Cómo afecta haber sufrido abuso sexual infantil | Ep. 144

Hola bonitas y bienvenidas un domingo más al podcast de Somos Estupendas. Hoy traemos un tema del que siempre cuesta hablar por lo doloroso y delicado que es. Pero es tan doloroso como necesario que sigamos luchando por visibilizar y proteger a la infancia. Por eso nos acompaña hoy Beatriz, psicóloga del equipo de Somos Estupendas para hablarnos de cómo afecta haber sufrido abuso sexual infantil.

¿Qué entendemos por abuso?

El abuso sexual infantil (ASI) puede ser cualquier conducta sexual que se dé entre una persona adulta y un menor y también entre iguales donde la víctima no pueda desear, comprender y consentir dichas conductas. En el 20% de las situaciones el ASI se da entre menores, por lo que toma importancia en la definición el hecho de que en la relación las personas no se encuentran al mismo nivel, generando dinámicas de poder y coacción.

Aproximadamente un 20% los menores sufren o han sufrido abuso sexual infantil, sucediendo especialmente en la franja de los 6 a los 12 años. En proporción, alrededor del 58’9% de las víctimas serán niñas y un 40,1% niños.

Un 20% los menores sufren o han sufrido abuso sexual infantil.

Para entender cómo afecta haber sufrido abuso sexual infantil, debemos comprender que se trata de una forma de violencia extremadamente grave. Es un delito con consecuencias a largo plazo en la salud física y psicológica. Como sociedad debemos responsabilizarnos y proteger a la infancia, mejorando los mecanismos sobre cómo prevenir el abuso sexual infantil y también cómo detectarlo.

¿Existen diferentes tipos de ASI?

El abuso sexual infantil puede darse de diferentes formas. Algunos de estos tipos de abuso son más conocidos y validados, pero todos ellos pueden afectar profundamente a la persona que los sufre. Se clasifican en dos tipos principales: con contacto físico directo o sin contacto físico.

Por un lado, aquellas conductas de abuso con contacto físico pueden ser cualquier forma de contacto o acto sexual no deseado, incluidos tocamientos, caricias y besos. Por otro lado, aquellas formas que no implican contacto físico pueden ser:

  • Exhibicionismo: el exhibicionismo es un tipo de abuso sexual en el cual se expone al/la menor a presenciar actos sexuales o cuerpos desnudos.
  • Exposición a material sexualmente explícito: en este tipo de abuso se expone a imágenes, videos, revistas u otros materiales de contenido sexualmente explícito.
  • Explotación sexual: utilizar al o la menor para obtener beneficios económicos o sexuales. Incluye la producción de pornografía infantil y prostitución infantil y la trata de niños con fines sexuales.
  • Voyeurismo: observarlo/la mientras se desnuda, se baña o realiza otras actividades íntimas sin que lo sepa o consienta.
  • Abuso sexual por Internet: este tipo de abuso se refiere a cualquier forma de explotación sexual en línea, como el sexting, difundir imágenes sexuales, enviar mensajes e imágenes sexuales no deseadas, manipular o amenazar para conseguir imágenes del/la menor, grooming, etc.

¿De qué forma puede afectar haber sufrido abusos?

Antes de hablar de cómo afecta haber sufrido un abuso sexual infantil, debemos tener en cuenta que cada caso es único. No todas las personas tienen por qué experimentar problemas en su sexualidad, hay otras consecuencias como el síndrome de acomodación por abuso sexual infantil. También debemos destacar que no siempre que ocurren dificultades en el sexo tiene que ver con haber sufrido ASI.

Problemas de salud físicos

Los daños pueden ser físicos tanto de forma directa por el abuso como de forma indirecta. A consecuencia del maltrato pueden darse lesiones, infecciones de transmisión sexual, problemas en el desarrollo evolutivo, embarazos, etc.

Problemas de salud mental

Desde trastornos de ansiedad, depresivos, insomnio, trastornos de conducta alimentaria, adicciones, ideación suicida… Se puede también desarrollar un trastorno de estrés postraumático y problemas en las relaciones, la autoconfianza y una baja autoestima entre otros.

