10 causas de la ansiedad

La gran mayoría de las personas han padecido ansiedad en alguna ocasión y probablemente por alguna de las 10 causas de la ansiedad que se mencionarán en este artículo, y si perteneces a una minoría que no, siento decirte que la ansiedad es un mecanismo de defensa de nuestro organismo, por lo que lo más normal y adaptativo es que en alguna ocasión la tengas.

Debido al ritmo frenético de nuestra vida, a los cambios constantes, a la incertidumbre, y a muchos factores más, los seres humanos tenemos y creamos nuestros propios mecanismos de defensa. La ansiedad es uno de esos mecanismos que tenemos universalmente y que nos alerta de situaciones que cada quien considera y percibe como amenazas. ¡Tranquilidad!

Puede parecer muy impactante, pero dicho mecanismo hace que seamos personas más resilientes, más adaptativos y que nuestro rendimiento y capacidad de anticipación sea mejor.

Tener ansiedad, no es algo perjudicial en sí, el problema es cuando los síntomas provocan cierto deterioro funcional en quien la sufre.

Síntomas más comunes de la ansiedad

Para que puedas identificar bien los síntomas, te explicaré los síntomas más comunes:

  • Aumento de ritmo cardiaco: el corazón tras interpretar una situación como amenazadora, se pone en marcha, empieza a funcionar a más velocidad y eso hace que nuestras pulsaciones se eleven.
  • Hiperventilación: como consecuencia de lo anterior, cuando nuestro corazón late muy deprisa, empezamos a hiperventilar, creyendo así que nos regulamos.
  • Sudoración: es muy común que una persona con sintomatología ansiosa tenga sudoración, se produce por ese estado de alerta, nuestro organismo produce reacciones fisiológicas. Dentro de los síntomas comunes y que tienen que ver con el cuerpo, también están los problemas gastrointestinales y del sueño.
  • Dificultad para la gestión de pensamientos: si no existiesen los pensamientos, no existiría la ansiedad. La dificultad para gestionar los pensamientos es uno de los síntomas por excelencia de la ansiedad.

Las 10 causas de la ansiedad más frecuentes

Una vez sabes un poco sobre qué es la ansiedad y los síntomas más comunes que la acompañan, también vamos a explicar 10 causas por las que puedes sufrir ansiedad, conociéndolas, podrás prevenirte y cuidar aún más tu bienestar.

Acumular estrés durante un periodo prolongado

Acumular estrés así como las situaciones que  lo provocan durante un tiempo prolongado, hace que nuestro sistema esté en constante alerta, y por lo tanto, hace que los niveles de ansiedad se disparen, poniendo en peligro directamente nuestro bienestar psicológico, físico y emocional e induciéndonos a la apatía, la irritabilidad, etc.

Vivir situaciones con una elevada carga emocional

Vivir situaciones con intensidad está muy bien, pero hay que tener cuidado cuando esa intensidad está asociada a la vivencia de situaciones desagradables y/o traumáticas. El impacto emocional que deja en las personas, hace que estén más predispuestas a padecer ansiedad, ya que se pueden percibir como amenazas situaciones que la persona asocia a acontecimientos vividos anteriormente. Si consideras que necesitas o que te vendría bien saber más sobre regulación emocional, te animo a leer el artículo de autocontrol emocional.

Ser personas con hipocondría, con miedos frecuentes y/o hipervigilantes

Ser personas con hipocondría, miedos frecuentes y/o hipervigilantes hace que los niveles de ansiedad estén en un continuo  ‘sobre aviso’. Los niveles pueden estar más elevados por el simple hecho de estar pendientes.

Llevar una vida desorganizada

La organización y tener una rutina es fundamental para crear una sensación de control y de realización en el día a día. Llevar una vida desorganizada puede hacer que la ansiedad aparezca con mayor frecuencia, debido a que habrá situaciones que no estaban dentro de esa desorganización y que hagan que la persona se alarme, no sepa cómo gestionarla, etc., produciéndose así, sintomatología ansiosa.

Tener algún tipo de adicción

Las adicciones son factores de riesgo directo para padecer ansiedad. Por adicción entendemos cualquier conducta que se vuelva dependiente de ‘algo’, bien sea del juego, de las drogas, de las compras, de las nuevas tecnologías, etc. Las personas que tienen alguna adicción siempre van a girar en base al estímulo al que sean adictas, de tal manera, que cualquier plan que interfiera y/o dificulte esa adicción, será una causa que facilite la ansiedad. Si tienes algún problema de adicción, sabemos que es difícil gestionarlo en soledad, por eso, quiero que sepas que puedes contar con nosotras y que Somos Estupendas te brindamos terapias online, un espacio seguro en el cual poder tratarlo y acompañarte en tu proceso.

Tener una red social insatisfactoria

Un factor de prevención para no padecer ansiedad es tener una red social satisfactoria, por lo que una causa de padecer ansiedad es no tenerla, o lo que sería peor, tenerla insatisfactoria. Las personas somos seres sociales y por lo tanto necesitamos del contacto y de la interacción con los demás para tener calidad y bienestar en la vida. Una red de apoyo insatisfactoria hace que el equilibrio y la armonía no fluyan, haciendo que la ansiedad esté presente.

Mantener una vida poco activa y/o saludable

El ejercicio físico (sea al nivel que sea), produce neurotransmisores que tienen relación con el bienestar, la felicidad, etc. Es una vía de escape a todas las preocupaciones y rumiaciones que se acumulan en forma de pensamientos en el cerebro. Por eso mismo, si tienes una vida poco activa y poco saludable, la ansiedad puede ser una compañera en tu vida… puedes saber más sobre ello leyendo el artículo sobre ansiedad y cansancio ¿tienen relación? En el encontrarás información muy útil para empezar a cambiar hábitos y mantenerte más activa.

Tener predisposición biológica

Tener familiares que han padecido algún trastorno de ansiedad no es una causa condenatoria, pero sí un factor de vulnerabilidad.

No controlar ni poner límites a los pensamientos

Los límites claros son necesarios. Hay que poner límites (dentro de una lógica) a los pensamientos. ‘Salir del bucle’ podría ser el que haga que se frene la ansiedad y no vaya a más. A veces hay que saber decir ‘stop’ y parar los pensamientos para que no retroalimenten la ansiedad.

No aceptar los cambios y la realidad en la que te mueves

Aceptar no es lo mismo que resignarse. Es necesario aceptar las emociones que tenemos, las situaciones por las que atravesamos y la realidad en la que nos encontramos. Desde la aceptación surge el cambio. No puedes pelearte y encontrarte en constante conflicto, pues además de cansarte, hará que vivas todo con ansiedad.

¿Te identificas en alguna de esas diez causas de la ansiedad?

Déjame decirte que si lo haces no pasa nada porque estás en el sitio adecuado en el cual queremos que te sientas bien y cuides de ti misma. Muchas mujeres pueden encontrarse como tú, si crees que necesitas desahogarte y encontrar esa ayuda y apoyo a veces tan necesario, puedes echar un vistazo a nuestro círculo de mujeres, moderado por dos psicólogas de Somos Estupendas.

¡Compartir es vivir!

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

Psicóloga especializada en el área de infanto-juvenil y en psicología forense, en constante reciclaje y formación para poder ofrecer lo mejor de ella misma.

2 comentarios en «10 causas de la ansiedad»

Deja un comentario