Apego evitativo: Qué es, causas y ejemplos

Antes de hablar sobre apego evitativo debemos tener en cuenta qué es el apego. Cuando hablamos sobre apego emocional, nos referimos a la forma de vincularnos emocional y afectivamente con otras personas y que desarrollamos en la infancia.

A lo largo de este artículo, hablaremos sobre qué es el apego evitativo, las causas del apego evitativo, cómo tratar a una persona con este tipo de apego, y algunos ejemplos

Qué es el apego evitativo

El estilo de apego evitativo es un patrón de comportamiento que se caracteriza por conductas evitativas y de rechazo hacia las figuras de apego. Este estilo de apego, se encuentra dentro de los apegos inseguros junto al apego ansioso o ambivalente y al apego desorganizado.

Conocer qué estilo de apego tenemos es importante, ya que es la forma en que nos vinculamos con los demás. Pero no sólo respecto a las relaciones en la infancia con nuestras figuras de apego principal, sino que también es la forma que tenemos de vincularnos en las relaciones que construimos de adultos.

apego evitativo

Características del apego evitativo

Cada tipo de apego tiene unas características que lo definen. El apego evitativo, lo podemos entender a través las siguientes:

  • Suelen ser personas muy independientes. En ocasiones rechazan la cercanía emocional con sus parejas.
  • Pueden aparentar una falsa seguridad, que en muchas ocasiones se debe a que evitan conectar con sus emociones.
  • Suelen presentar dificultades para poder confiar en los demás, por lo que puede resultarles difícil formar relaciones sanas.
  • Pueden tener miedo a tener intimidad ya que se sienten vulnerables, llegando a evitar el contacto emocional con sus parejas.
  • Tienen necesidad de mantener las emociones controladas, incluso llegando a evitar conectar con ellas.
  • Presenta dificultades sobre todo en relaciones con personas que tienen estilos de apego en la pareja diferentes.

Es decir, en términos generales, las personas con un estilo de apego evitativo, tienden a huir o evitar de sus propias emociones y a sentirse incómodos ante la expresión emocional de los demás.

Causas del apego evitativo

El desarrollo del apego evitativo, se asienta en la mayoría de las situaciones en la relación con nuestra madre/padre. Por ello, las causas de este apego se suelen dar en la infancia. A continuación hablaremos sobre algunas de ellas:

  • Experiencias tempranas de rechazo o de abandono por parte de la figura de apego principal. Aquellos niños que han experimentado este tipo de situaciones pueden tender a la evitación y a mantener una distancia emocional como mecanismo de defensa.
  • Padres sobreprotectores o controladores. Los niños que han vivido en un ambiente en el que sus padres les limitan su independencia, les controlan en exceso pueden desarrollar una actitud de evitación como forma de poder ser autónomos y sentirse libres.
  • Modelos evitativos en la familia. Si la figura de apego del niño ha experimentado apego evitativo en su propia infancia, es más probable que transmita este modelo de apego a su hijo.
  • Situaciones de abandono o negligencia en la infancia. Cuando los padres no atienden las necesidades y el niño aprende que sus progenitores no son consistentes.

Cómo tratar a una persona con apego evitativo

El tratamiento del apego evitativo debe ser individualizado y adaptado a las necesidades específicas de cada persona. El objetivo es que podamos generar cambios, que acerquen nuestra forma de vincularnos a la que tendría el apego seguro. Algunas estrategias que pueden resultar efectivas son:

Conectar con las emociones y sentimientos

Cómo explicábamos, este tipo de apego se caracteriza por intentar evitar las emociones y por la tendencia a huir de ellas. Por ello, un buen punto de partida para mejorar este tipo de apego es poder trabajar la conexión con las emociones, así como la identificación de las situaciones que generan mayor malestar.

Autoestima

En muchas ocasiones este estilo de apego está muy relacionado con pensamientos como “no soy merecedor de cariño”, “no valgo suficiente”, “no me merezco que me quieran”. Por ello, trabajar los tipos de autoestima y los pensamientos negativos, puede mejorar la relación contigo misma y con tus relaciones.

Trabajo de heridas emocionales

Además de los anteriores puntos, será fundamental poder realizar un trabajo de las heridas emocionales generadas en la infancia a raíz de este estilo de vinculación. De esta forma podremos sanar nuestras heridas y comenzar a crear nuevas dinámicas en las relaciones que sean más saludables.

Comunicación con la pareja

En caso de tener pareja, este estilo de apego puede conllevar situaciones de conflicto, ya que como hablábamos, en los momentos en los que una persona con apego evitativo se siente vulnerable tiende a huir. Por ello, es importante que si estamos en pareja podamos tener un diálogo abierto en el que podamos trasmitir calma y seguridad, y explicar nuestra necesidad de espacio en algunas ocasiones.

Ejemplos de apego evitativo

Antes detallábamos las características de las personas con este estilo de apego. A continuación, te presentamos algunos ejemplos de comportamientos asociados a este tipo de apego:

  • Un niño que invalida sus emociones cuando algo le duele porque los adultos no se muestran disponibles.
  • Una persona que evita hablar de sus emociones y sentimientos con su pareja, y prefiere mantener una distancia emocional.
  • Una persona que en los momentos de conflicto necesita huir y/o alejarse de su pareja porque siente que tiene que protegerse.
  • Un niño que se muestra indiferente o desapegado hacia su figura de apego, y que no busca la proximidad ni el contacto físico.
  • Una persona que evita involucrarse en relaciones profundas y duraderas, y que prefiere mantener relaciones superficiales y sin compromiso.

El apego evitativo es un patrón relacional, en el que aparece una forma de vincularnos emocionalmente de forma insegura, tendiendo a evitar nuestras emociones y sentimientos. Sin embargo, con un tratamiento adecuado y centrado en las emociones, es posible modificar este patrón y establecer relaciones de apego saludables y satisfactorias.

Si te identificas con algunos de los comportamientos asociados al apego evitativo, no dudes en buscar ayuda profesional para trabajar en ello.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

(Votos: 18 | Media: 4.4)

Psicóloga General Sanitaria especializada en Trauma y Adicciones. Desde la seguridad del vínculo terapéutico nos podemos permitir mirar hacia nuestro interior, conectar con nuestras emociones y así poder entender al mundo y a nosotros mismos. Más sobre Marta Ridaura

5 comentarios en «Apego evitativo: Qué es, causas y ejemplos»

  1. Muy valioso y claro este articulo, me ayudo a despejar algunas dudas, personalmente estoy pasando por esta situación, y estoy buscando mucha información herramientas dé auto sanación , muchas gracias por brindarnos este espacio

    Responder
    • Hola, bonita 🌷
      Muchas gracias por tus palabras. Nos alegramos mucho de que esta información te haya servido de ayuda.
      ¡Un abrazo muy grande!

      Responder

Deja un comentario