirte a ti misma? Lo ideal sería que las creases personalizadas para ti misma, pero aquí te dejo unos ejemplos:

“Merezco todo lo bueno que me pasa”

“No soy perfecta, y está bien”

“Merezco sentir la felicidad”

“Son tan válida como las demás”

Aceptación y compasión

Aceptar los errores, aquello que se podría mejorar, que no somos (ni nadie es) perfecto. Aceptar a partiendo de la compasión, que no la pena o devaluación, ni tampoco la crítica o fustigación

Autocuidado.

Si nos devaluamos podemos pensar que no somos merecedoras de afecto, y mucho menos de darnos afecto a una misma. Así que rompe con eso, eres valiosa y por ello mereces cuidar de ti misma. Dedícate tiempo de calidad, haz actividades que te resulten gratificantes, comparte tiempo con personas que te aporten, respeta tus tiempos y tu espacio.

Deja de lado la comparación

Cuando nos comparamos con los demás únicamente nos centramos en los aspectos que valoramos como positivos y que nosotros desearíamos tener, por consiguiente nos fijamos en lo deseable del otro y remarcamos nuestras carencias

Pon límites y di NO a aquello que no te aporte

Responsabilízate del cambio

No hay mejora sin cambio, y tú eres la que debe dar el paso. Busca tu motivación para el cambio, aquello que querrías lograr, cómo influiría en ti, qué o quién necesitas para lograrlo. Y ponte manos a la obra.

Adiós personas tóxicas

Cuando nuestra autoestima está dañada y es baja, tendemos a adoptar un papel de sumisión, aferrándonos a relaciones aun sabiendo que no son beneficiosas paran nosotras. Soltar relaciones tóxicas va a liberarte.

Revisa tu historia

Entender cómo has llegado a desarrollar la autoestima actual te va a permitir comprender ciertos patrones y afirmaciones internas para posteriormente modelarlos y cambiarlo a unos más adaptativos y sanos para ti.

Conecta con tus necesidades y objetivos

Basta de poner el foco en los demás, en lo que ellos necesitan o como podrías ayudarlos. Es momento de volver a ti, a lo que tú necesitas y deseas. Conecta de nuevo con tu interior y cuidarte, nútrete de nuevo.

Suelta las expectativas ajenas

Tú eres quien dirige tu vida, aléjate de las expectativas que los demás han depositado en ti y sigue el camino que tú deseas.

Pide ayuda profesional

Aceptar que necesitamos ayuda es un acto de amor propio y que va a promover una mejora en nuestra autoestima. Si quieres dar el paso, nosotras te ofrecemos nuestro servicio de terapia online para trabajar conjuntamente las creencias que te limitan y otros aspectos que puedan estar dañando tu autoestima.

Baja autoestima: síntomas y causas

Cómo ayudar a una persona con baja autoestima

Ayudar a una persona con baja autoestima requiere de comprensión, esfuerzo y presencia. Veamos cómo podemos hacerlo.

Infórmate sobre qué es la autoestima y qué es la baja autoestima

Sin ello difícilmente podrás ofrecer ayuda. Si quieres hacer una primera aproximación te invitamos a echarle un vistazo al curso online de autoestima, a partir del cual además de conocer más qué es la autoestima también podrás cuidarte a ti misma.

Escucha cómo se siente sin invalidar

No le va a servir de nada que le digas “¡Pero que dices, si eres perfecta!”, sino que le va a crear desconfianza. Pues cambiarlo por “Siento que tengas esa imagen, a veces no nos vemos con los mejores ojos”.

Ayúdala a tener una visión más realista de sí misma

Recuérdale sus logros, capacidades, habilidades… en muchos casos la persona no es capaz de verlos. Asimismo, habrá ocasiones en las cuales, aunque se lo digas no lo va a creer. Así que proponle pequeños experimentos para que ella misma lo compruebe.

Además, una visión realista también implica darle voz a los aspectos que no valoramos de un modo tan positivo.

Muéstrale esa voz tan crítica que tiene consigo misma

Tenemos el diálogo interno tan automatizado que nos cuesta darnos cuenta de cómo nos tratamos a nosotras mismas. Por tanto, muéstrale cómo es su diálogo hacia ella misma para que lo pueda observar y modificar.

Anima a esa persona a pedir ayuda profesional.

Recuerda, eres valiosa y mereces sentirte en sintonía contigo misma. En conclusión, todo aquello que necesitas está dentro de ti, espero que puedas poner el foco de nuevo hacia ti para encontrarte y reconocerte.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

Hija, hermana, nieta, amiga… ah y también psicóloga sanitaria. Le apasiona comprender la esencia del ser humano, el modo en que nos relacionamos con los otros, y todavía le da más importancia a cómo nos relacionamos con una misma.

Deja un comentario