Cómo subir el ánimo: 10 consejos para sentirte mejor

¿Hay días en los que sientes que tu ánimo no te acompaña? ¿Tienes momentos en los que piensas que te has levantado con el pie izquierdo? ¿Te sientes apática y sin ganas de mucho sin ningún motivo aparente? Si en algún momento te has sentido identificada… aquí te contamos cómo subir el ánimo con 10 consejos para sentirte mejor.

En este post hablamos:

¿Tu estado de ánimo depende de ti?

Sí, la mayor parte del porcentaje te corresponde a ti. Bien es cierto que no hace falta mucho para darnos cuenta de que estamos inmersos en una sociedad cambiante, rodeadas de más personas que en algún momento y de alguna manera pueden afectar e influir en cómo nos sentimos, todo tiene una relación directa o indirecta en nosotras mismas pero… ¿de qué manera dejamos que nos afecte? ¿Estás dispuesta a que las causas externas afecten directamente en tu estado de ánimo?

Evidentemente todas las personas tenemos problemas a resolver, asuntos que nos preocupan y algunos quebraderos de cabeza…. Es normal, y si lo miras por el lado bueno, eso significa que estás viviendo.

El problema es cuando esos asuntos y preocupaciones toman el control de ti, se apoderan de cómo te sientes y  condicionan tu día a día. Por ello, es imprescindible que tengas claro, que tú, si tú que estás leyendo esto, sepas que tienes la capacidad de cambiar tu estado de ánimo (aunque no siempre sea fácil).

¿Cómo subir el estado de ánimo?

Cuando queremos sentirnos bien tenemos que hacer cosas que nos hagan sentir bien. Es una regla básica. Por lo tanto… ¿has pensado que para sentirte de una manera determinada tendrás que hacer cosas determinadas? Es decir, si yo quiero llorar, me pondré a pensar en cosas tristes. Si yo quiero añorar me pondré a recordar cosas bonitas de mi pasado. Si yo quiero estar alegre, empezaré a conectar con aquello que me hace sentir alegre… pero… ¿siempre es así de fácil? No. Evidentemente no. Si no, todas las personas estaríamos bien o al menos seríamos plenamente conscientes de los motivos por los que estamos mal y nos sería fácil cambiarlo.

Nuestra mente nos juega malas pasadas, y entre ellas, la de intentar desviarnos de nuestro objetivo: sentirnos como queremos sentirnos.

Nos alejamos de nuestro objetivo cuando ponemos el foco en aquello que todavía nos genera mayor malestar. Cuando nos enfocamos en lo que no funciona, en aquello que no queremos o en lo que no nos gusta de nuestra vida. Tener el foco ahí nos produce emociones más desagradables, las cuales, indirectamente hacen que los pensamientos, interpretaciones previas y creencias catastrofistas puedan llegar a ser verdad y confirmarse.

Al final… ya sabes eso de que la mente encuentra lo que la mente busca.

10 Consejos para sentirte mejor

Aquí no vas a encontrar un listado ‘de consejos vendo que para mí no tengo’, aquí vas a encontrarte una serie de consejos que realmente funcionan si los pones en práctica en tu día a día. Y hablando de consejos, por el precio de uno te llevas dos, ya que aquí te dejamos unos 10 consejos para ser feliz.

Empezamos con los 10 consejos para sentirte mejor y subir tu ánimo:

  • La joya de la corona eres tú

Priorizarnos debería de ser una necesidad básica del ser humano. La primera de todas las necesidades.

Pero desgraciadamente hay veces que se nos olvida. Vamos a mil por mil y olvidamos que somos nuestro motor y que si no le cuidamos un día puede que no arranque más.

Priorizarnos es saber que somos la joya de la corona, es saber atendernos, escucharnos y parar. Es mimarnos, sacarnos brillo y estar cuando nos necesitamos (sabiendo que nunca vamos a dejar de necesitarnos),

En fin, que te priorices, que no es ser egoísta, es saber que para que lo el resto funcione tienes que funcionar tú antes. Y ya puestos a funcionar, hazlo bien.

