Cómo gestionar la ansiedad en el embarazo

“¡Wow! ¡Embarazada! ¡Qué feliz tienes que estar! ¡Qué momento tan bonito y tierno! Estarás encantada…” Muchas veces, la realidad no es esta. El embarazo es una noticia que cambia la vida. Por eso, estos meses pueden ser vividos con ilusión, ganas, amor, plenitud y calma, pero también con nuevas emociones, con sentimientos o pensamientos no previstos, miedos, inseguridad, tristeza, y, entre toda esta vorágine interna, con también con ansiedad. Y aquí se plantea la duda de ¿cómo gestionar la ansiedad en el embarazo? Te lo contamos.

Gestionar los cambios durante el embarazo

Estar creando una vida… se dice pronto y fácil. ¿Qué esperar de este proceso sino un gran cambio? En primer lugar, comienza todo un revoltijo hormonal que pone patas arriba las emociones de la mujer embarazada, que a veces sentirá o reaccionará de manera que ni ella sabe explicar, y que promueve las adaptaciones corporales necesarias para que el “circuito maternal” se active. Estos ajustes no solo ocurren a nivel interno, de manera involuntaria y bajo la iniciativa de nuestro sabio cuerpo, sino que también conlleva todo un proceso de adaptación de la mujer ante esta nueva realidad como embarazada y como madre.

El cuerpo va cambiando gradualmente y adquiriendo formas con las que la mujer no se había encontrado antes y, además, siendo el recordatorio de que lleva una vida dentro, cada vez más cerca de ser conocida. El cambio corporal se acompaña de un cambio en la identidad ya que, desde que ella nació, ha sido hija, hermana, amiga, pareja… pero no madre. En estos meses la mujer experimentará un cambio generacional, pasando a integrar en su ser el ser madre. Su forma de transitar por el mundo y de verse a sí misma dentro de él también supondrá un proceso de adaptación a nuevas responsabilidades, nuevas prioridades, rutinas y aprendizajes.

Y, en este sentido, haya o no estado embarazada previamente, con el embarazo aparecen dudas, inseguridades o miedos respecto a ella misma… ¿seré buena madre? ¿sabré hacerlo? ¿podré con todo?, y también respecto al bebé al que va dando vida… ¿estará bien? ¿cómo será el parto?  

La ansiedad durante el embarazo

¿Por qué tengo ansiedad en el embarazo? puede ser otra de las preguntas. El embarazo se ve desde la sociedad como un momento feliz, conociéndose incluso como “la dulce espera”. Pero esto no tiene porqué vivirse en esta aura de paz y calidez, sino que, a veces, puede acompañarse de ansiedad, manifestada como insomnio o poca calidad de descanso, tensión muscular, inestabilidad emocional, sensación de carga mental, preocupación constante sobre el embarazo y parto, etc.

Lo primero que hay que saber es que tener ansiedad durante el embarazo no te hace peor madre o hace de tu embarazo algo raro, sino que es muy habitual, no estás sola y puede gestionarse. De hecho, está bien tener dudas, no saber hacerlo o no tener “todo perfecto para la llegada del bebé”, frase cargada de exigencia.

Precisamente, una de las claves para gestionar la ansiedad durante el embarazo es la de aceptar las emociones que se están experimentando, reconociendo que el embarazo es un periodo de muchos cambios y, muchas veces, no fáciles de digerir o acomodar. Aceptar las emociones y las dificultades nos aleja de la culpa del no poder vivir el embarazo como se espera, nos aleja de los “deberías” que asoman por nuestra cabeza sobre cómo sentirnos. Y, hablando de aceptación, entender que el embarazo cambia nuestra realidad, revolotea nuestras hormonas, y supone una enorme carga afectiva, ayudará a entender que esta ansiedad pueda aflorar, tratándonos de manera más compasiva y dándonos el tiempo que haga falta para adaptarnos a una nueva realidad.

Consejos para gestionar la ansiedad durante el embarazo

La ansiedad es una reacción natural de nuestro cuerpo que nos indica que estamos transitando por un momento importante o que tiene un mensaje que darnos, como una señal que el cuerpo envía para decir ¡estoy aquí, escúchame! y conectarnos, así, con nuestras necesidades. La ansiedad durante el embarazo puede brotar como resultado de lo ya descrito: popurrí hormonal, montaña rusa emocional, cambio vital y sentido de responsabilidad y alta exigencia. Y, por ello, es importante que esta ansiedad se tome en cuenta y sea escuchada.

Para gestionar la ansiedad durante el embarazo puedes:

  • ¡Descansar! y bajar el ritmo. Lo primero eres tú, así que reduce el nivel de exigencia y delega en las responsabilidades o tareas. Muchas veces el mensaje de la ansiedad es el de tomar un respiro entre tanto cambio y prisas. Sé comprensiva y compasiva contigo misma… ¡estás creando vida! Echa un vistazo a estas técnicas de relajación para la ansiedad, ¡te irán genial!
  • Reordenar tus prioridades y rutinas a tu favor, escuchando a tu energía y a lo que esta te permite dar de ti. No tienes porqué poder hacer todo como antes o tener todo bajo control. Date permiso para sentirte como te sientes.
  • Mover tu cuerpo: ya sea mediante un tranquilo paseo por la naturaleza, baile, ejercicio, yoga, pilates… todo aquello que, bajo recomendación médica, te movilice y te haga sentir bien.
  • Cuidar de ti y mimarte como lo harás con tu bebé. Establece rutinas de auto-cuidado y sé sensible a lo que sientes que necesitas: un masaje, un baño caliente, unos días de vacaciones, contacto físico afectuoso… Y, también, cuida la alimentación y el sueño.
  • Y, por supuesto… ¡no estás sola! Expresar las emociones, miedos, inseguridades y compartir tu ansiedad puede ayudar. Existen grupos de otras futuras mamis a los que puedes acudir y en los que sentirás apoyo, acogimiento emocional y comprensión.
Cómo gestionar la ansiedad en el embarazo

Sentir ansiedad en el embarazo puede ser muy duro y pesar mucho. Además de las herramientas descritas, acudir a terapia online te ayudará a gestionarla y a sentirte acompañada en este cambio vital tan grande, porque no tienes porqué saber o querer hacerlo sola.

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba