Tipos de fobias

La fobia es un trastorno que puede afectar gravemente a la salud de la persona que la sufre, caracterizada por el miedo intenso, irracional y descontrolado a situaciones y cosas más o menos específicas. En el artículo de hoy hablaremos de los tipos de fobias, y destacaremos aquellas más comunes y las más desconocidas.

Frecuencia de las fobias

Las fobias se dividen en dos grandes categorías: las sociales y las específicas. Las específicas son mucho más comunes y se dividen en cinco subcategorías: animal, sangre-inyecciones, situacional, ambiental y otros (como el miedo a vomitar, a los disfraces o a los ruidos altos).

La fobia social se caracteriza por tener miedo y ansiedad ligado a situaciones públicas o sociales. Si deseas conocer más sobre las causas de las fobias entra en nuestro artículo.

El 9% de la población mundial sufre algún tipo de fobia

Fobias más comunes

Tipos de fobias

Aerofobia

Se trata del miedo a volar, también llamada avatofobia o aviofobia. Este temor intenso es uno de los tipos de fobia más frecuentes, y puede causar ansiedad anticipatoria, es decir, la idea de que tengas que coger un avión puede afectarte hasta varios meses antes de que tengas que hacerlo.

Brontofobia

La brontofobia, también llamada astrafobia, es tener un miedo irracional a situaciones vinculadas a las tormentas, es decir, truenos, relámpagos, que llueva mucho (y pueda causar destrozos o inundaciones), etc. Es una fobia frecuente en la infancia que tiende a resolverse con la edad, aunque en ocasiones se alarga hasta la adultez.

Zoofobia

Otra de las fobias más comunes es la zoofobia, el temor irracional hacia los animales. Existen fobias a animales concretos, como la alektorofobia (miedo a las gallinas) o la ofidiofobia (miedo a las serpientes), pero la zoofobia es el terror a cualquier tipo de animal. La aracnofobia (a las arañas) y la cinofobia (a los perros) son dos de las más frecuentes.

Hematofobia

Dentro de los diferentes tipos de fobias, la hematofobia está vinculada al hecho de ver heridas, sangre y agujas. Suele ser característica una gran evitación de ponerse en situaciones como realizarse un análisis de sangre o un tatuaje, porque temen perder el conocimiento. En concreto, si la persona únicamente tiene miedo a las inyecciones, pero no a la sangre, padece tripanofobia.

Claustrofobia

Es el miedo a los espacios cerrados, especialmente aquellos lugares que son pequeños y donde no observan salidas fáciles, puertas o ventanas. Ejemplos de esto serían ascensores, túneles, cuevas, metro o las máquinas de resonancia magnética. Este miedo irracional puede estar relacionado con el pensamiento de que no podrán moverse o se quedarán sin aire.

Agorafobia

Se trata del miedo a los espacios abiertos que no les hagan sentir seguridad o donde piensen que no van a poder recibir ayuda. No se trata de una de las fobias específicas, sino de un trastorno generalizado donde se empiezan a evitar las situaciones en las que puedan tener un ataque de pánico y no puedan recibir ayuda. Si quieres tener más conocimientos sobre ella tenemos todo un artículo dedicado a la agorafobia: qué es y sus síntomas, ya que es compleja, y con el tiempo las situaciones van siendo más amplias hasta el punto de evitar salir de casa.

Dentofobia

Se trata del comúnmente conocido miedo al dentista. En especial, esta fobia es el miedo irracional y extremo a ir a realizar cualquier intervención al dentista o incluso pensar o hablar sobre el hecho de ir. Esta fobia tiende a tener su origen en una experiencia anterior muy desagradable en el dentista.

Acrofobia

La acrofobia, otro de los tipos de fobias frecuentes, es la relacionada con las alturas. Las personas que la sufren se sienten muy angustiadas cuando están en lugares elevados como balcones, precipicios, puentes, terrazas de edificios, miradores, bajando escaleras o en un avión, entre otras.

Necrofobia

Esta fobia tiene que ver con lo relacionado a la muerte. También se denomina a veces tanatofobia. Estas fobias se activan al ver o pensar en cosas muertas como cadáveres, o en ver objetos relacionados como ataúdes o estar en lugares como los tanatorios. Es posible que sientan también terror incontrolable al pensar en la propia muerte.