  • Descansa

El descanso es imprescindible para sentirnos bien en nuestro día a día. Sentirnos cansadas y con sueño nos conduce a estar más apáticas, con menos ganas de hacer las cosas, con desidia y desánimo para afrontar el día a día.

  • Pregúntate

Ir en piloto automático desfavorece el que nos demos cuenta de si realmente somos felices o si necesitaríamos cambiar algo en nuestro viaje.

Por ello, por favor, para y pregúntate… ¿estás haciendo realmente lo que quieres? ¿te sientes feliz y satisfecha con tu día a día? ¿hay algo que querrías mejorar?

Sal de ese piloto automático y conecta con tus respuestas, que aunque a veces puedan ser dolorosas, serán tu despertar.

Una no se hace preguntas por miedo a las respuestas.

  • No te pases la vida quejándote… ¡Sé una persona agradecida!

Sí ya sé… el agradecimiento parece que se ha puesto de moda en el ámbito de la psicología pero… ¿nunca te ha dado por pensar cuántas veces al día nos quejamos? Creo que ganaría por goleada.

El agradecimiento nos conecta con el presente… ¿Qué ha pasado hoy en tu día que puedes agradecer? Piensa en un par de cosas por las que cada día te sientas agradecida.

  • Actúa acorde a tus valores

Una persona tiene mejor estado de ánimo cuando se comporta de acorde a sus valores. Dicho de otro modo sé congruente contigo misma.

Para subir el ánimo es necesario ajustar de una manera realista nuestros valores.

  • Pon la música a todo trapo y baila

¿A quién no le gusta subir el volumen de la música y montarse un concierto? ¿o creerse una bailaría profesional? pues bien, eso es lo que tienes que hacer. Bailar y dejar fluir tu cuerpo. Tus emociones fluirán con el.

Hazte una carpeta de esas canciones que te dan buen royo, de esas que te suben el ánimo casi al instante y de vez en cuando escúchalas y da lo mejor de ti.

  • Elimina de tu vocabulario palabras cargadas de negatividad

Si quieres sentirte bien empieza por no decirte cosas que te hagan sentir mal… ¿tiene toda su lógica no?.

Elabora una lista de palabras o frases que suelas decirte y que sabes que son críticas y desmoralizadoras hacia ti misma. Comprométete a disminuir e incluso eliminar su uso.

  • Despierta tu niña interior

Cuando crecemos, las obligaciones son mayores, tenemos muchas cosas que hacer diariamente y nos olvidamos de disfrutar. Por ello intenta despertar tu niña interior. Dedícate un día para hacer aquello que no es ninguna obligación sino para hacer cosas con las que disfrutas, ríes y te sientes bien.

  • Sal de tu zona de confort a la zona de aprendizaje

Mantenernos en la comodidad incómoda nos aleja de nuestro bienestar. Salir de ahí, nos ayuda no sólo a crecer sino a sentirnos bien. Puede que ese sentimiento de bienestar tarde un poquito más en llegar pero sin duda, llega.

  • Realiza ejercicio y cuida tu alimentación

Cuando una persona se encuentra mal anímicamente, tiende a comer compulsivamente para canalizar dicha emoción. Algo que nos ayuda a no tener esos momentos es establecernos una rutina de actividad física, sea la que sea, no importa cuánto sea sino romper con la pereza y ser conscientes de que nuestro cuerpo es nuestro templo.

No te culpes o castigues si no puedes controlarlo, aquí tienes información valiosa sobre cómo controlar la ansiedad por comer que pueden servirte de ayuda para llegar a tener mayor autocontrol.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

Psicóloga especializada en el área de infanto-juvenil y en psicología forense, en constante reciclaje y formación para poder ofrecer lo mejor de ella misma.

Deja un comentario