Cómo superar la dependencia emocional

La dependencia emocional se puede dar en cualquier tipo de vínculo interpersonal cuando existe una asimetría entre los roles y se generan una serie de comportamientos adictivos entre los miembros. Cuando el querer pasa a ser una necesidad, es entonces cuando necesitamos saber cómo superar la dependencia emocional para así, poder tener una vida más plena y feliz.

Qué hacer cuando tienes dependencia emocional

El primer paso para poder gestionar y superar la dependencia emocional, es reconocerlo. Así que si te has dado cuenta de que tienes dependencia emocional, déjanos decirte que: ¡estás más cerca de superarla!

Cuando una persona tiene dependencia emocional suele mostrar un patrón conductual motivado por las necesidades emocionales insatisfechas, las cuales, probablemente intentará cubrir de una forma desadaptativa y desproporcionada con las demás personas con las que genera vínculo.

DESCUBRE SI TIENES DEPENDENCIA EMOCIONAL

Según un estudio realizado por el Instituto Andaluz de Sexología y Psicología, el 74,8% de las personas que sufren dependencia emocional son mujeres.

¿Te gustaría saber si tienes dependencia emocional?
Encuentra una respuesta orientativa a esas preguntas haciendo este test.

Artículos relacionados:

¡Ojo! no tiene por qué ser con todas las personas, ni generalizarse, pues para que dicha dependencia se origine, es necesario que la otra persona integrante de la relación, favorezca o retroalimenta ese patrón conductual.

Si algo de lo que estás leyendo resuena contigo, te vamos a dejar a continuación un par de puntos para que sepas qué hacer cuando tienes dependencia emocional:

Identificar los refuerzos intermitentes

Primero que nada, es imprescindible identificar la existencia de un refuerzo intermitente en tus conductas o en las de la otra persona.

Para que exista dependencia emocional es necesario que exista un refuerzo positivo, el cual es, casi siempre, de manera intermitente. Algo similar ocurre con las personas que tienen ludopatía, que un día pueden ganar y diez no, generándose en ellas, la necesidad de seguir jugando para obtener dicho refuerzo positivo que les haga sentir bien.

Revisar tus creencias

Sobre todo si giran en torno al amor romántico… porque… ¡Aún en pleno siglo XXI el amor romántico sigue haciendo de las suyas!

Revisar las creencias que se tienen sobre el amor romántico nos permitirá diferenciar qué es querer y qué es lo que nos han enseñado/inculcado a través de generaciones pasadas y películas en las que ‘todo vale por amor’.

Frases como ‘el amor todo lo puede’ ‘sin ti no soy nada’ ‘si es amor de verdad, nunca se terminará’… son algunas de las creencias que hay al rededor del amor romántico y de las cuales hay que deconstruirse.

Trabaja en tu autoestima

Cuando una persona se encuentra inmersa en una relación en la que existen conductas disfuncionales puede sentir que su autoestima se empieza a mermar.

Puede que sientas que te quieres menos a ti misma y que aguantas cosas que si ‘fueses diferente’ no aguantarías… es por ello que, considero de vital importancia que trabajes en tener una autoestima alta para que te quieras más a ti antes de querer a otra persona.

Aún así, tengas la autoestima más alta o más baja… eres una persona estupenda.

Cómo superar la dependencia emocional

Cómo dejar de ser dependiente emocional

Antes que nada vamos a puntualizar que una persona no ES dependiente emocional siempre, sino que TIENE dependencia emocional durante algún periodo de su vida. Es importante recalcar que muchas veces el ser supone una dificultad añadida al cambio, por lo que cuando hablamos de ‘ser dependiente’ siempre hacemos alusión a un momento dado de nuestra existencia y de nuestras relaciones, y que, por lo tanto, con trabajo personal y (si lo necesitas) ayuda profesional, puede modularse positivamente.

Dejar de tener dependencia emocional es posible si sabes cómo

Para que puedas tener relaciones interpersonales en las que prima el bienestar, respeto y amor, te diremos cómo puedes dejar de ser dependiente emocionalmente.

1. Abraza tu soledad

Si alguna vez has tenido o estás teniendo dependencia emocional, puede que reconozcas que has dejado de hacer ciertas cosas para ti misma cuando has estado (o estás) en una relación, que te has fusionado con tu pareja y tu individualidad se ha perdido por el camino.

