Trastorno por atracón: Qué es y tratamiento

Los trastornos de la conducta alimentaria cada vez son más prevalentes en la población, sobre todo en mujeres jóvenes. La mayoría de nosotros habremos escuchado hablar de la Anorexia o la Bulimia, pero encontramos otros Trastornos de la Conducta Alimentaria, como el trastorno por atracón.

¿Habías escuchado hablar de este trastorno? Hoy vamos a ver con más profundidad de qué se trata, cuáles son sus causas, consecuencias y como se enfoca el tratamiento.

Qué es el trastorno por atracón

El trastorno por atracón es un tipo de Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA), juntamente con la anorexia o la bulimia entre otros, que se caracteriza por la ingesta compulsiva y de grandes cantidades de alimentos en un espacio de tiempo reducido en comparación a la población general.

Características del trastorno por atracón

Durante el episodio de atracón la persona suele ingerir los alimentos a gran velocidad. Estos episodios de gran ingesta no se producen como consecuencia de que la persona tenga hambre, sino que suelen ser la respuesta a estados emocionales que generan malestar, como tristeza, ansiedad, estrés…

En el momento de la ingesta la persona siente una gran pérdida de control y se siente incapaz de parar de comer, incluso sintiendo que está llena y saciada. Después suelen aparecer sentimientos de culpa y vergüenza, por ello en general estos episodios se llevan a cabo a escondidas y se ocultan a las personas de su alrededor.

Trastorno por atracón vs. bulímia

Estos episodios de atracón también pueden estar presentes en la bulimia, otro trastorno de la conducta alimentaria. La diferencia entre la bulimia y el trastorno por atracón la encontramos en que, en el primer caso, después del atracón la persona suele llevar a cabo conductas compensatorias como el vómito, el uso de laxantes o diuréticos o realizar ejercicio físico de forma compulsiva, en cambio en el trastorno por atracón no se recurre a conductas compensatorias.

Artículos relacionados

Trastorno por atracón

Causas del trastorno por atracón

No hay una única causa que determine la aparición del trastorno por atracón, sino que la presencia de varis factores puede desencadenar o propiciar su desarrollo. Entre estos factores podemos encontrar:

Antecedentes familiares de trastorno de la conducta alimentaria

En ocasiones se observa que familiares cercanos también pueden haber sufrido un trastorno por atracón u otro tipo de trastorno de la conducta alimentaria.

Factores socioculturales

La presión social por tener que encajar en unos cánones de belleza irreales genera una gran influencia en el desarrollo de los trastornos de la conducta alimentaria. Desarrollarse en una sociedad donde se premian los cuerpos delgados, tersos, sin ningún tipo de arruga, celulitis o estrías genera una gran presión en las personas, sobre todo en adolescentes. Además, no solo se premia el cuerpo delgado, sino que se castigan todos aquellos otros cuerpos que se salen de este estándar establecido como aceptable, como si el cuerpo fuera el factor determinante para poder ser o no aceptado.

Dificultades de gestión emocional

No poseer las herramientas de gestión emocional necesarias puede hacer que la persona recurra a la alimentación para saciar su malestar.

Baja autoestima

Tener una autoimagen negativa y que este sea el único filtro a partir del cual la persona siente que tiene valor puede hacer que se desarrolle un trastorno por atracón.

Historia personal

Haber vivido situaciones de gran impacto emocional, como abusos, maltrato psicológico infantil o muertes cercanas, puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de un trastorno por atracón.

Consecuencias del trastorno por atracón

El trastorno por atracón tendrá diferentes consecuencias en la persona, tanto a nivel físico como psicológico.

En el plano físico podemos encontrarnos alteraciones a nivel digestivo, dolor de cabeza, articulaciones y músculos. También puede verse alterada la menstruación.

A nivel psicológico nos podemos encontrar con sintomatología ansiosa, bajo estado de ánimo, alteraciones en los patrones de sueño y consumo de sustancias. A de más, en el plano social, la persona con trastorno por atracón puede tender al aislamiento.

Tratamiento para el trastorno por atracón

El tratamiento del trastorno por atracón deberá de tener en cuenta todas aquellas áreas afectadas, como puede ser alimentación, pensamientos y conductas asociadas, así como las causas subyacentes al trastorno que han propiciado su aparición. De ese modo, será necesario el trabajo de un equipo multidisciplinar, incluyendo a otros profesionales como los nutricionistas.

Se deberá intervenir en:

  • Identificación y gestión de pensamientos: Incidir en los pensamientos asociados al episodio del atracón será un paso para intervenir y poder modificar la conducta de comer por otra más ajustada a la situación.
  • Identificación y gestión emocional: Emociones vivenciadas como desagradables pueden ser un detonante de los episodios de atracón.
  • Restableciomiento pautas nutricionales y relación con la alimentación: Las personas que han desarrollado un trastorno por atracón suelen tener una relación desadaptativa con la comida. Recurrien a ella para saciar un malestar a nivel interno. Será importante trabajar para cambiar esa visión y poder relacionarse con la comida desde otro punto más saludable, donde la persona pueda disfrutar del placer de comer todo tipo de alimentos sin tener la sensación de perder el control.

Además, hay sintomatología adicional que puede presentarse como, por ejemplo:

  • Ansiedad: Se deberá intervenir en la ansiedad. Se hará ayudando a la persona a entender qué es la ansiedad, cómo aparece, y cómo la podemos gestionar, por ejemplo, a través de ejercicios de relajación, autoinstrucciones, etc.
  • Autoestima: La autoestima puede ser una de las raíces de desarrollo de un trastorno por atracón, a la vez que puede haberse visto dañada por su desarrollo. Se intervendrá para promover una sana autoestima en la persona.
  • Relaciones interpersonales: En ocasiones se ha observado que las personas con diagnóstico de trastorno por atracón presentan dificultades en las relaciones interpersonales. Se puede dotar a la persona de herramientas para desarrollar las habilidades sociales necesarias para mejorar sus interacciones.

El tratamiento para el trastorno por atracón puede realizarse tanto en formato individual como en formato grupal. También se puede elaborar un plan de tratamiento que combine ambas modalidades.

La modalidad individual, terapia psicológica online permitirá a la persona tener el espacio para intervenir en aquellos factores personales y ajustar los recursos a sus necesidades. El tratamiento grupal, en cambio, va a permitir un espacio compartido con otras personas que estén experimentando la misma situación. Permitirá disminuir el sentimiento de soledad y adquirir conocimientos a partir de otras experiencias.

En algunos casos se puede requerir también intervenir a nivel farmacológico.

El trastorno por atracón, aunque no se le dé tanta voz como otros trastornos de la conducta alimentaria, también es prevalente en la población actual. Poder dotar a las personas de recursos para identificar el trastorno por atracón, ya sea en una misma o en personas del entorno, permitirá que quien lo necesite recurra a pedir la ayuda necesaria.

De ese modo podrá establecer unos hábitos saludables que promuevan una mejor salud mental. Espero que si te has sentido identificada puedas pedir la ayuda que necesitas, hay profesionales que pueden acompañarte en el proceso.

¿Nos compartes?
Ayuda a que el contenido llegue más lejos

¿Nos puntúas con 5 estrellas?

(Votos: 6 | Media: 4.7)

Hija, hermana, nieta, amiga… ah y también psicóloga sanitaria. Le apasiona comprender la esencia del ser humano, el modo en que nos relacionamos con los otros, y todavía le da más importancia a cómo nos relacionamos con una misma.

Deja un comentario