Crianza respetuosa: Mejores libros

Cada día miles de niños y niñas vienen al Mundo y empiezan a interactuar con las personas que, muy probablemente, serán sus referentes. Aunque pensándolo bien, nadie nos enseña a cómo ser referentes y mucho menos a cómo criar a nuestros hijos de una manera respetuosa, es por ello que consideramos necesario conocer los mejores libros sobre crianza respetuosa.

¿Qué es la crianza respetuosa?

La maternidad y paternidad son mundos casi desconocidos para quienes se adentran en ellos. Todas las personas se pueden imaginar algo, hacer expectativas pero… la realidad supera a la imaginación. Es por ello que te enseñamos los mejores libros para la crianza respetuosa de manera que, puedas hacer de tu crianza algo no más fácil pero sí más feliz.

La crianza respetuosa tiene su origen en la teoría del apego de John Bowlby y se concretamente es un estilo de educar, de dar todos los cuidados y acompañamientos que necesitan los hijos, ofreciéndolo desde el más puro amor.

Este tipo de crianza proporcionará a tus descendientes las herramientas cognitivas y emocionales suficientes para desenvolverse en un mundo en constante evolución con la confianza y la seguridad necesarias sin dejar de lado la empatía y la comprensión. Es uno de los mejores modelos de educación que se les puede ofrecer a los niños y adolescentes.

crianza-respetuosa-libros

¿Cuáles son los beneficios de la crianza respetuosa?

Son muchos los beneficios que tiene el practicar este tipo de crianza, entre los cuales cabe destacar que:

  • Se reducen los problemas de autoestima:

Cuando los niños crecen y se desarrollan en una familia que es apoyo, sostén y seguridad, es mucho más fácil que los problemas de autoestima se reduzcan ya que, generalmente, crecen validándoles.

Eso no quita para que la autoestima sea aquello que necesitamos estar constantemente revisando y trabajando para fortalecerla, por ello, te aconsejamos estos 10 libros para aumentar la autoestima que harán que tanto tú como con quienes los compartas, tengáis una mejor relación con vosotras mismas.

  • Se incrementa las habilidades sociales:

Las habilidades sociales pueden mejorarse a cualquier edad, aunque, cuanto más temprano, mejor. Un estilo de crianza basada en el respeto, amor, tolerancia, paciencia y compromiso, hace que, los progenitores potencien e incrementen las habilidades sociales existentes.

  • Se fomenta un estilo de comunicación asertiva:

El estilo de comunicación que una crianza positiva y respetuosa se basa fundamentalmente en la asertividad. A medida que los progenitores crecen y van viendo y conociendo sobre las dinámicas que hay en familia, las maneras de comunicarse, las relaciones sociales, etc… pueden reconocer dicho estilo comunicativo y que entonces, puedan ponerlo en práctica personalmente.

Límites para una crianza respetuosa

En la crianza como en la vida los límites son necesarios para respetar el proceso y ritmo de desarrollo que el niño/a en cuestión tenga, de manera que los límites le ayuden a formarse en valores desde el apego y la democracia sin que se vea alterada o violentada su integridad como persona.

Uno de las dificultades que encuentran muchos padres y madres a la hora de educar se debe a la confusión entre los límites, las normas y la propia rutina que los niños deben cumplir y llevar a cabo.

Ejemplos como cepillarse los dientes, lavarse las manos… entre otras, son rutinas que los niños deben de tener desde pequeños. No pueden confundirse con límites sino que son rutinas que no entran a debate sobre si son objeto de castigo o de recompensa. Es algo obligatorio que entra dentro de una rutina que tienen una gratificación en sí mismas de manera personal.

Es por ello que para garantizar que los límites en la crianza positiva sean óptimos y resolutivos deben cumplir con las siguientes pautas:

1. Se definen claramente y tienen que tener firmeza a la hora de aplicar las consecuencias.

Cuando hablamos sobre firmeza dentro de un estilo parental se puede confundir con autoridad e imposición y nada más lejos de la realidad. La firmeza que se necesita es desde el amor y no infundado mediante miedo.

2. Se tiene que procurar ser un modelo a seguir.

Es necesario que los hijos copien ejemplo de los padres y muy complejo pedirles que hagan una cosa cuando demostramos lo contrario… ¡Menuda incongruencia!.

Por eso, es muy importante ser un modelo a seguir ya que la mejor forma de que tus hijos aprendan empieza imitando a un ejemplo…. ¿te animas a ser tú?.

3. Se tiene que utilizar la negociación.

Procurar no dar las cosas por sentado y compartirlas con tus hijos genera conciencia, sentido de responsabilidad y favorece que la participación en diversos temas sea activa y favorecedora de llegar a acuerdos ¿antes que tirarlo por la borda).