Amaxofobia

La amaxofobia es el miedo a conducir cualquier tipo de vehículo, especialmente frecuente a la hora de conducir coches. Esta fobia específica puede darse por haber experimentado una situación adversa o por características propias de la persona que la padece.

Enoclofobia

Esta fobia puede vincularse en ocasiones a la agorafobia o claustrofobia, pero se trata concretamente del miedo a las multitudes. La fobia a mucha gente genera elevada ansiedad, haciendo que eviten situaciones sociales.

Fobias menos frecuentes

Las personas expertas hablan de que se han registrado más de 500 tipos de fobias, pero probablemente existen más, dado que muchas son específicas de cada individuo. Veamos algunos tipos de fobias menos conocidas y comunes, pero que también existen:

Crematofobia

Esta fobia extraña es el miedo al dinero y todo aquello que represente dinero. La persona experimenta terror irracional al dinero en cualquiera de sus formas, a tenerlo, a no tenerlo o a exponerse al concepto.

Hafefobia

Tras experiencias traumáticas o muy desagradables, desarrollar esta fobia significa tener un gran miedo a tocar a otras personas o que otras personas te toquen. Evitan el contacto físico tanto con personas desconocidas como con personas conocidas.

Sofofobia

Es el miedo irracional a aprender o a adquirir conocimientos. Es posible que su desarrollo tenga que ver con algún acontecimiento traumático vinculado al aprendizaje.

Macrofobia

Este miedo irracional, intenso y persistente es a las largas esperas. El hecho de tener que esperar durante un tiempo prolongado genera malestar importante en la persona y le impide hacer su vida.

Eisoptrofobia

Es el miedo irracional a verse en el espejo u otra superficie que refleje. Existen muchas formas de manifestar este miedo, en ocasiones el miedo está dirigido directamente a los objetos que reflejan o al reflejo en sí.

El miedo y la fobia no son lo mismo

Para acabar, recuerda que no todo lo que te da miedo es una fobia. Sentir miedo es natural, se trata de una emoción básica y universal que tiene una función en nuestras vidas. Todo el mundo tiene miedos. Pero si aquello que te causa terror está generalizándose en tu vida, te causa un malestar insoportable y descontrolado, quizá es momento de valorar qué sucede y cómo puedes sentirte mejor.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

[yasr_visitor_votes]
(Votos: 6 | Media: 4.3)

Psicóloga integradora especializada en emergencias, duelo y trauma complejo. Experiencia con colectivos con discapacidad, en especial con Personas Sordas. Es curiosa y siempre está en constante formación y autoconocimiento para ofrecer lo mejor de ella.

4 comentarios en «Tipos de fobias»

  1. Yo tengo auténtica fobia a sanitaristas, hospitales o clínicas. Cómo se llama esta fobia? Quizás hospitalofobia o galenofobia o alopatofobia?

    Responder
    • Hola, Fernando 💛
      Gracias por leernos y por tu confianza al compartir esto con nosotras. La fobia a los hospitales y centros sanitarios se denomina “nosocomefobia”. Quizá saber este nombre te pueda ayudar a buscar información que te sea útil para entender lo que te ocurre, sentirte comprendido, y ver qué puedes hacer al respecto. Pero, con la idea con la que nos gustaría que te quedaras es que esta fobia puede trabajarse si te genera malestar o si así lo deseas. No eres un ser raro por esto, sino que le pasa a otras muchas personas, esto también es importante. Si en algún momento quieres necesitas y quieres ayuda, nosotras estaremos aquí para lo que necesites.
      ¡Un abrazo grande!

      Responder
  2. Hola! Tengo una fobia muy extraña desde muy pequeñita y es que tengo miedo a dejar la mano por la altura de debajo de la cama o miedo a saber si hay alguien debajo de la cama, no sé cómo se llama, si me podrías resolver la duda me ayudarías muchísimo, muchos besos y abrazos💜

    Responder
    • Hola, bonita 🌹
      Gracias por tu confianza al compartir esto con nosotras. La verdad es que no conocíamos el nombre de esta fobia, así que hemos aprovechado para informarnos y hemos encontrado dos términos que quizá se ajusten a lo que te ocurre: bogifobia y clinofobia. Quizá buscando información puedas ver si tiene relación con lo que te ocurre o no. En cualquier caso, lo importante, si quisieras trabajarlo, sería entender qué es lo que hace que tengas ese miedo tan intenso.
      Te mandamos un abrazo grande.

      Responder

Deja un comentario