Qué no decirle a una persona con ansiedad

Una persona que tiene ansiedad está pasando por un proceso emocional en el cual aparece un miedo intenso hacia un peligro real o imaginario que generalmente tiene que ver con el futuro. Y por ello, precisamente, es importante que podamos entender por qué todo no vale a la hora de hablar con una persona que tiene ansiedad.

¿Qué significa ansiedad?

Como hemos descrito al principio, la ansiedad, es un estado emocional que forma parte de nuestro sistema de alerta y nos ayuda a identificar cuando algo no va bien.

El problema radica cuando nuestro sistema se ve alterado y nuestra ansiedad/estado de alerta, es sobre-reaccionar ante estímulos neutros e incluso imaginarios, a causa de factores como creencias, experiencias, educación… Aquí tienes más información si quieres saber más sobre la ansiedad y sus síntomas.

Frases que no deberías decir a una persona que tiene ansiedad

Teniendo en cuenta lo que significa la ansiedad, sus síntomas y la manera en la que tiene de presentarse, vamos a ver qué no decirle a alguien con ansiedad:

  1. Piensas demasiado, no le des tantas vueltas
  2. Respira y relájate
  3. Intenta hacer cosas para distraerte
  4. Intenta cambiar la actitud y estar más contenta/o
  5. Qué exagerada/o eres
  6. Eres un poco dramática/o
  7. Todos tenemos problemas
  8. Hay cosas peores
  9. Qué ridículo, ¿cómo puedes pensar eso?
  10. Solo es ansiedad, no es para tanto
  11. Bueno, no es para tanto, yo también me agobio a veces
  12. Tómate una pastilla a ver si así te tranquilizas
  13. Te lo tomas todo a la tremenda
  14. Siempre estás igual, ya hablamos de esto
  15. Eres demasiado sensible
  16. Todo te afecta
  17. No es para que te pongas así
  18. Lo que tienes que hacer es tranquilizarte
  19. No tengas miedo
  20. No te rayes
  21. Quítale importancia y lo verás diferente

De hecho, una vez leídas, trata de recordar una última situación en la que sintieras cierto grado de malestar, e imagina que la persona a la que se lo estás compartiendo te dice cada una de estas frases, ¿cómo te sentirías? Esa sensación y/o emoción que te haya surgido recalca la importancia que tiene el saber qué no decir a alguien con ansiedad.

¿Por qué es importante no decir ciertas cosas a una persona con ansiedad?

Podemos darnos cuenta que las frases anteriormente descritas las hemos podido utilizar en alguna ocasión, hacemos lo que podemos con lo que sabemos. No obstante, aunque ahora sepamos qué frases no puedo decirle a alguien que tiene ansiedad, es importante entender el por qué es importante evitar utilizarlas. 

Invalidación

Primero de todo, una de las cosas que estamos haciendo con el uso de estas frases y similares, es invalidar el estado emocional en el que se encuentra la otra persona, es decir, es como si de alguna forma, le estuviésemos haciendo llegar que aquello que está sintiendo no debería de estar sintiéndolo, y que está mal que lo haga, pudiendo generar en la persona una sensación de que aquello que siente está mal, es algo raro, e incluso de “locura”, pudiendo favorecer el que la persona tienda a evitar compartir lo que siente, que lo rechace y/o lo minimice, pudiendo generar mayores problemas de salud mental y física.

Romantización.

También, dentro de la invalidación e incluso ubicándolo en cierta romantización, tendemos a creer que la ansiedad es agobio, inquietud, estrés, nervios… y se está sobre-utilizando el término ansiedad para referirse a otros estados emocionales que dentro de que la ansiedad pueda presentarse con esa forma, son distintos.

El hecho de sobre-utilizar el término ansiedad e incluso que parezca que “está de moda” tenerla o padecerla, hace que ante determinadas situaciones, se banalice la ansiedad diciendo “esto me da ansiedad”, favoreciendo que a las personas que realmente sufren de ansiedad, se las minimice e inclusive, normalicen determinados estados emocionales y fisiológicos que no lo deberían de estar.

Artículos de interés

Rechazo

Por otra parte, le estamos mandando el mensaje de que rechazamos el que se nos hablen de preocupaciones, problemas, malestares… haciéndole llegar que no es un espacio seguro sobre el que pueda volcar sus temores, y, por ende, favorecemos el que la persona sienta que sus miedos se los tiene que solucionar sola o con medicación, pero que ayuda, acompañamiento y apoyo externo/social no va a tener.

Estigmatización

Y, por último, tendemos a la estigmatización. Transmitimos la idea de que las personas que tienen ansiedad la tienen porque son demasiado sensibles o débiles, porque “todo se puede solucionar” con respirar, relajarse, no rayarse o mirar las cosas con otra actitud, y que, si no están pudiendo solucionarla haciendo eso, el problema es únicamente de ellas, y, por lo tanto, vuelven a sentirse rechazadas y solas y a poner en cuestionamiento su capacidad, su fortaleza, su sensibilidad, su poder, su esfuerzo… 

Por todas estas razones y porque una persona que tiene ansiedad es una persona que sufre, es importante que sepamos por qué no podemos decirle ciertas cosas a una persona con ansiedad.

Como siempre, cuando te sientas cómoda y veas la necesidad de pedir ayuda, puedes contactar con nosotras para hacer psicoterapia en nuestro centro de psicología de Barcelona. En caso de que seas fuera de Barcelona también tenemos terapia online por videollamada.

Sea por cual sea el medio, tenemos un gran equipo de psicólogas que pueden ayudarte.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

(Votos: 1 | Media: 5)

Psicóloga sanitaria integradora especializada en trauma y apego. Acompaña a encontrar y abrazar la vulnerabilidad, ya que siente que ahí radica la verdadera belleza y fortaleza humana.

Deja un comentario