Comunicación no violenta: Qué es y necesidades básicas

La comunicación es una de las capacidades más importantes que tenemos. Ahora bien, aunque la comunicación juega un papel fundamental en nuestras interacciones, esta puede perjudicarlos cuando no se tienen las herramientas adecuadas.

Las relaciones saludables requieren de una comunicación no violenta. Veamos qué es y cuáles son las necesidades básicas asociadas.

Qué es la comunicación no violenta

La comunicación es la capacidad que tenemos para compartir o intercambiar información con otras personas (o seres, en general). Podríamos decir que la comunicación es el vehículo que nos permite acercarnos o alejarnos de otras personas en función de cómo la estemos utilizando. Nos permite formar vínculos y mantenerlos, pedir ayuda, sentirnos apoyadas, o expresar nuestros deseos y derechos.

Es por ello por lo que venimos al mundo con la capacidad innata para comunicarnos. Ya desde un primer momento somos capaces de pedir alimento, descanso, o afecto, ¡mucho antes de aprender a hablar! Como ves, el hecho de que la comunicación nos venga dada de forma innata ya dice mucho de su importancia de cara a la supervivencia y al bienestar.

Aunque vengamos al mundo con esa capacidad de comunicarnos, lo que necesitamos también es aprender a hacerlo de una forma saludable y acorde a lo que pensamos, sentimos y buscamos. Igualmente, en relación con el papel social de la comunicación, lo que vamos a necesitar es aprender a comunicarnos de forma saludable con otras personas. Así, aprender habilidades de comunicación no violenta mejorará nuestras conexiones.

Así, podemos decir que la comunicación no violenta consiste en relacionarnos verbalmente con otras personas desde la asertividad, la empatía, el no juicio, y teniendo en cuenta las emociones y necesidades propias y ajenas.  

comunicacion-no-violenta

Comunicación no violenta de Marshall Rosenberg

Para ver más en profundidad lo que implica la comunicación no violenta es importante entender de dónde viene este concepto y quién lo acuñó.

Marshall Rosenberg fue un psicólogo estadounidense que centró gran parte de su trabajo al estudio de la comunicación. Dentro de este campo, su interés se centró en entender cómo la comunicación podía ayudar a resolver los conflictos de una forma pacífica, y de cómo esta facilita que se satisfagan nuestras necesidades.

Así fue como este autor creó el concepto de “comunicación no violenta”.

Por un lado, en su estudio quiso entender las razones que nos llevan a comunicarnos de forma agresiva. Así, explica que:

La violencia es la expresión trágica de necesidades no satisfechas. Es  la manifestación de la impotencia y o la desesperación de alguien que se encuentra tan desprotegido que piensa que sus palabras no bastan para hacerse entender. Entonces ataca, grita, agrede”.

Marshall Rosenberg

Y, por otro lado, Rosenberg quiso establecer los principios de su propuesta de comunicación no violenta. De manera que esto fuera algo que pudiera estudiarse, aprenderse, y utilizarse. Uno de los principios fundamentales es nuestra capacidad innata de compasión hacia las demás personas. Cuando actuamos desde la compasión y la comprensión nuestros vínculos mejoran y se convierten en lugares seguros.

Estos principios se nutren de varios pasos que el autor incluye en su teoría de la comunicación no violenta, como son:

  • La observación (¿qué está afectando al bienestar de la relación?)
  • La expresión de sentimientos (¿cómo me estoy sintiendo yo? ¿cómo creo que se siente el otro?)
  • La expresión de necesidades (¿qué necesidades hay detrás de lo que siento y de lo que siente la otra persona?)
  •  La petición (¿qué necesito por parte de la otra persona? ¿cómo lo puedo expresar desde la empatía y la honestidad?)

Así, Rosenberg propone que hay dos partes en la comunicación no violenta: expresar de forma honesta y recibir la respuesta de la otra persona de forma empática.

Sin duda, el mundo sería un lugar mucho más bonito si pudiéramos aplicar todo esto, ¿no crees?

Necesidades básicas de la comunicación no violenta

Como has visto, la teoría de la comunicación no violenta da mucha importancia a las necesidades. ¡Y no solo a las nuestras! Sino también a las de las demás personas, y a cómo ambas pueden ponerse en armonía cuando la comunicación es abierta, asertiva y empática.

Las personas tenemos múltiples necesidades que van mucho más allá de lo físico. Es decir, no solo necesitamos comer y dormir, sino también apoyo, amor, seguridad, o libertad. Y, en línea con esta teoría, si expresamos nuestras necesidades es más probable que podamos satisfacerlas.

Hay diferentes categorías de necesidades básicas a tener en cuenta en la comunicación no violenta, algunas de las más importantes son:

  • Necesidades de conexión
  • Necesidad de cercanía
  • Necesidad de sentido
  • Necesidad de integridad
  • Necesidad de autonomía
  • Necesidad de seguridad

El hecho de que todas ellas sean compartidas por la humanidad es algo que facilita nuestra compasión y comprensión. Esto es lo que nos acerca y hace que crezcamos en nuestros vínculos.

Libro de comunicación no violenta

Marshall Rosenberg expone su propuesta de comunicación en su libro “Comunicación no violenta. Un lenguaje de vida”.

Este libro es una biblia de la comunicación saludable, amable, y basada en valores. En él podrás encontrar herramientas para aplicar la comunicación no violenta en el día a día, los principios y pasos que hemos visto desarrollados, el mundo de la empatía y de la compasión, o la expresión de la rabia y del agradecimiento.

Como ves, este libro trata temas que son tan básicos que resultan a su vez esenciales.

Una de las frases que aparece en el libro, y que podemos destacar como simbólica de la comunicación no violenta es la siguiente:

“Lo que quiero en la vida es compasión, una corriente que fluya entre los demás y yo, basada en un mutuo dar desde el corazón”

Ya has visto que la comunicación es un vehículo muy importante para satisfacer nuestras necesidades y para acercarnos a otras personas. Tenemos una capacidad muy potente y bonita sobre nuestras manos. Así que siempre es un buen momento para aprender nuevas herramientas que nos permitan aprovecharla al máximo.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

(Votos: 1 | Media: 5)

Psicóloga especializada en bienestar emocional con perspectiva integradora, aunando la rama cognitivo conductual junto con la que considera base de su perfil profesional: las Terapias de tercera generación.

Deja un comentario