El miedo a la soledad y al no encontrarnos cómodas o disfrutar de nosotras mismas es una variable añadida a que se pueda desarrollar dependencia emocional.

Por ello, te proponemos que pienses en qué cosas disfrutas haciendo sola y que empieces a recuperar tu individualidad, bien sea yéndote a tomar un café, disfrutando de un paseo o realizando algún hobbie abandonado en el trastero (¡quítale el polvo y adelante!).

2. Responsabilízate de lo tuyo

Una persona que tiene dependencia emocional suele también ser una persona que se responsabiliza tanto de lo suyo como de lo de los demás.

Se ocupa y preocupa.

Tiende a querer ayudar a esa persona por encima de todo, inclusive de sí misma, eso hace que se genere una necesidad bidireccional.

3. Sé amiga de la asertividad

Las personas que olvidan sus derechos asertivos tienen mayor probabilidad de verse involucradas en relaciones abusivas o desiguales, en las que no existe reciprocidad generalmente.

Por ello, sé amiga de la asertividad y aprende a verbalizar y respetar tus derechos.

4. Quiérete mejor (y más)

Quererse es fundamental para poder querer bien. Por eso, antes de estar con nadie, aprende a estar contigo y a quererte. Escucha a tu cuerpo lo que necesita en cada momento y si consideras necesario, reconcíliate contigo misma. Cómo tener una buena autoestima te ayuda a poder convertirte en una persona segura de sí misma y a tener una autoestima lo más estable y alta posible.

5. Despójate de falsas-necesidades

Las relaciones de dependencia se basan en la necesidad. Normalmente en la necesidad de sentirse queridos, valorados y aceptados. Por eso, despójate de falsas-necesidades y cuestiónate qué es lo que realmente necesitas ahí.

Para ello, puede resultarte interesante que te plantees una reflexión sobre ‘te quiero para que cubras mis necesidades (¿cuáles son? pueden ser de afecto, de sentirte querida, escuchada…) …. y para que compenses mis heridas (¿cuáles son? puede ser de abandono…)” y desde ahí poder conocerte más y trabajar en tus propias necesidades y heridas.

6. No encadenes relaciones

Resulta común que las personas que se identifican como dependientes emocionalmente durante su vida han estado de relación en relación, como si case siguiesen un encadenamiento y un patrón conductual predeterminado.

Resulta de mucha utilidad y descubrimiento que la persona pueda pasar tiempo sin una relación siguiente tras una ruptura, que elabore bien su propio duelo para, entonces, involucrarse en una próxima relación.

Buscar lo que no tuviste en un corazón pasado encadenándote a unas manos nuevas, no funciona. Date tiempo para saber cómo ser feliz en pareja sin generar ningún tipo de dependencia afectiva.

10 Claves para superar la dependencia emocional

Desde Somos Estupendas queremos ser siempre honestas y mentiríamos si te dijéramos que superar la dependencia emocional se puede hacer de la noche a la mañana, pues mucho más lejos de la realidad, se requiere de tiempo, trabajo y mucha constancia. Aún así, aquí te dejamos las 10 claves para superar la dependencia emocional con el fin de aportarte un halo de luz… y brilles.

  • Cuida tu propia parcela. Intenta regarla y mimar tu parcela cada día.
  • Deja de ser exigente y di adiós el perfeccionismo.
  • Conoce a nuevas personas.
  • Realiza actividades placenteras y de ocio.
  • Pasa tiempo contigo misma.
  • Aprende a decir que no antes que decírtelo a ti.
  • Invierte en ti (dinero, tiempo…) sin sentirte culpable.
  • Haz una lista antes de empezar cualquier relación sobre cuáles son tus ‘red flags’.
  • No aceptes recibir menos de lo que das. No esperes lo mismo de vuelta pero sí busca reciprocidad en tus relaciones.
  • Comunica todo aquello que sientes y piensas de manera asertiva.

Recuerda que aquí tienes una serie de claves que pueden ayudarte, pero que siempre tendrás la opción de acudir y solicitar ayuda profesional cuando sientas que tú sola no puedes.

Sé paciente contigo, persiste en el tiempo, confía, respira y… sé libre.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

(Votos: 7 | Media: 5)

Psicóloga especializada en el área de infanto-juvenil y en psicología forense, en constante reciclaje y formación para poder ofrecer lo mejor de ella misma.

Deja un comentario