Qué pasa si no tengo amor propio

Por desgracia, uno de los males más frecuentes en nuestras vidas son las inseguridades, la baja autoestima. Sin respeto por una misma llevar una vida plena, satisfactoria, se convierte en una montaña imposible de escalar. ¿Qué pasa si no tengo amor propio? Veámoslo en este artículo.

Qué es el amor propio

El amor propio es la relación que tenemos con nosotras mismas. Es conocerse y aceptarse tal como somos. No implica que pensemos que somos perfectas, sino que también podamos reconocernos en las imperfecciones sin dejar de valorarnos.

Amor propio es ser consciente de que algo te está haciendo daño y no desear eso para ti, tratar de cuidarte y priorizarte.

Amor propio y autoestima

Tener amor propio y autoestima está muy relacionado, pero no es exactamente lo mismo. La autoestima se nutre del valor que le damos a todas las dimensiones de nuestra vida. El amor propio va un paso más allá: es la aceptación incondicional de nuestro ser. No depende de quién somos o qué hacemos. Amarte te libera.

En ninguno de los casos estaremos hablando de sentirte superior a los demás, al contrario. Cuando tu autoestima y amor propio son buenos, no necesitas compararte con los demás, eres feliz con quién eres y qué tienes y no te validas a través de las dificultades o éxitos ajenos.

¿Por qué no tengo amor propio?

Nuestra forma de relacionarnos con el resto y con nosotras no es innata, la hemos adquirido a lo largo de nuestra vida, especialmente durante la infancia y adolescencia. Aprendemos a querer y a querernos a través de nuestras figuras referentes.

Estas son algunas de las situaciones que pueden devaluar tu amor propio:

  • Que en tu entorno familiar tus cuidadoras tuvieran poco amor propio y crecieras heredando una forma de tratarte atravesada por un autoconcepto bajo.
  • Que sufrieras maltrato por parte de estas personas. Ya sea por violencia física, psicológica, absentismo, frialdad… Creciste sintiendo que no te valoraban y que no eras importante para las personas más importantes para ti.

Solo hay un amor que es para siempre: el amor propio.

Consecuencias si no tengo amor propio

No quererte hace que, con el tiempo, se refuercen hábitos cada vez más complicados de deshacer:

  • Hablarte mal, invalidarte. Solo te criticas, pero eres mucho más: tienes virtudes, pasiones, recuerdos y un futuro por descubrir.
  • Creer todo lo que dicen de ti. Mides tu valor a través de las opiniones de los demás sin cuestionarlas. Revalorízate, obsérvate, conócete y ganarás confianza en ti misma.
  • Te resignas y los malos hábitos y las inseguridades ganan terreno.
  • Te exiges demasiado. Esto tampoco es lo mejor que puedes hacer por ti. Siempre se puede hacer más y mejor, nunca llega el punto en el que te valoras y reconoces hasta donde has llegado. Si no te quieres, si no tienes amor propio nunca serás suficiente para ti.

Lo que pasa si no tengo amor propio es que me siento más insegura, solas, con miedo, vergüenza  y culpabilidad constante. Este estado de vulnerabilidad expone a más abusos, porque la persona no se cree con derecho a ser respetada y valorada.

Beneficios de quererte

Las personas con amor propio tienden a tener más bienestar, autoestima y felicidad. No tienen miedo a expresar sus emociones y a conectar con sus vínculos. Gozan de mejor estabilidad emocional y se atreven a aventurarse y triunfar. Dan lo mejor que tienen sin que eso se convierta en una exigencia y sin una voz interna que teme y se amenaza a sí misma con el fracaso.

Si no tienes amor propio nunca serás suficiente para ti.

Su prioridad es crecer como personas y cuidar su salud (mental y física), permitiéndose hacer todo aquello que disfrutan. Aceptan sus imperfecciones, gestionan bien sus emociones, se responsabilizan y pueden poner límites.

Amor propio y relaciones

Hay una creencia que dice “si tú no te quieres quién te va a querer”. Es cierto que si tienes un problema de confianza esto influirá en tu relación contigo misma y con los demás, pero una persona puede ser amada incluso cuando ella misma no se quiere en ese momento. Muchas veces los demás pueden ver en ti lo que tú no ves.

No iniciamos una relación con todos nuestros problemas resueltos. Si se enfoca bien, una pareja es una oportunidad de crecimiento y de evolución en equipo. Lo que pasa al no tener amor propio, es que tendemos a depender de nuestra pareja y es más fácil que caigamos en una relación donde no nos valoran y hacen daño.

Recuerda que tú eres tu media naranja, el amor propio es el origen de todo tu amor.

Qué pasa si no tengo amor propio

Cómo cosechar mi amor propio

Los beneficios de conseguir tener amor propio suenan bien, ¿verdad? Requiere tiempo aprender cómo tener una buena autoestima y abrazarte con cariño, y quizá sea necesario acudir a terapia y dejarte acompañar por una profesional. De todos modos, aquí te dejamos algunos consejos para que inicies el camino.

Déjate cuidar

Tener amor propio no es ser autosuficiente siempre, también implica saber pedir ayuda y dejarse cuidar.  Además, ver cómo tus seres queridos te muestren su apoyo y calidez será muy beneficioso para reflexionar y ser consciente de que eres importante para las personas que te importan.

Reorganiza tus prioridades

Esto implica dos aspectos fundamentales:

  • Repítete que tu bienestar es primordial. No puedes dejarte al final de tu lista de prioridades o todas tus obligaciones pasarán por encima de ti.
  • Observa en tu entorno aquellas situaciones o personas que están tomando mucha energía de ti y destruyen tu amor propio. Valora un cambio y alejarte de esas fuentes de malestar.

Adapta tus exigencias

A veces esperar lo imposible de nosotras hace que sea más fácil atacarnos si las cosas no salen como planeábamos.

Ponte metas que puedas ir cumpliendo para sentir que avanzas. Hazlo a tu ritmo, aplaudiendo tus progresos. Aprovecha estos logros para dialogar contigo de forma constructiva y optimista.

Conócete

No dejes de escucharte ni de buscar quién eres, cuáles son tus virtudes y debilidades. ¿De qué punto partías? ¿Qué estás mejorando? ¿Qué te preocupa?

Quizá hasta ahora estabas criticándote y viendo como negativo algún aspecto de ti. Prueba a analizarlo, ¿quizá ves como una imperfección algo en ti que podría ser una habilidad? Tu ser está repleto de características y preciosas que puedes explorar. Dale la vuelta a lo que te pasa al no tener amor propio. Vive nuevas experiencias y observa lo estupenda que eres.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

Sus dos profesiones que le apasionan: intérprete de lengua de signos y psicóloga. Vegana y feminista por naturaleza, en continua formación y desaprendedora en sus ratos libres.

Deja un comentario