Trastorno de la personalidad antisocial

Los trastornos de personalidad como por ejemplo el trastorno de la personalidad antisocial son afecciones que como bien dice la palabra se asientan en la identidad de la persona que lo tiene. Se basan en una serie de rasgos y patrones conductuales que perduran en el tiempo y que interfieren en la vida de la persona, en sus emociones, pensamientos e interacciones sociales.

Qué es el trastorno antisocial de la personalidad

El trastorno de la personalidad antisocial, también conocido muchas veces como sociopatía, es un trastorno con el que la persona no es capaz de identificar o discernir entre el bien y el mal, ignorando los derechos y sentimientos del resto de personas.

Las personas con trastorno de la personalidad antisocial tienden a intencionadamente hacer el mal a los demás, manipulando en según qué situaciones y no llegando a generar empatía ni remordimiento o culpabilidad sobre su comportamiento.

Trastorno de la personalidad antisocial

Causas del trastorno antisocial de la personalidad

La personalidad que tenemos en la etapa adulta se va construyendo durante la adolescencia, teniendo influencia directa e indirecta por la historia de vida, por las situaciones vividas y las personas con las que se ha interaccionado así como el cómo se hizo dicha interacción.

En toda esa evolución adquirimos muchos valores, formas de pensar, maneras de gestionar y de interpretar las cosas que, cuando eso se afianza, se configura un patrón más o menos estable en el tiempo. Dependiendo de cómo sea ese patrón, si es mayoritariamente adaptativo o desadaptativo y del nivel de malestar que pueda llegar a generar, podemos encontrarnos ante un trastorno o no.

Aunque la pregunta del millón en los trastornos de personalidad es.. ¿y cuáles son las causas? pero sentimos decirte que hablar de causas concretas es un poco arriesgado ya que depende mucho también de la persona y de su caso individualizado.

No obstante, hay varias hipótesis sobre posibles causas:

Causas biológicas:

Hay algunos estudios que demuestran que las personas que tienen trastorno de personalidad antisocial tienen una menor activación de la amígdala, relacionado con la regulación emocional y dificultad de frenar determinadas conductas.

No obstante las causas biológicas no son determinantes para la aparición de un trastorno sino que es necesario un compendio de variables familiares, sociales y personales.

Causas psicosociales:

Personas con dicho diagnóstico mayoritariamente tienen una historia de vida similar en cuanto a los estilos educativos y contextos sociales.

Predomina la presencia de progenitores poco afectuosos y entornos negligentes. También se conoce que pueden darse en personas que han tenido una crianza muy permisiva o maltrato.

Síntomas del trastorno de la personalidad antisocial

Los síntomas del trastorno de la personalidad antisocial al igual que las características del mismo se deben de presentar repetidamente entre las conductas y registros de la persona.

Los síntomas más comunes son:

  • Aprovecharse de terceras personas.
  • Buscar el beneficio propio por encima de cualquier situación.
  • Decir mentiras para conseguir sus objetivos.
  • No discernir entre qué está bien y qué está mal.
  • Tener conductas delictivas o problemas con la ley y la asunción de la misma.
  • No respetar las normas sociales.
  • Usar la manipulación para la obtención de placer personal.
  • Ser una persona con tendencia a la agresividad y hostilidad.
  • No sentir culpa por herir a otras personas.
  • Hacer cosas de carácter peligroso e irresponsable.

Además de estas características propias del trastorno antisocial de la personalidad, la persona que lo padece, también es muy probable que comparta características de trastorno de conducta.

Características del trastorno de la personalidad antisocial

Las características del trastorno de la personalidad deben de presentarse estables en el tiempo y generalmente han aparecido durante la adolescencia, siendo más visibles en la etapa adulta.

1. Muestras de comportamientos antisociales en la adolescencia

En la adolescencia es común que la persona con trastorno antisocial ya haya cometido algunos actos de carácter delictivo, pudiendo ser menores o mayores suponiendo un quebrantamiento de las normas que existan socialmente.

2. No respeto ni consideración hacia los derechos de otras personas

Habitualmente las personas que tienen trastorno de la personalidad antisocial tienden a buscar sus propios intereses sin que les importen los derechos de los demás. Para ello, muchas veces utilizan las mentiras.

3. Muestras de agresividad

Es común que se tengan muestras de agresividad con las personas o con los animales. Parece tópico – y muy de película de suspense – pero es habitual que la persona durante su infancia o en la adolescencia disfrute de realizar algún tipo de maltrato animal, como por ejemplo matar insectos o animales pequeños, mostrar crueldad ante sus mascotas.

Este signo es simbólico para identificar que algo no funciona bien.

4. No asunción de la responsabilidad ni de la culpabilidad

Las personas con trastorno antisocial se muestran incapaces de asumir su responsabilidad o la culpabilidad de sus actos, inclusive pueden llegar a darle la vuelta a la situación para que parezca que ellos son las víctimas.

En relación a ello, sí que son personas capaces de falsear el arrepentimiento con el fin de conseguir beneficios secundarios.

5. Consumo de drogas

Algo a tener en cuenta es que las personas que padecen este trastorno son más tendentes a tener problemas asociados de adicciones, lo que también es compatible con las conductas impulsivas.

Tratamiento para el trastorno de la personalidad antisocial

Existen dos vías por las que, las personas con trastornos de personalidad, sea cual sea el tipo, puedan tratarse.

Tratamiento psicológico

Acudir a terapia psicológica ayuda a la persona a poder trabajar en su historia de vida, construir y deconstruir patrones cognitivos y heridas emocionales que le han acompañado hasta el presente.

Sirve para que la persona aprenda y adquiera herramientas que le ayuden a gestionar las emociones y por ende que pueda actuar siendo responsable afectivamente teniendo en cuenta cómo puede repercutir su interacción con el entorno. También se trabaja en la adquisición y entrenamiento de las habilidades sociales, en desarrollar la capacidad de empatía y escucha, de tal manera que, puedan relacionarse de una manera más adaptativa y funcional.

La terapia sirve para poder responderse las preguntas más profundas que nos hacemos y también a reconciliarnos con las respuestas, las cuales, a veces, escuecen.

Tratamiento farmacológico

La terapia psicológica online, o presencial, no tiene que poder con todo y cuando no lo hace, el tratamiento farmacológico es un buen aliado.

La combinación de ambos tratamientos sirven para que la persona pueda regularse bioquímicamente, consiguiendo que pueda estar más dispuesta y accesible a trabajarse diferentes aspectos de su vida.

No obstante, no existe tratamiento específico para el trastorno de personalidad antisocial, sí para las variables subyacentes que el mismo puede tener, como por ejemplo ansiedad, depresión o problemas relacionados con la ira.

Las personas que tienen este trastorno es complicado que identifiquen en sí mismas sus características y dificultades pero al ser un trastorno con signos y síntomas desde la adolescencia, es recomendable que el entorno pueda prestar atención ante la apariencia de ellos.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

Psicóloga especializada en el área de infanto-juvenil y en psicología forense, en constante reciclaje y formación para poder ofrecer lo mejor de ella misma. Más sobre Patricia Fernández

2 comentarios en «Trastorno de la personalidad antisocial»

    • Hola, Mishelle 🌷

      Entendemos la preocupación y el malestar que nos compartes, es importante ser consciente del contenido de ficción de las películas, que llegan a estremecer muchas situaciones alejadas de la realidad frecuente. Cualquier duda aquí estamos 🙏🏻

      Te mandamos un fuerte abrazo 💞

      Responder

Deja un comentario