¿Qué podemos hacer para sanar?

Al conocer en mejor cómo afecta haber sufrido abuso sexual infantil quizá te preguntes cómo evitar que esta herida de la infancia perdure. Es importante recordar que el proceso de recuperación es único para cada persona y no hay una forma “correcta” de recuperarse.

Es un proceso largo y difícil, pero es posible, y el tiempo y la ayuda adecuadas lo harán más sencillo. Por ello te compartimos algunas recomendaciones:

  • Busca ayuda profesional: lo primero que tenemos que decirte es que la terapia es fundamental en el proceso de recuperación. Trabajar a través de las emociones y atender a la experiencia traumática es esencial para reprocesar y aprender nuevas herramientas y maneras de existir más amables para ti.

Idealmente trata de que tu terapeuta tenga especialización o conocimientos suficientes sobre trauma. En nuestro equipo de psicólogas de Barcelona puedes encontrar acompañamiento para reducir el sufrimiento y trabajar tu autoestima.

  • Infórmate: sé consciente de las heridas. Conoce lo que te está sucediendo, ponle nombre, indaga sobre el significado de ASI, de TEPT…
  • Exprésate y acepta apoyo social: rodéate de un entorno de confianza con quien puedas compartir tu experiencia, habla. No te avergüences de lo que te ha pasado, no eres culpable ni responsable de ello. Expresar cómo te sientes y dejar que te acompañen será beneficioso para liberarte.
  • Conecta con otros supervivientes: los grupos de apoyo son un recurso muy útil de sanación. Se convierten en un espacio seguro y de confianza donde compartir lo sucedido, conectar con las experiencias de otras personas que pueden comprenderte y avanzar juntas.
  • Cuida el resto de los aspectos de tu vida: escucha tus necesidades, tanto físicas como emocionales. Centrarte en cuidarte te ayudará a mantener un mínimo de sensación de control. Practica no solo el cuidar tus necesidades, sino también el comunicarlas.

¿Se puede superar el ASI?

Con el tiempo podrás recalibrar: lo que sentíamos como peligroso y nos saltaba las alarmas no es en realidad una amenaza. El proceso de terapia implica precisamente confiar en otro ser humano y mostrarte completamente vulnerable.

Sabemos que ante esta herida puede ser complicado, pero también es necesario y terapéutico. Deshacerse de los mecanismos de protección disfuncionales, de esos muros kilométricos y a la vez sentir que te puedes proteger.

No es aleatorio que una persona que ha sufrido un evento traumático tome acciones simbólicas, trate de hacer algo bueno de su dolor. Saber que has ayudado a tantísimas personas no borra tu pasado, eso está claro, pero le da un sentido a tu presente. Hay algo de reparador, de calma, en ello.

Como siempre, gracias por acompañarnos una semana más, nos escuchamos el próximo domingo. Gracias también por vuestras puntuaciones y comentarios en Spotify y en Itunes, eso nos ayuda a crecer.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

Humana en constante aprendizaje y evolución, además de cofundadora y CEO de Somos Estupendas y futura psicóloga.

2 comentarios en «Cómo afecta haber sufrido abuso sexual infantil | Ep. 144»

  1. Buenas noches, me he quedado sin palabras al escuchar todo, me he identificado en todo lo que habéis dicho.
    Estoy profundamente triste pero se que voy a salir de este agujero en el que me encuentro.
    Un abrazo grande

    Responder
    • Hola, Ana 🌷
      Muchas gracias por tu confianza al compartir algo tan profundo y doloroso con nosotras. Sentimos enormemente, de todo corazón, todo lo que has sufrido y sigues sufriendo ❤️‍🩹. No imaginamos lo doloroso que ha sido para ti (y sigue siendo). Entendemos que haya muchas heridas dentro de ti, y que sea realmente difícil saber cómo avanzar. Nosotras estamos aquí, para lo que puedas necesitar. No estás sola
      Te mandamos un abrazo grande lleno de nuestro cariño.

      Responder

Deja un comentario