Desmitificando la adopción | Ep. 139

Hola bonitas y bienvenidas un domingo más al podcast de Somos Estupendas. Nos acompaña Riti, psicóloga de Barcelona en el equipo de presencial para hablar de un tema que todavía está muy invisibilizado y existen creencias erróneas al respecto. En el podcast de hoy estaremos desmitificando la adopción.

Por qué es importante hablar de la adopción

Todo el mundo conoce a alguien que ha adoptado o ha sido adoptado. ¿Por qué debemos hablar de adopción? Porque adopción es trauma emocional y duelo. Con mejores o peores recursos se puede transitar mejor o peor, pero no sabemos realmente lo que abarca.

Cuando hablamos de adopción hablamos de duelo, de trauma y de herida de abandono. Pese a que hay familias muy responsables hay una herida real que no podemos obviar. Hemos de poder dedicarle un espacio e ir desmitificando la adopción.

Relación de adopción y herida emocional

Siempre que hablamos de adopción hay un capítulo previo. Ya seas adoptado cuando eras bebé, o con 4 años, o con 12. Hay un capítulo previo y no saber qué ha pasado es un tipo de duelo. No saber cómo decidieron tenerte, cómo fue tu primer paso en este mundo. Es algo que muchas veces no pueden explicarte.

Es un duelo a la familia, a la madre, al padre que no tuviste, o que sí tuviste si tienes algún recuerdo. O al motivo por el cual no te criaron, y esto genera una herida de abandono que perdura en la edad adulta.

No saber qué ha pasado es un duelo

Puede ser traumático porque esas heridas no tienen un espacio para elaborarse. Las frases como “qué suerte que fueras adoptada” hacen esencial ir desmitificando la adopción.

Esas frases impiden que puedas hacerte preguntas desde un lugar de curiosidad. Si te las haces aparece un gran sentimiento de culpa. Al no poder explorarlas desde un lugar sano es cuando se puede convertir en un trauma infantil que perdure en la adultez.

Estas frases que les van llegando a las personas que han sido adoptadas se entremezclan y generan diversas emociones: Qué suerte, ser elegida, tus padres fueron a por ti porque te querían mucho… pero también frases y miradas de mucha pena, sintiendo que es un tabú o que está mal lo que ha sucedido.

Factores que empeoran sus consecuencias

Desde que estamos en la barriga ya hay una afección, ya hay un vínculo que empieza a establecerse. Pensar que porque la adopción se dio en una edad más temprana no generará tanto trauma es incorrecto.

El tema del lenguaje también es importante. Imaginad una adopción transatlántica donde el niño que adoptan y llega aquí a España todavía no habla el idioma. ¿Cómo le explicamos y hacemos que se sienta en un lugar seguro?

Su experiencia, en ojos de niño/a: sabe quién es su cuidadora, tiene su apego, conoce cuál es su sitio y llegan dos personas adultas a sacarle de allí. Esto puede ser muy traumático, porque no se le permite despedirse.

En personas adoptadas se instala un gran miedo a hacer daño a su familia.

Qué es la adopción responsable

Hay mucha polémica y muchos comentarios relacionados con que los niños y niñas adoptadas tienen problemas. Es cierto que los menores tienen probabilidades de tener dificultades de adaptación especialmente al inicio. A veces intentamos patologizar, pero es que debemos ser conscientes de esas probabilidades y esa mochila. Ser consciente es hacer una adopción responsable.

Haceos preguntas sobre por qué deseáis adoptar. Para vosotros es un deseo, pero para esa niña o ese niño es una necesidad. Las heridas de vuestra familia se contagiarán. Es importante que reviséis vuestros duelos y motivos, y que os informéis de cuál es el proceso.

Para las personas adultas adoptar es un deseo, para las menores es una necesidad.

Aunque puedas sentir las preguntas sobre su pasado como una amenaza es importante que le des respuestas. Permitirle respuestas a tus hijos no significa que tú pierdas cosas, pero sí que será más para ellos. Es frecuente que los padres y madres tengan miedo al rechazo, pero debemos responsabilizarnos de sus necesidades dalas slot dana.

Consecuencias en la adultez

En el podcast de hoy desmitificando la adopción, queríamos dar lugar también a hablar de las consecuencias que puede tener en la adultez una adopción. Las consecuencias y el dolor puede dirigirse en muchas direcciones, pero estas son algunas de las más comunes:

  • Actitud complaciente: estar por todos asegurándose que no le van a abandonar, por el miedo a que suceda otra vez.
  • Pensamientos irracionales: creer que si alguien me rechaza será la confirmación de que es por culpa mía. Para evitar esto se activan todos los mecanismos posibles, y suelen ser mecanismos desadaptativos.
  • Se ponen a prueba los vínculos: se busca cualquier evidencia o se realizan “pruebas” a las personas que queremos para ver si nos van a fallar.
  • No te sientes integrada: sientes que no formas parte al 100% de ningún grupo.
  • Autoexigencia o rebeldía: muchas personas pueden polarizarse. O intentar ser perfecto hasta el agotamiento intentando encajar y otros que se revelan al ser incapaces de conseguir ser perfectos.

Algo que puedes hacer para trabajar estas consecuencias de la adopción es ir a terapia grupal. Los grupos pueden acompañarte y ayudarte. En estos espacios terapéuticos puedes preguntar, reformular, tener esa conversación que en familia te da miedo o te cuesta. Encontrar poco a poco gente que comparte tu experiencia, con quien enfadarte y reivindicar.

Es importante que cuides y mantengas tus círculos, pero también que tengas referentes de personas que comprendan profundamente tu historia.

No hay nada malo en ti.

Como siempre, gracias por acompañarnos una semana más, nos escuchamos el próximo domingo. Gracias también por vuestras puntuaciones y comentarios en Spotify y en Itunes, eso nos ayuda a crecer.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

Humana en constante aprendizaje y evolución, además de cofundadora y CEO de Somos Estupendas y futura psicóloga.

2 comentarios en «Desmitificando la adopción | Ep. 139»

  1. Hola buenas, acabo de ver y escuchar el podcast de Adopción. Y quiero deciros GRACIAS. No puedo expresar como me he sentido al haberlo escucharlo. Me ha hecho conectar con muchas vivencias de mi pasado. Soy adoptada desde los 2 años, ahora tengo 22 y sinceramente estoy muy agradecida con mis padres por haber hablado de este tema siempre conmigo. El problema fue, a raiz de las relaciones sociales, en el colegio, en el instituto. Confirmo esa herida de abandono y rechazo que he llevado desde hace muchos años. No obstante, actualmente, voy a terapia y puedo sentir que todo eso que me perseguía en mi mente, ya tiene nombre. Gracias de nuevo por hablar de ello, es muy importante que se traten temas así. Sois increibles. Un abrazo.

    Responder
    • Bella, no sabes la ilusión que nos hace leerte. Nos hace muy felices que este espacio te haya ayudado y te haya hecho conectar con vivencias del pasado y también que gracias a la terapia, puedas ponerle nombre a todo aquello que has sentido. Muchas gracias a ti, por tus palabras y por tu cariño. Cualquier cosa que necesites, estamos aquí para ti. Eres estupenda. Te mandamos un abrazo enorme🌷

      Responder

Deja un comentario