4. Hay que celebrar los pequeños logros y las grandes victorias.

La crianza respetuosa se basa en la validación de todo aquello que hace de nosotros, unas personas de valores… asique… ¿no crees que celebrar nuestos pequeños logros y grandes victorias nos ayudará a ello?

Tendemos a decir lo que no está bien, lo que falta, lo que puede mejorarse pero… ¿y lo que sí? somos una generación tendente a la insatisfacción y eso tiene que erradicarse desde nuestros inicios, por ello, celebrar los pequeños avances, logros y objetivos nos hará personas con mayor confianza y seguridad en nosotros mismos, permitiéndonos a su vez, avanzar en una buena dirección.

Libros de crianza respetuosa

Una de las mejores maneras de aprender es leyendo. Leer tiene infinidad de beneficios, entre ellos encontramos que generamos diferentes perspectivas y nuevas rutas de aprendizaje.

Es por eso que hemos considerado de gran utilidad recomendarte cuatro libros sobre crianza respetuosa que pueden ayudarte en este camino de la ma(pa)ternidad.

1. El cerebro del niño (Daniel Siegel y Tina Payne)

El cerebro del niño escrito por Daniel J. Siegel, neuropsiquiatra y la experta en paternidad Tina Payne Bryson desmitifican las crisis y los conflictos, basándose en cómo está constituido el cerebro de un niño y en el proceso de maduración que lleva a cabo.

Dicho libro es uno de los más recomendados dentro de la crianza respetuosa principalmente porque incluye claras explicaciones y estrategias en función de las distintas edades y etapas evolutivas de los niños, de manera que te ayuda y enseña variables a tener en cuenta a la hora de enfrentarte a las luchas cotidianas que pueden darse en tu ma(pa)ternidad.

Cultiva y enriquece un desarrollo de la inteligencia emocional para tener una vida equilibrada y conectada tanto con los demás como consigo mismos.

2. Cómo hablar para que tus hijos escuchen y cómo escuchar para que tus hijos hablen (Adele Faber y Elaine Mazlish)

Las autoras de este libro proporcionan bajo enfoque práctico y respetuoso diferentes herramientas para que las relaciones con los menores (y no menores) sean más gratificantes.

Se basa en métodos comunicativos mediante los cuales podrás solucionar problemas comunes, enfrentándote a sentimientos y emociones desagradables como la decepción, la frustración, etc… y podrás aprender a expresar tu enfado sin herir, a conseguir la colaboración, a establecer límites firmes al mismo tiempo que conserva la buena actitud usando alternativas diferentes al castigo, fomentando a su vez la utilización de una comunicación asertiva.

3. Bésame mucho (Carlos González)

Bésame mucho es un libro escrito en defensa de los niños y de los padres, de todos cuantos desean educar a sus hijos , con amor.

Muchas veces, se peca de no contemplar los derechos que tienen los menores por el simple echo de ser menores, un error que, lleva a muchos padres a ser más intolerantes y a comportarse de una manera poco afectiva y/o más rígida con los hijos.

Por eso, consideramos interesante dicho libro, ya que nos enseña a respetar a los progenitores como seres humanos que son, prestando atención por ejemplo a detalles como: no dejarlo llorar, a acompañarlo en el dolor, a reconducir sus conductas… pero desde el más profundo amor.

4. Disciplina sin lágrimas (Daniel J. Siegel y Tina Payne Bryson)

Un libro cuyo principio es el de conectar con los peques a nivel emocional, y que esa sea la clave para ayudar a guiar su conducta. Supone un cambio de paradigma respecto de cómo la disciplina se ha venido aplicando hasta ahora, y propone un cambio hacia una gestión más empática y compasiva de los momentos difíciles de la crianza.

5. El cerebro del niño explicado a los padres (Álvaro Bilbao)

La causa de la frustración que genera la crianza en muchas ocasiones se basa en la falta de entendimiento hacia lo que el/la niño/a está sintiendo, pensando, necesitando, o queriendo.

Es decir, el hecho de que su cerebro no funcione aún de la manera en la que funciona el nuestro puede llegar a generar mucha impotencia. Así, este libro da mucha información científica y, a su vez, asequible, acerca del mundo cerebral de los más pequeños, de modo que esta comprensión facilite el trabajo de empatizar con ellos y guiarlos.

¿Te has leído alguno de los libros? sea cual sea tu respuesta, te animamos a que empieces por el que más curiosidad te despierte.

Detrás de éstos libros encontrarás valiosos recursos psicoeducativos que te ayudarán en el complejo pero fascinante camino de la ma(pa)ternidad enfocándose en la crianza respetuosa.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

(Votos: 2 | Media: 3)

Psicóloga especializada en el área de infanto-juvenil y en psicología forense, en constante reciclaje y formación para poder ofrecer lo mejor de ella misma.

Deja un comentario